Nueva investigación demuestra que las fatalidades por accidentes de automóvil aumentan a...

Nueva investigación demuestra que las fatalidades por accidentes de automóvil aumentan a partir de los 12 años de edad

Los investigadores ofrecen a los padres de familia 5 consejos clave para poder proteger a sus hijos de situaciones de manejo peligrosas


COMPARTE ESTA NOTA

Philadelphia, PA–(HISPANIC PR WIRE – PRNewswire)–3 de marzo de 2008–De acuerdo con una investigación publicada el día de hoy en la revista Archives of Pediatric and Adolescent Medicine (Archivos de Medicina de Pediatría y Adolescente), los niños de 12 a 16 años de edad que viajan como pasajeros, tienen mayor probabilidad de fallecer en un choque automovilístico que los niños de menor edad. Este riesgo aumenta año con año durante la adolescencia. Llevado a cabo como parte de una colaboración continua de investigaciones entre The Children’s Hospital of Philadelphia (CHOP según sus siglas en inglés) y State Farm Insurance Companies(R), la investigación ofrece consejos, basados en pruebas, para los padres de familia y para los políticos sobre cómo ayudar a proteger a este vulnerable grupo etario.

Los investigadores examinaron 45,560 choques en los que pasajeros de edades de 8- a 17- años estuvieron involucrados. Entre los años 2000 y 2005, 9,807 pasajeros de este grupo etario fallecieron en choques.

“Observamos claramente el punto de inflexión en las edades de 12 a 14 años, periodo durante el cual los niños pasajeros se vuelven mucho más propensos a fallecer en un choque, en contraste con sus semejantes menores”, dice Flaura Koplin-Winston, M.D., Ph.D., fundadora y codirectora científica del Center for Injury Research and Prevention (Centro para la Investigación y la Prevención de Lesiones) en CHOP. “Aún mucho antes de que hayan siquiera recibido un permiso de estudiante, estos niños comienzan a exhibir un patrón, el cual es muy similar a los altos índices de fallecimiento que vemos en los conductores adolescentes”.

De las casi 10,000 muertes de pasajeros que fueron estudiadas por los investigadores de CHOP, más de la mitad (54.4 por ciento) viajaban con un conductor menor de 20 años de edad; casi dos terceras partes de ellos no usaban cinturón de seguridad; y más de tres cuartas partes de los choques ocurrieron en carreteras con señalamientos de límite máximo de velocidad que sobrepasaban las 45-millas- por-hora. El alcohol también fue un factor en una quinta parte de los choques mortales. Investigaciones anteriores han demostrado que a medida que los niños llegan a la adolescencia, son más propensos a viajar en automóviles con conductores que no son sus padres, tales como compañeros de escuela, amigos o hermanos mayores.

Después de implementar medidas para controlar una variedad de factores, los investigadores descubrieron vaticinadores clave que plantean el mayor riesgo para los niños ya mayores que viajan como pasajeros. “Viajar con conductores menores de 16 años de edad, no usar cinturón de seguridad y viajar en carreteras de alta velocidad son los tres principales factores que contribuyen al fallecimiento de un niño mayor en un choque”, dice la Dra. Winston. “El conocer los riesgos puede ayudar a los padres de familia y a los adolescentes a tomar decisiones inteligentes acerca de cuáles viajes en automóvil son seguros y cuales deberían ser restringidos”.

“No podemos tolerar las muertes de adolescentes en choques y aceptarlas como si fueran accidentes al azar”, dice Laurette Stiles, vicepresidente de Recursos Estratégicos (Strategic Resources) de State Farm. “Estas muertes se pueden prevenir. Tenemos la esperanza de que adolescentes, padres de familia, y políticos, trabajarán conjuntamente para fomentar una cultura de pasajeros seguros e inteligentes, proporcionando orientación y subrayando los hábitos seguros al conducir durante los años de adolescencia”.

Investigadores de CHOP recomiendan estos consejos para ayudar a los padres de familia a proteger a sus hijos y evitar que se vean involucrados en una situación peligrosa al viajar en un automóvil:

1. Insista en cinturones de seguridad. Todos los pasajeros deben abrocharse el cinturón en cada viaje, siempre.

2. Sea un buen ejemplo. No conduzca en estado de embriaguez. Evite distracciones tales como los teléfonos celulares. Obedezca los señalamientos de velocidad.

3. Establezca reglas acerca de conductas seguras de los pasajeros. Hable de lo que es útil o lo que distrae al conductor.

4. Supervise los viajes de su hijo o hija. Sepa a dónde van, con quién, cómo van a llegar y a qué hora van a volver a casa.

5. Conozca y téngale confianza al conductor. No es prudente que su hijo o hija viaje con un adolescente quien tiene menos de un año de experiencia en conducir.

Además, la Dra. Winston dice que cambios a las pólizas y la aplicación de los mismos pueden ayudar a proteger a los conductores y pasajeros adolescentes. Leyes óptimas de licencia gradual de conducir (graduated driver licensing (GDL según sus siglas en ingles)) que enfaticen la prolongación de la etapa de aprendizaje desde los 16 años, al igual que restricciones de pasajeros y de conducción nocturna durante las etapas intermedias, pueden ayudar a disminuir los riesgos para los adolescentes. También se recomiendan leyes fundamentales de cinturones de seguridad (primary seat belt laws) para todos los ocupantes al menos hasta la edad de 18 años.

Para más información acerca de esta investigación y para encontrar consejos adicionales, los padres de familia pueden visitar http://www.chop.edu/youngdrivers para descargar una hoja de consejos de “Teaching Your Teen to Be a Smart Passenger” (‘Enseñando a su Adolescente a Ser un Pasajero Inteligente’).

Acerca del Children’s Hospital of Philadelphia

El hospital Children’s Hospital of Philadelphia se fundó en el año 1855, siendo el primer hospital de pediatría en el país. A lo largo de su compromiso de mucho tiempo para proveer un excelente cuidado al paciente, capacitar a las nuevas generaciones de profesionales de la salud y crear iniciativas muy importantes e innovadoras de investigación, el hospital Children’s Hospital ha fomentado numerosos descubrimientos que han beneficiado a la niñez del mundo entero. Su programa de investigación en pediatría se encuentra entre las más grandes en el país, ocupando el lugar número tres en el patrocinio de National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud). Además, sus programas de cuidados de la salud familiar y de servicios públicos han otorgado al hospital de 430 camas, el reconocimiento como el principal defensor de los niños y adolescentes. Para más información, visite la página http://www.chop.edu.

Acerca de State Farm

State Farm(R) asegura más vehículos y viviendas que cualquier otra compañía aseguradora en los EE.UU., es la aseguradora líder de embarcaciones, y también es una aseguradora líder en Canadá. Los 17,000 agentes y 68,000 empleados de State Farm sirven a más de 76 millones de pólizas de automóvil, vivienda, vida y salud en los Estados Unidos y Canadá y más de 1.7 millones de cuentas bancarias. State Farm Mutual Automobile Insurance Company es la compañía matriz de la familia de compañías de State Farm. State Farm está clasificada No. 31 en la lista de compañías más grandes de Fortune 500. Para más información, por favor visite statefarm.com(R), o en Canadá statefarm.ca(R).

Nueva investigación demuestra que las fatalidades por accidentes de automóvil aumentan a partir de los 12 años de edad