Los productos de belleza y el cáncer: conozca la realidad

Los productos de belleza y el cáncer: conozca la realidad

Por el Instituto Nacional del Cáncer


COMPARTE ESTA NOTA

BETHESDA, Maryland, 12 de febrero de 2012 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ —
¿Se pinta usted el cabello o lo alisa? ¿Se pone usted lápiz labial antes de
ir a trabajar? ¿Se pinta las uñas? Muchas mujeres hispanas siguen una rutina
de belleza o tienen productos de belleza que usan con regularidad. ¿Ha
tenido alguna vez la preocupación de que quizás usted esté aumentando su
riesgo de cáncer? Antes de que sienta pánico y cancele su cita en el salón
de belleza, lea lo siguiente — es hora de examinar la realidad y la ficción
del cáncer relacionado con la belleza.

(Logo:

http://photos.prnewswire.com/prnh/20110316/MM66939LOGO
)


Tinte para el cabello:
Se calcula que más de un tercio de las
mujeres mayores de 18 años de edad, y que cerca de 10% de los hombres
mayores de 40 años de edad usan algún tipo de tinte para el cabello. Los
tintes para el cabello están llenos de compuestos químicos; 5000, para
ser precisos. Esto no ha escapado a la atención de los investigadores
del cáncer. Hace decenas de años, los investigadores comenzaron a
estudiar los compuestos químicos que se usan en los tintes para el
cabello. Descubrieron que las fórmulas primeras de los tintes contenían
compuestos químicos que podían causar cáncer en los animales. Como era
de esperar, los fabricantes de tintes cambiaron las fórmulas y
eliminaron algunos de esos compuestos químicos en Estados Unidos,
alrededor de los años 80. Debido a que un gran número de personas usan
tintes para el cabello, investigadores siguieron examinando si los
productos para teñir el cabello pueden aumentar el riesgo de cáncer en
los humanos.

De acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer (NCI), la
evidencia de riesgos mayores de cáncer por el uso de tintes modernos
para el cabello presenta limitaciones e inconsistencias. Algunos
estudios han indicado que las personas que usan tintes para el cabello
presentan un mayor riesgo de cánceres de vejiga y de seno, al igual que
de cánceres de sangre y de médula ósea (tales como, linfoma no Hodgkin y
leucemia), mientras que otros estudios no han mostrado tales resultados.
El Grupo de Trabajo de la Agencia Internacional para la Investigación de
Cáncer (IARC), basándose en su evaluación de la evidencia, concluyó que
el uso personal de dichos tintes “no está clasificado” como causante de
cáncer en los humanos. Por eso no está claro todavía si el uso personal
de tintes para el cabello puede aumentar su riesgo de cáncer. Si usted
desea aprender más sobre los tintes para el cabello y los riesgos para
la salud, el Centro de Información y Extensión, componente del Centro de
Salubridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la Administración de
Alimentos y Drogas de EE. UU. (FDA), ofrece información sobre los tintes
para el cabello y sobre las normas vigentes. Visite

http://www.fda.gov/Food/default.htm
  (término de búsqueda:
Tinte para el cabello).

Alisamiento del cabello: Si usted o
su estilista usa productos para suavizar o alisar el cabello, recuerde
que algunos de esos productos contienen formaldehido. Aunque el
formaldehido existe naturalmente y es usado también ampliamente en
muchos productos de consumo, este compuesto químico es un conocido
carcinógeno humano (sustancia que causa cáncer) y además puede causar
irritación y hacer que la piel se sensibilice. Las personas pueden estar
expuestas al formaldehido en el lugar de trabajo y en el hogar, pero las
concentraciones más altas se presentan en los sitios laborales en donde
se produce o se usa este compuesto químico. En un salón de belleza, la
concentración de formaldehido se eleva al aplicar los productos que lo
contienen, pero disminuye rápidamente a concentraciones bajas. Recuerde
que, aunque su riesgo de cáncer por dichos productos puede ser bajo,
tanto los tintes para el cabello como los productos para alisarlo
contienen compuestos químicos que pueden dañar su piel, su cabello o sus
ojos, especialmente si usted no tiene cuidado o no los usa como se
indica. Para informarse más sobre los riesgos a corto y a largo plazo
del formaldehido, visite
www.cancer.gov/espanol
(término de búsqueda: formaldehido).


