Nuevo estudio confirma la función de la vacuna contra la pertusis en...

Nuevo estudio confirma la función de la vacuna contra la pertusis en toda la familia para disminuir la enfermedad en los infantes

La mayoría de los infantes son infectados por miembros de sus propios hogares La vacuna Adacel (R) es la única vacuna de refuerzo disponible para la protección contra la pertusis tanto para adolescentes como para adultos de 11 a 64 años de edad en Estados Unidos


COMPARTE ESTA NOTA

Swiftwater, PA–(HISPANIC PR WIRE)–5 de abril de 2007–Un nuevo estudio publicado hoy en la edición de abril del Pediatric Infectious Disease Journal (Revista de Enfermedades Infecciosas Pediátricas) acerca de la transmisión de la pertusis, comúnmente conocida como tos convulsiva o tos ferina, halló que los miembros del hogar son la fuente del 71 al 82 por ciento de los casos entre los infantes para los que se pudo identificar la fuente (1). El estudio demuestra la importancia de la vacunación de las personas en contacto cercano con los infantes para disminuir el número de casos de pertusis en los infantes y potencialmente salvar vidas (1), (2).

El estudio, la primera evaluación simultánea de la pertusis en los infantes llevada a cabo en cuatro países (incluido Estados Unidos), fue dirigido por investigadores de la University of North Carolina, Chapel Hill (UNC-CH) (Universidad de Carolina del Norte) y respaldado por sanofi pasteur, el negocio de vacunas del Grupo sanofi-aventis. Este estudio fue llevado a cabo durante un período de 20 meses y halló que entre los infantes con pertusis para los que se pudo identificar la fuente, los padres fueron la fuente del 55 por ciento de los casos, seguida por los hermanos (16 por ciento), tíos y tías (10 por ciento), amigos y primos (10 por ciento), abuelos (6 por ciento), y proveedores de cuidados a tiempo parcial (2 por ciento) (1). En estudios anteriores, la identificación de la fuente de infección fue obstaculizada por datos incompletos de casos y análisis de laboratorio menos exhaustivo de los contactos.

La pertusis es una infección bacteriana altamente contagiosa. La enfermedad se propaga por medio de gotitas que se transmiten en el aire cuando una persona infectada tose o estornuda. Puede comenzar con síntomas similares a un leve resfrío o una tos seca que persiste y a la larga empeora. La persona contagiada puede verse y sentirse saludable entre los episodios de tos. Si se deja sin tratamiento, la pertusis puede propagarse durante varias semanas. Los recién nacidos que no han sido vacunados o totalmente vacunados contra la enfermedad corren un riesgo particular (3). Estos niños son más vulnerables a la pertusis aguda y enfrentan la posibilidad de complicaciones serias e incluso la muerte. De hecho, más del 90 por ciento de las muertes por pertusis han ocurrido en infantes (4).

“A medida que los casos de pertusis en grupos de todas las edades han estado aumentando, es importante saber cómo la enfermedad se propaga, sobre todo en los infantes que son demasiado jóvenes para vacunarse, de manera que se puedan tomar medidas para prevenir las infecciones en estos infantes vulnerables y potencialmente salvar sus vidas,” dijo la Dra. Annelies Van Rie, profesora asistente de epidemiología en la UNC School of Public Health. “Es preocupante saber que con frecuencia los bebés son infectados con pertusis por los miembros de su propia familia, que generalmente desconocen que ellos mismos padecen la enfermedad.”

El número de casos reportados de pertusis ha estado aumentando en todo Estados Unidos, acentuando la preocupación en las comunidades de salud pública y medicina. Esto se debe en parte a que la inmunidad de las vacunas contra la pertusis aplicadas en la niñez temprana desaparece con el tiempo, dejando a los adultos y adolescentes susceptibles a la enfermedad. Los datos más actualizados de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) indican que el número de casos de pertusis aumentó entre los años 1980 y 2005 (4). Mientras el número de casos aumentó en los grupos etarios, los reportes de pertusis aumentaron drásticamente entre los adolescentes y adultos. La mayoría de los adolescentes y adultos no son diagnosticados con pertusis debido a que a menudo tienen una enfermedad más leve.

