Más de 2 millones de niños con padres asegurados carecen de seguro;...

Más de 2 millones de niños con padres asegurados carecen de seguro; la mayoría tienen ingresos medios o bajos



COMPARTE ESTA NOTA

ROCKVILLE, Maryland, 21 de octubre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Unos 2.3 millones de niños por año, en su mayoría pertenecientes a familias de ingresos bajos a medios, carecen de cobertura de atención sanitaria para el pago de necesidades médicas preventivas o de otra índole, incluso si al menos uno de los padres está asegurado, según un nuevo estudio respaldado por la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) del HHS y el National Center for Research Resources (NCRR), parte de los National Institutes of Health del HHS.

El nuevo estudio, publicado en la edición en línea del JAMA correspondiente al 22/29 de octubre de 2008, es uno de los primeros en examinar las características de los niños sin seguro menores de 19 años de edad cuyos padres estuvieron asegurados todo el año. Estos niños constituyen la cuarta parte de la cantidad estimada de 9 millones de niños sin seguro en los Estados Unidos.

Los investigadores, conducidos por la Dra. Jennifer DeVoe, de la Oregon Health & Science University de Portland, estudiaron los datos nacionales correspondientes a 2002-2005 de la Encuesta sobre Panel de Gastos Médicos de la AHRQ, y encontraron que los niños pertenecientes a familias de ingresos bajos-medios, donde por lo menos uno de los padres tenía seguro médico, tenían más de dos veces más posibilidades de carecer de seguro en algún momento del año que los niños de características similares provenientes de familias de ingresos altos. También tenían un 73 por ciento más de probabilidades de carecer de seguro durante más de 6 meses. En 2005, una familia típica de cuatro personas de ingresos bajos ganaba en líneas generales entre $24,000 y $39,000, en tanto la familia típica de cuatro personas de ingresos altos superaba los $77,000 por año.

Los niños de familias de ingresos medios (los que ganan entre $39,000 y $77,000 por año para una familia típica de cuatro integrantes) tenían una posibilidad 48 por ciento superior de carecer de seguro en algún momento del año, con como mínimo un padre asegurado, en comparación con los niños de ingresos altos, y tenían una probabilidad 56 por ciento mayor de estar sin seguro durante más de 6 meses.

“Estos resultados se suman a nuestro entendimiento de las brechas en la cobertura de atención médica infantil”, comentó la directora de AHRQ, Dra. Carolyn M. Clancy. “Cuando los niños están asegurados, tienen un mejor acceso a una fuente regular de atención, lo que incluye servicios de salud preventivos.” La Dra. Clancy agregó que algunos de los niños de bajos ingresos sin seguro probablemente califican para recibir cobertura pública, pero es posible que sus padres no estén al tanto de dicha elegibilidad.

Los investigadores encontraron también lo siguiente:

— Los niños que vivían con un padre solo con seguro tenían dos veces más probabilidades de carecer de seguro en algún momento del año que los niños que vivían con dos personas casadas de las cuales al menos una estaba asegurada, y más de dos veces la probabilidad de tener una brecha de cobertura que se prolongara 6 meses o más.

— Los niños con por lo menos uno de los padres que no hubiera completado la escuela secundaria tenían un 44 por ciento más de probabilidades de carecer de seguro en algún momento del año que los niños cuyos padres o padre tuvieran título secundario, y tenían una probabilidad 87 por ciento superior de carecer de seguro por más de 6 meses.

— Los niños hispanos tenían una probabilidad 65 por ciento superior de carecer de seguro en algún momento del año, con un padre asegurado, que los niños blancos no hispanos, y una probabilidad 80 por ciento superior de carecer de seguro durante más de 6 meses.

— Los niños cuyos padres tenían Medicaid u otro seguro público tenían un 54 por ciento menos probabilidades de carecer de seguro en algún momento del año que los niños con padres con seguro privado, y un 59 por ciento menos de probabilidades de carecer de seguro por más de 6 meses.

— Los niños que vivían en el sur y los del oeste tenían una probabilidad mayor en un 70 y un 52 por ciento, respectivamente, de carecer de seguro en algún momento del año con un padre cubierto todo el año, en comparación con los niños que habitan en el noreste. También tenían una probabilidad 83 por ciento y 49 por ciento superior, respectivamente, de carecer de seguro por más de 6 meses.

El estudio fue patrocinado en parte por el Biostatistics Shared Resource de la Oregon Health & Science University y el Oregon Clinical Translational Research Institute, que forman parte de un consorcio nacional de Subsidios de Ciencia Clínica y Translacional financiado a través del National Center for Research Resources de los National Institutes of Health.

FUENTE Agency for Healthcare Research and Quality

Más de 2 millones de niños con padres asegurados carecen de seguro; la mayoría tienen ingresos medios o bajos