Los partos prematuros contribuyen a la creciente cantidad de muertes de bebés

Los partos prematuros contribuyen a la creciente cantidad de muertes de bebés

Más de 28,000 bebés fallecieron en 2005


COMPARTE ESTA NOTA

WHITE PLAINS, Nueva York, 29 de julio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los bebés nacidos con demasiada anticipación o demasiado pequeños son los que determinan la creciente proporción de muertes de bebés, según la nueva estadística dada a conocer hoy por el National Center for Health Statistics (Centro Nacional de Estadísticas de Salud — NCHS, según sus siglas en inglés).

Los bebés que fallecieron por causas relacionadas con su condición de ser prematuro fueron el 36.5 por ciento de los bebés fallecidos en 2005, un aumento en comparación con el 34.6 por ciento del 2000, según “Infant Mortality Statistics from the 2005 Period Linked Birth/Infant Death Data Set”, Vol. 57, No. 2, del National Vital Statistics Report (Informe sobre Estadísticas Vitales), dado a conocer hoy por el NCHS.

La tasa de mortalidad infantil del país subió un poco en 2005 hasta 6.9, de 6.8 por cada 1,000 nacimientos vivos en 2004, si bien el cambio no es estadísticamente importante, según el informe. Mientras que la tasa de mortalidad infantil decayó más del 9 por ciento entre 1995 y 2005, los cambios desde 2000 no han sido estadísticamente significativos.

“Esencialmente, no ha habido un aumento en la tasa de fallecimiento de bebés desde 2000, y el aumento en la proporción de bebés que mueren de causas relacionadas con ser prematuro es preocupante”, dijo Joann Petrini, PhD, directora del Centro de Datos Perinatales de March of Dimes. “Evitar los nacimientos prematuros es crucial para reducir la tasa de mortalidad infantil del país y para dar a cada bebé un comienzo saludable en la vida”.

Cada año, más de medio millón de bebés nace prematuro (con menos de 37 semanas de gestación), y quienes sobreviven enfrentan el riesgo de tener consecuencias de por vida en su salud, como problemas de respiración y alimentación, parálisis cerebral y problemas de aprendizaje.

Las tasas de mortalidad para bebés nacidos incluso unas semanas anticipadas o los prematuros de la última etapa de embarazo (entre 34 y 36 semanas de gestación), fueron tres veces las tasas de los bebés que habían nacido a término.

El informe de NCHS determinó que la tasa de mortalidad para bebés con un peso de nacimiento muy bajo (los que pesaban menos de 1,500 gramos ó 3 1/3 libras) no ha cambiado desde 2000, a pesar de la rápida mejoría entre 1983 y 2000. La tasa de mortalidad para este grupo fue 100 veces superior a la tasa para bebés con peso de nacimiento normal (de 2,500 gramos ó 5 1/2 libras, o más).

El peso bajo al nacer y el nacimiento prematuro son las principales causas de mortalidad infantil, y ambas tasas han crecido a ritmo constante desde mediados de los ochenta. El aumento de múltiples nacimientos por un mayor uso de tecnología de reproducción asistida y los aumentos en cesáreas e inducciones del trabajo de parto en bebés prematuros han contribuido al aumento.

March of Dimes mantiene su compromiso de evitar los nacimientos prematuros y ha ampliado su Campaña de Prematuros (Prematurity Campaign) a 10 años hasta 2020, y se ha comprometido a abordar los nacimientos prematuros a nivel global. La ampliación, anunciada en junio en la Surgeon General’s Conference on the Prevention of Preterm Birth (Conferencia sobre la Prevención de Nacimientos Prematuros del Cirujano General), apoya el plan de acción nacional creado durante la conferencia de dos días que abordó la creciente crisis del nacimiento prematuro.

March of Dimes es una importante organización sin fines de lucro para la salud de embarazadas y bebés. Con capítulos en todo el país, March of Dimes trabaja para mejorar la salud de los bebés previniendo las anomalías congénitas, partos prematuros y mortalidad infantil. Para obtener los últimos recursos e información, visite marchofdimes.com o nacersano.org. Para datos perinatales detallados nacionales, estatales y por condado visite, marchofdimes.com/peristats .

Los partos prematuros contribuyen a la creciente cantidad de muertes de bebés