No olvides el mantenimiento del patio en las mejoras hogareñas de primavera

No olvides el mantenimiento del patio en las mejoras hogareñas de primavera



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–A la llegada de días más cálidos, numerosos dueños de casa se disponen a desempolvar sus herramientas y acometer mejoras en el hogar. Las labores pueden ser tan sencillas como una limpieza de primavera, o tan complejas como agrandar la vivienda. Pero hay una zona que no debe ignorarse a la hora de confeccionar la lista de asuntos pendientes en materia de mantenimiento exterior, especialmente el embellecimiento de patios y jardines. A continuación, algunos consejos para el cuidado del césped y el arbolado, cortesía de la Sociedad Internacional de Arboricultura.

Poda para favorecer la penetración de luz – Debe considerarse la poda para incrementar la penetración de la luz, teniendo en cuenta que usualmente no se trata de una solución permanente. Recuerda que los árboles tratarán de llenar el vacío dejado por la poda. Por esta razón, la regla de estricto cumpli-miento es no eliminar más de un cuarto del follaje de la copa del árbol en una sola sesión de poda. Si el árbol se despoja demasiado de ramas, se afectará, y probablemente producirá gran cantidad de brotes de hidratación (succionadores) en sus ramas, para compensar el follaje perdido. Este proceso echa por tierra el propósito de permitir mayor penetración de la luz. En este caso, sería beneficioso “elevar” la copa del árbol (elevación de la corona) para favorecer la penetración de la luz. Este proceso consiste en la eliminación de las ramas inferiores, una práctica que tolera la mayoría de las especies de árboles.

Control de raíces – Algunos árboles muestran propensión a formar raíces superficiales, las cuales pueden constituir un gran problema en el césped. Los dueños de casas siempre desean saber a qué extensión deben podar o eliminar raíces sin causar la muerte del árbol. Como las raíces cortadas tienden a retoñar, generalmente la poda radicular no es la solución. La recomendación de mantenimiento más simple es también la más importante.

Abono vegetal – La aplicación de abono vegetal o mulch en las zonas ocupadas por las raíces de los árboles es uno de los métodos más económicos y beneficiosos para mejorar la salud de la planta, y minimizar la competencia con el césped. El abono contribuye a la retención de la humedad de la tierra, modera su temperatura, y reduce la competencia de las malas hierbas. El abono orgánico puede contribuir al acondicionamiento del terreno, y aumentar la actividad microbiana. El abono se debe aplicar hasta formar una capa de 2 a 4 pulgadas de profundidad, pero no debe acumularse contra el tronco del árbol. En lo que concierne a los árboles, mientras mayor sea la zona abonada, mejor. Abona grupos de tres árboles juntos, y extiende la zona abonada lo más que puedas, dentro de lo que dicta la práctica.

Fertilización – Desde hace bastante tiempo existe una idea inexacta de que los árboles deben fertilizarse “hasta las raíces”. Esta suposición se asocia con el mito de que el sistema radicular del árbol es un reflejo subterráneo de la copa. Como la mayoría de las raíces absorbentes se encuentra realmente en las pulgadas de tierra superiores, no tiene sentido fertilizar a profundidad. Si estás fertilizando tu césped, y hay árboles compartiendo el mismo espacio, no es necesario que te dediques especialmente a la fertilización de los árboles. La clave en cualquier programa al respecto es fundamentar la aplicación de fertilizante a las necesidades de la planta en cuestión.

Cortadoras y bordeadoras – La mayoría de las personas no conoce el grado de daños que puede ocasionar el golpe de una cortadora o la acción de “azote” que trae consigo una bordeadora con hilo de nylon. La corteza del árbol sólo proporciona un grado determinado de protección contra estos aparatos. Los árboles jóvenes de corteza delgada pueden sufrir daños inmediatos. En el peor de los casos, el resultado es la muerte del árbol, y los que se salvan quedarán débiles y susceptibles. Además, los cortes y arañazos son puntos de entrada de enfermedades, así como de insectos que devoran la madera.

Tratamientos químicos – Los herbicidas, especialmente los exterminadores de malas hierbas de hojas anchas, se usan con frecuencia en patios y jardines. Sin embargo, es importante recordar que gran parte de los árboles cuenta con hojas anchas que podrían sufrir daños o morir si son expuestas a dosis suficientes de herbicidas. Los dueños de casas deben tener en cuenta que los fertilizantes weed and feed (que alimentan las plantas y exterminan las malas hierbas) pueden afectar a los árboles.

En pos del equilibrio – Los árboles y el césped pueden coexistir, e incluso prosperar, en un patio o jardín. Si entiende cómo unos pueden afectar al otro y viceversa, el dueño de casa puede modificar el ambiente y los procedimientos de mantenimiento, para optimizar las condiciones de crecimiento de ambos.

Una de las mejores maneras de garantizar que se toman decisiones inteligentes con respecto a los árboles, es autoeducarse en materia de principios básicos del cuidado de los árboles. La Sociedad Internacional de Arboricultura (ISA) ofrece información a los consumidores en cuanto al tema de los árboles en el sitio Web http://www.treesaregood.com. Si desea ponerse en contacto con el arboricultor certificado por ISA más cercano, visite el sitio Web http://www.isa-arbor.com.

No olvides el mantenimiento del patio en las mejoras hogareñas de primavera