LULAC, en unión de otros promotores y defensores, exige la aprobación inmediata...

LULAC, en unión de otros promotores y defensores, exige la aprobación inmediata de la reautorización de la Ley de Derecho al Voto



COMPARTE ESTA NOTA

Washington, D.C.—(HISPANIC PR WIRE)–30 de junio de 2006–La Liga de Ciudadanos Hispanos Estadounidenses Unidos, (LULAC) conjuntamente con USHLI, The Raben Group, MALDEF, AARP Illinois y el Buró del Censo, se unieron en el día de hoy en una sola voz, para exigir al Congreso la reautorización de la Ley de Derecho al Voto:

“Exigimos la aprobación inmediata de este anteproyecto. Debemos presionar al Congreso para la renovación de la Ley de Derecho al Voto, un asunto pendiente desde hace mucho tiempo”, afirmó la Dra. Gabriela Lemus, directora de Política y Legislación de LULAC.

La Ley de Derecho al Voto (VRA) ha sido la puerta de acceso a la participación política plena para los hispanos y estadounidenses de origen asiático, como también lo ha sido para los afroamericanos.

“Ya es hora de poner fin a los exámenes de alfabetismo de la era moderna y devolver su potencial total a la Ley de Derecho al Voto, renovándola por otros 25 años”, afirmó Larry González, cabildero de The Raben Group para LCCR for Renewal.

“Un pequeño grupo de congresistas está intentando hacernos volver a aquellos tiempos en que los latinos no contaban con la protección federal para el votante”, aseguró Peter Zamora, abogado de MALDEF. “No podemos permitir que eso ocurra”.

Las tres secciones fundamentales de la VRA que dejarán de tener vigencia en el 2007, a menos que se reautoricen, son las siguientes:

— Sección 5 de la Ley, la cual exige a ciertas jurisdicciones la obtención de aprobación (o “pre-autorización”) del Departamento de Justicia de los Estados Unidos o la Corte Distrital de los Estados Unidos del Distrito de Columbia (D.C.) antes de poner en vigor cualquier cambio o práctica de votación, para garantizar que los mismos no haya discriminación.

— Sección 203 de la Ley, la cual exige a ciertas jurisdicciones que proporcionen ayuda bilingüe a los votantes en comunidades donde haya una concentración de ciudadanos con dominio limitado del inglés.

— Las porciones de las Secciones 6-9 de la Ley, las cuales autorizan al gobierno federal al envío de evaluadores y observadores federales de elecciones a ciertas jurisdicciones amparadas por la Sección 5, donde existan evidencias de intentos de intimidación a votantes de minorías en los colegios electorales.

La Liga de Ciudadanos Hispanos Estadounidenses Unidos (http://www.lulac.org) la organización mayor y más antigua de derechos civiles de los hispanos en los Estados Unidos, fomenta el progreso de las condiciones económicas, logros educacionales, influencia política, derechos civiles y de salud de los hispanos estadounidenses, mediante programas comunitarios que operan en más de 700 consejos de LULAC en todo el país.

Para más información acerca de la campaña de LULAC para la renovación de la Ley de Derecho al Voto, visite nuestro sitio Web, http://www.lulac.org.

LULAC, en unión de otros promotores y defensores, exige la aprobación inmediata de la reautorización de la Ley de Derecho al Voto