El Comité Consultivo sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC ahora recomienda que los adultos y adolescentes se apliquen una vacuna de refuerzo contra el tétano-difteria-pertusis (Tdap) en lugar de la vacuna de refuerzo contra el tétano-difteria (Td) a fin para reducir la carga de la pertusis en este país (5). Desde 2005, la vacuna Adacel ofrece protección contra la pertusis para individuos de 11 a 64 años de edad, y es actualmente la única vacuna de refuerzo contra la pertusis tanto para adolescentes como para adultos en Estados Unidos.

“Las investigaciones en curso, tales como este estudio, demuestran que los adolescentes y los adultos pueden transmitir la pertusis a los niños y que la vacuna contra la pertusis, además de tener efecto en su propia salud, también puede proteger a los infantes contra la pertusis”, dijo la Dra. Van Rie. “Todas aquellas personas que tienen infantes en sus hogares o que han estado en contacto con niños en su trabajo deben vacunarse contra la pertusis.”

Acerca de la vacuna Adacel

La vacuna Adacel es la primera vacuna de refuerzo en abordar la protección contra la pertusis a través de un amplio rango de edades (desde los 11 a 64 años) y la primera y única vacuna de refuerzo autorizada para adultos en Estados Unidos. La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) la licenció el 10 de junio de 2005. La vacuna Adacel se administra en una sola dosis de 0.5mL por inyección intramuscular. Es similar a DAPTACEL (R) (Toxoides de Difteria y Tétano y Vacuna de Pertusis Acelular Absorbida), una vacuna contra la difteria, tétano y pertusis utilizada para proteger a los infantes y niños jóvenes debido a que también se basa en la vacuna contra la pertusis de 5 antígenos de sanofi pasteur. En estudios clínicos, la vacuna DAPTACEL demostró que ofrece una eficacia del 85 por ciento contra la pertusis aguda (tos que se prolonga por 21 días o más) y una eficacia del 78 por ciento contra la pertusis de cualquier gravedad.

Información de seguridad importante

Existen riesgos asociados con todo tipo de vacuna. Los eventos adversos más comunes en el sitio de la inyección incluyen dolor, eritema e hinchazón. Los eventos adversos sistémicos más comunes incluyen dolores de cabeza y corporales, cansancio y fiebre. La vacuna Adacel está contraindicada para personas con hipersensibilidad sistemática a cualquier componente de la vacuna o una reacción que amenaza la vida tras una previa administración de la vacuna o de una vacuna que contenga las mismas sustancias. Debido a la incertidumbre en cuanto a qué componente de la vacuna puede ser el responsable, no se debe aplicar ninguna vacuna adicional con los componentes contra la difteria, tétano o pertusis encontrados en la vacuna Adacel. Debido a que cualquier inyección intramuscular puede causar un hematoma en el lugar de la inyección, la vacuna Adacel no se debe aplicar a personas que padezcan cualquier desorden de sangrado, tales como hemofilia o trombocitopenia, ni a personas con terapia anticoagulante, a menos que los riesgos potenciales claramente superen el riesgo de la administración. Si se toma la decisión de administrar la vacuna ADACEL a tales personas, se debe aplicar con prudencia, tomando los pasos debidos para evitar el riesgo de la formación de hematomas después de la inyección.

Para obtener información completa de prescripción, consulte el encarte del paquete de la vacuna Adacel en, http://www.adacelvaccine.com. Para información sobre dónde obtener la vacuna Adacel, visite http://www.adacel-locator.com.

Acerca de sanofi-aventis

Sanofi-aventis es una de las empresas líderes mundiales en el sector farmacéutico, clasificada primera en Europa. Respaldada por una organización de investigación y desarrollo de clase mundial, sanofi-aventis ocupa posiciones líderes en siete principales sectores terapéuticos: cardiovascular, trombosis, oncología, enfermedades metabólicas, sistema nervioso central, medicina interna y vacunas. Sanofi-aventis cotiza en las bolsas de París (EURONEXT: SAN) y Nueva York (NYSE: SNY).

