Medicamentos eficaces en la reducción del riesgo de cáncer de mama, pero...

Medicamentos eficaces en la reducción del riesgo de cáncer de mama, pero incrementan los efectos adversos, según nuevo informe



COMPARTE ESTA NOTA

ROCKVILLE, Maryland, 15 de septiembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Tres fármacos, entre ellos, el tamoxifeno, reducen las posibilidades de que la mujer contraiga cáncer de mama, pero cada uno de ellos acarrea diferentes daños potenciales propios, según un informe del Organismo para la Calidad y la Investigación de Asistencia Sanitaria (Agency for Healthcare Research and Quality, AHRQ) del Departamento de Servicios Humanos y de Salud de los Estados Unidos.

Los fármacos para reducir el riesgo de cáncer de mama pueden recetarse a mujeres con antecedentes familiares de dicha enfermedad u otros factores de riesgo, pero las prácticas de receta varían ampliamente. En el examen de eficacia comparativa se concluyó que los tres fármacos –el tamoxifeno, el raloxifeno y la tibolona– reducen significativamente el cáncer de mama invasivo en mujeres maduras o ancianas, pero esos beneficios y efectos adversos pueden variar en función del fármaco y del paciente.

“Tomar un medicamento para evitar el cáncer de mama en primer lugar es una noción atractiva, pero una decisión de ese tenor debe ser tomada por los pacientes luego de haber consultado a sus médicos, con beneficio de las mejores pruebas disponibles”, dijo la directora del AHRQ, Carolyn M. Clancy, M.D. “Estos fármacos no son necesariamente para todos. Este informe aclara en detalle sus ventajas y daños potenciales”.

El informe es el primero en realizar una comparación directa e integral de los fármacos, para que las mujeres y sus profesionales sanitarios puedan evaluar la eficacia potencial y los efectos adversos de las medicaciones. El informe compara el uso de los tres fármacos para reducir los riesgos de contraer cáncer de mama en mujeres que no han tenido esta enfermedad con anterioridad.

El cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer diagnosticado con mayor frecuencia en mujeres (luego del cáncer de piel), con más de 190,000 nuevos casos que se detectan cada año en los Estados Unidos. Se estima que causa más de 40,000 muertes por año. El Instituto Nacional del Cáncer calcula que alrededor del 15% de las mujeres nacidas hoy desarrollarán cáncer de mama en sus vidas. La mayoría de los casos de cáncer de mama se dan en mujeres sin otros factores de riesgo específicos más que la edad y el género, a pesar de que se asocian los antecedentes familiares de cáncer de mama y de ovarios con un mayor riesgo.

El tamoxifeno, un modulador receptor estrógeno selectivo (MRES), fue aprobado por la Administración de Fármacos y Alimentos estadounidense (FDA) en 1998 para prevenir el cáncer de mama en mujeres con alto riesgo de desarrollar la enfermedad. El uso del tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de mama es una práctica clínica aceptada, a pesar de que el fármaco se utiliza principalmente para el tratamiento en vez de ser utilizado para reducir el riesgo.

El informe del AHRQ comparó el tamoxifeno con otro MRES, el raloxifeno, que se usa principalmente para prevenir y tratar la osteoporosis y fue aprobado por la FDA para reducir el riesgo de cáncer de mama en el 2007. También se incluyó en el estudio un tercer fármaco, la tibolona, que no ha sido aprobada por la FDA para su uso en los Estados Unidos, pero que se usa habitualmente en otros países para tratar los síntomas menopáusicos y la osteoporosis.

El informe concluyó que los tres fármacos reducen la aparición del cáncer de mama, pero poseen varios efectos secundarios. Los efectos secundarios más frecuentes del tamoxifeno son la rubefacción y otros síntomas vasomotores (por ejemplo, sudor nocturno, ráfagas de calor), flujo vaginal y otros síntomas vaginales como picazón o sequedad; en el raloxifeno, los efectos secundarios incluyen síntomas vasomotores y calambre en pantorrillas; y, en la tibolona, los efectos secundarios incluyen la hemorragia vaginal.

El informe también concluyó que cada fármaco traía aparejado el riesgo de efectos adversos. Se descubrió que el tamoxifeno incrementa el riesgo de cáncer de endometrio, histerectomías y cataratas, en comparación con los otros fármacos. El tamoxifeno y el raloxifeno incrementan el riesgo de coágulos sanguíneos, aunque el riesgo inherente al tamoxifeno es mayor. La tibolona posee un riesgo aumentado de causar accidentes cerebrovasculares.

El informe también examinó la eficacia y los daños de los fármacos en base a factores como la edad, el estado menopáusico, el uso de estrógenos y los antecedentes familiares de cáncer de mama e intentó identificar los tipos de mujeres que podrían ser buenas candidatas para tratamientos preventivos, a pesar de que las pruebas son limitadas en esta área. El informe incluyó un llamado a más investigación para identificar con más claridad las características de los pacientes que se beneficiarían de estos fármacos, a la vez que sufrirían el menor daño.

El nuevo informe del AHRQ, Comparative Effectiveness of Medications to Reduce Risk of Primary Breast Cancer in Women (Eficacia comparativa de las medicaciones para reducir el riesgo de cáncer primario en mujeres), es el último análisis del Programa Sanitario Eficaz del organismo. Ese programa, autorizado por la Ley de Modernización y Mejora de Medicamentos de Venta con Receta de Medicare del 2003, representa una importante iniciativa a nivel federal de comparación de tratamientos alternativos para enfermedades y hacer públicos los resultados. El programa está orientado para ayudar a los pacientes, médicos, personal de enfermería y otros a elegir los tratamientos más eficaces. La información, incluido el nuevo informe, se puede encontrar en www.effectivehealthcare.ahrq.gov.

FUENTE Agency for Healthcare Research and Quality

Medicamentos eficaces en la reducción del riesgo de cáncer de mama, pero incrementan los efectos adversos, según nuevo informe