Los trabajadores denuncian conducta abusiva de ICE en la primera reunión nacional...

Los trabajadores denuncian conducta abusiva de ICE en la primera reunión nacional sobre mala conducta de ICE y las violaciones de los derechos constitucionales de la cuarta enmienda

Las redadas de diciembre sometieron millones de miembros de la UFCW y ciudadanos de Estados Unidos a la detención masiva y otros abusos de sus derechos constitucionales


COMPARTE ESTA NOTA

Omaha, NE–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–16 de agosto de 2007–Miembros de la Unión de Trabajadores Comerciales y de Alimentos (UFCW por sus siglas en inglés) se juntaron con grupos de la comunidad, lideres de los derechos civiles y activistas inmigrantes para condenar el abuso y la mala conducta por parte de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés). Por todo el país, los oficiales de ICE han utilizado la fuerza física injustificada para la detención ilegal de trabajadores en sus intentos a hacer cumplir con la política migratoria fracasada de los Estados Unidos.

La reunión nacional de hoy fue llevada a cabo para oír los testimonios de los trabajadores, muchos quienes fueron detenidos ilegalmente y contra su voluntad, a quienes se les negó el acceso a teléfonos, abogados y hasta el uso de los baños.

“La demostración excesiva de fuerza—conducta abusiva, y la indiferencia por los derechos y las familias de los trabajadores, suena más como algo de un país o una época lejana,” dijo el presidente de la UFCW Internacional Joe Hansen. “Desafortunadamente, ocurrieron en el centro de Estados Unidos durante nuestros tiempos. Sucedió a los trabajadores de Estados Unidos—nuestros hermanos y hermanas. Sucedió a nuestros compañeros americanos—los nativos y los inmigrantes.”

Durante las redadas, las familias, escuelas, y guarderías infantiles no pudieron ser contactadas para hacer planes para el cuidado de los niños de los trabajadores detenidos. Familias fueron divididas—sin saber dónde o cuándo tendrían la oportunidad de ver sus familiares desaparecidos.

“Nuestra unión se está levantando para hablar sobre los derechos constitucionales de nuestros miembros,” dijo Hansen. “Ellos fueron detenidos ilegalmente durante estas redadas de ICE. Hemos vencido por décadas en la lucha por los derechos de los trabajadores y no nos vamos a quedar callados mientras los agentes federales les niegan sus derechos constitucionales de la cuarta enmienda.”

La UFCW organizó la Reunión Nacional Sobre la Mala Conducta de ICE y las Violaciones de los Derechos Constitucionales de la Cuarta Enmienda de hoy para unir las voces por todo el país y para colectar las historias de los trabajadores que sufrieron durante las redadas de ICE, además de planear una trayectoria de acción para responder a estos acontecimientos.

“Cuando traté de ir a la cafetería durante la redada, los agentes de ICE me acusaron de haber intentado a escapar. Me detuvieron en esposas. Soy un ciudadano de Estados Unidos, nacido en Iowa. Mis padres viven en Mississippi. Mi gobierno me trató como un criminal y no hice nada malo. Sabía que estaban violando nuestros derechos. Lo que están haciendo en estas redadas es ilegal,” dijo Mike Graves, quien ha vivido en Estados Unidos toda su vida y trabaja en la planta de Swift and Company en Marshalltown, Iowa, y es un miembro de la UFCW Local 1149.

Más de 12,000 empacadores de carne fueron detenidos durante las redadas de ICE el 12 de diciembre del 2006. Desde entonces, muchos trabajadores en otras industrias han sido arrestados y detenidos contra su voluntad y se les negó contacto con sus familias en otras redadas subsiguientes. Millones de trabajadores quines son ciudadanos de Estados Unidos y residentes legales fueron afectados por estas redadas.

“Sólo unas pocas órdenes de detención que involucraron sólo una fracción del uno por ciento de los trabajadores detenidos durante las redadas fueron la justificación para la disrupción masiva del trabajo, familias y comunidad, además de la intimidación, miedo, y amenazas dirigidas a los trabajadores,” dijo Hansen.

“Los trabajadores fueron detenidos por agentes armados, acorralados y negados sistemáticamente sus derechos,” dijo Gabriela Flora, una organizadora en la región central del Project Voice of the American Friends Service Committee. “A los trabajadores se les negó el acceso a teléfonos, baños, y consejo legal. Los ciudadanos y residentes fueron privados de la oportunidad de salir a traer los documentos que confirmaban su estatus legal. Muchos no podían hacer planes para los niños y ancianos bajo su cuidado porque no podían hacer ningunas llamadas. La indiferencia hacia los derechos constitucionales de la cuarta enmienda representa el fracaso de una de las responsabilidades principales de nuestro gobierno.”

“Los políticos no pueden tener un doble discurso. No pueden continuar diciendo que nuestro sistema migratoria está quebrado y necesita ser reparado, y después insistir que se aplique la ley con medidas excesivas e ilegales que creen más problemas para todos—los trabajadores, las compañías, y las comunidades,” dijo Hansen.

La UFCW concluyó la reunión comunitaria nacional de hoy con la organización del “Grupo de Trabajo Nacional Sobre la Mala Conducta de ICE y la Violación de la Cuarta Enmienda Constitucional” designado para desarrollar une respuesta estratégica al incremento de las redadas por parte de ICE y otras acciones similares. El grupo documentará lo que pasó a los miembros de la unión durante las redadas, revelar el abuso y la mala conducta de ICE y presentar la evidencia al Congreso. El Grupo de Trabajo planea mostrar que las tácticas de ICE durante las redadas de diciembre del 2006 violaron las propias leyes del gobierno de Estados Unidos. El Grupo va a coleccionar otros testimonios de otros lugares de trabajo donde ocurrieron redadas, y exigirán que los altos oficiales del gobierno federal se hacen responsables.

“Trabajar no es un crimen. Los trabajadores no son criminales. Nuestros derechos constitucionales no se dejan en la puerta de la planta,” dijo el presidente Hansen. “Las historias de los trabajadores que fueron víctimas de las redadas tienen que ser escuchadas. Su experiencia debe servir como el fundamento de las audiencias del congreso. Nuestros oficiales electos tienen que hacer algo para proteger nuestros derechos constitucionales de la cuarta enmienda en el lugar de trabajo.”

Los trabajadores denuncian conducta abusiva de ICE en la primera reunión nacional sobre mala conducta de ICE y las violaciones de los derechos constitucionales de la cuarta enmienda