Productos para las uñas:
Cuando vaya a hacerse una manicura y note
que la manicurista tiene puesta una máscara para el polvo, quizás se
pregunte si ese polvo no es malo para usted también. Los trabajadores de
los salones de manicura usan esas máscaras para minimizar la cantidad de
partículas de polvo que respiran al limar o al moldear uñas artificiales
esculpidas. El propósito de las máscaras es impedir la inhalación de
polvo, pero no protegen contra la inhalación de productos químicos. Los
productos profesionales para el cuidado de las uñas son típicamente
formulados para minimizar la exposición a compuestos químicos dañinos
que pueden causar efectos nocivos para la salud. Sin embargo, la
exposición excesiva puede resultar en irritación de la piel, en una
reacción alérgica o en una lesión grave de los ojos. Si usted trabaja en
un salón de manicura, es dueño de uno o simplemente quiere aprender más,
lea la publicación, en inglés,

Protecting the Health of Nail Salon Workers
, de la Agencia de
Protección Ambiental de EE. UU. (EPA). La publicación ayuda a los
trabajadores a que entiendan los ingredientes de los productos y sobre
cómo evitar la exposición excesiva a los que posiblemente presenten
riesgos de salud. Como con todo cosmético que puede ser dañino si se usa
incorrectamente, usted deberá leer con cuidado las etiquetas de los
productos para las uñas y prestar atención a cualquier advertencia. Pero,
con respecto al cáncer, que se sepa, no existe riesgo asociado con el
uso de productos para las uñas. Para leer información acerca de los
productos de manicura, visite www.fda.gov (término de búsqueda:
productos para las uñas).

Lápiz labial: Alguno de los
colores naturales que se usan en los lápices labiales contienen pequeñas
cantidades de plomo. De acuerdo al Programa Nacional de Toxicología (NTP)
del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de los Institutos
Nacionales de la Salud (NIH), el plomo y los productos de plomo se “consideran
razonablemente como carcinógenos humanos”. Sin embargo, la
Administración de Alimentos y Drogas (FDA) ha evaluado los posibles
perjuicios para los consumidores por el uso de lápices labiales que
contienen plomo y determinó que no existe motivo de preocupación debido
a que el lápiz labial es para uso local y se ingiere solo por accidente
y en cantidades pequeñas. Siempre use su lápiz labial como se indica y
mantenga los productos fuera del alcance de los niños. Visite
www.fda.gov, (término de búsqueda:
lápiz labial), para mayor información.

Con toda la cobertura de
los medios de comunicación que declaran que uno u otro producto pueden
causar cáncer, algunas veces puede ser difícil saber cuál es seguro o
dañino y qué es simple sensacionalismo. Una manera de minimizar el daño
y el temor causados por información errónea es identificar fuentes
confiables, tales como el Instituto Nacional del Cáncer (www.cancer.gov/espanol)
o la Administración de Alimentos y Drogas de EE. UU., y usarlas como
fuentes principales de su información de salud. Conocer la realidad es
una forma de mantener una rutina de belleza que luce bien por dentro y
por fuera.

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) ha hecho
aportes sustanciales a la investigación del sida desde el inicio de la
epidemia de sida y hoy en día apoya un amplio y sólido programa de
investigación en esta área. El NCI dirige el Programa Nacional del
Cáncer y el esfuerzo de los Institutos Nacionales de la Salud para
reducir drásticamente el gravamen del cáncer y mejorar las vidas de los
pacientes con cáncer y de sus familias, por medio de la investigación de
la prevención y de la biología del cáncer, de la creación de nuevas
intervenciones y de capacitar y proveer mentores a nuevos investigadores.
Para obtener más información sobre el cáncer, visite el sitio web del
NCI en

http://www.cancer.gov/espanol
o llame al Servicio de Información
sobre el Cáncer del NCI al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER). Hay más
artículos y videos en las series Líneas vitales adaptadas a culturas
diferentes en

www.cancer.gov/lifelines
.

FUENTE  National Cancer
Institute

Los productos de belleza y el cáncer: conozca la realidad