Sanofi pasteur, el negocio de vacunas del Grupo sanofi-aventis, vendió más de mil millones de dosis de vacunas en 2005, lo que hace posible la protección de más de 500 millones de personas en todo el mundo. La compañía ofrece la gama más amplia de vacunas, ofreciendo protección contra 20 enfermedades bacterianas y virales. Para obtener mayor información, visite http://www.sanofipasteur.com.

Declaraciones de previsión

Este comunicado de prensa contiene declaraciones de previsión según se definen en la Ley de Reforma de Litigios de Valores Privados de 1995. Las declaraciones de previsión son declaraciones que no constituyen hechos históricos. Tales declaraciones incluyen proyecciones y estimados financieros y sus suposiciones fundamentales, declaraciones relacionadas con planes, objetivos y expectativas con relación a eventos futuros, operaciones, productos y servicios, y las declaraciones con respecto al rendimiento futuro. Las declaraciones de previsión en general se identifican por el uso de palabras como “espera”, “anticipa”, “cree”, “se propone”, “estima”, “planea” y expresiones similares. Aunque la gerencia de sanofi-aventis considera que las expectativas reflejadas en tales declaraciones de previsión son razonables, los inversionistas quedan advertidos de que la información y declaraciones prospectivas están sujetas a diversos riesgos e incertidumbres, muchos de los cuales resultan difíciles de predecir y generalmente están fuera del control de sanofi-aventis, que pudieran causar que los emprendimientos y resultados reales difieran de manera sustancial de los expresados, sugeridos o proyectados en la información y declaraciones prospectivas. Dichos riesgos e incertidumbres incluyen aquellos abarcados o identificados en los informes públicos presentados por sanofi-aventis ante la SEC y la AMF, incluyendo aquellos bajo los títulos “Factores de Riesgo” y “Declaraciones Preventivas con Relación a las Declaraciones de Previsión” en el informe anual de sanofi-aventis en el Formulario 20-F para el año que finalizó el 31 de diciembre de 2005. Salvo que lo exija la ley aplicable, sanofi-aventis no asume ninguna obligación de actualizar o revisar ninguna declaración o información prospectiva.

Material de vídeo disponible llamando a Robyn Finker al (212) 468-3879.

(1) Van Rie A. Transmisión de pertusis Bordetella a bebés y niños pequeños (Transmission of Bordetella pertussis to young infants). Pediatr Infect Dis J. Abril de 2007.

(2) Vitek CR, Pascual FB, Baughman AL, Murphy TV. Aumento en las muertes causadas por pertusis entre los bebés en Estados Unidos en los años 1990s (Increase in deaths from pertussis among young infants in the United States in the 1990’s). Pediatr Infect Dis J. 2003;22:628-34.

(3) CDC. Brotes de pertusis asociados con hospitales (Outbreaks of Pertussis Associated with Hospitals), Kentucky, Pensilvania y Oregon, 2003. MMWR. 2004;54(3):67-71.

(4) Centers for Disease Control and Prevention (CDC). División de enfermedades bacterianas y micóticas. Información sobre la enfermedad de pertusis (Division of Bacterial and Mycotic Diseases. Pertussis Disease Information). Disponible en: http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/pertussis_t.htm. Visualizado el 9 de febrero de 2007.

(5) CDC. Prevención de Tétano, Difteria y Pertusis entre los adultos: Uso de Toxoide Tetánico, Toxoide de Difteria Reducida y Vacuna de Pertusis Acelular (Preventing Tetanus, Diphtheria, and Pertussis Among Adults: Use of Tetanus Toxoid, Reduced Diphtheria Toxoid and Acellular Pertussis Vaccine). MMWR 2006;55 (No. RR-17):1-37 Disponible en: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr5517a1.htm. Visualizado el 12 de febrero de 2007.

Nuevo estudio confirma la función de la vacuna contra la pertusis en toda la familia para disminuir la enfermedad en los infantes