Nuevo estudio integral de los proveedores de cuidados hispanos en los Estados...

Nuevo estudio integral de los proveedores de cuidados hispanos en los Estados Unidos descubre que uno de cada tres hogares hispanos tiene un familiar que cuida a un ser querido adulto

El 41 por ciento de los proveedores de cuidados hispanos tuvo que hacer cambios en sus trabajos, incluso en la crisis económica actual, por cuidar a un ser querido


COMPARTE ESTA NOTA

MINNEAPOLIS, 17 de noviembre /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Un estudio publicado hoy por la organización Evercare(R) de UnitedHealth Group y la National Alliance for Caregiving (NAC) descubrió que más de una tercera parte de los hogares hispanos (36 por ciento) tiene por lo menos a un miembro de la familia que cuida a un ser querido adulto: un porcentaje mayor al de todos los hogares en los Estados Unidos, de 21 por ciento, según el Estudio de Evercare(R) sobre la provisión de cuidados de hispanos en los Estados Unidos (Evercare Study of Hispanic Caregiving in the U.S.). El estudio — el examen más grande y detallado de los proveedores de cuidados hispanos — también reveló que la provisión de cuidados causaba grandes cambios en la situación de trabajo de los hispanos, lo cual podría tener consecuencias personales considerables ante la crisis fiscal que ocurre actualmente en los Estados Unidos. Además, el peso emocional y físico de cuidar a alguien también puede tener un impacto en las economías locales y la nacional, puesto que más de ocho millones de hispanos en todo el país se encargan de cuidar a sus seres queridos.

Los participantes del estudio indicaron que necesitaban herramientas y recursos adicionales — en español — para ayudarles a cuidar a sus seres queridos. El 73 por ciento de los proveedores de cuidados hispanos considera que es de suma o moderada importancia recibir información de provisión de cuidados en español, de los cuales un 56 por ciento indica que es algo muy importante. El 80 por ciento de los proveedores de cuidados hispanos indicó que sería útil contar con sesiones de entrenamiento que les enseñara a proveer cuidados; y más de 7 de cada 10 consideran que sería útil recibir entrenamiento por Internet sobre la provisión de cuidados.

Evercare, un líder en la lucha contra las enfermedades crónicas, se dedica a proveer servicios de administración de tratamiento médico y cuidados preventivos para los millones de personas en los Estados Unidos que padecen de enfermedades avanzadas o crónicas, tales como la diabetes, la enfermedad cardiaca y la enfermedad de Alzheimer. A través de los planes de salud de Evercare, los proveedores de cuidados de la familia forman parte de un equipo de cuidados primarios dirigido por profesionales médicos y gerentes de cuidados que ayudan a coordinar los servicios y guían a los miembros para que mejoren sus resultados de salud y vivan en sus hogares todo el tiempo que sea posible. Además, hay más de 500,000 proveedores de cuidados con acceso a Evercare(TM) Solutions for Caregivers, un programa de servicios y apoyo para proveedores de cuidados que se ofrece a través de compañías empleadoras en todo el país o se puede adquirir de forma privada haciendo los pagos correspondientes.

“Los proveedores de cuidados forman una parte esencial de nuestro sistema de servicios médicos, pero muchas veces necesitan entrenamiento y apoyo adicional para poder desempeñar el papel tan importante que juegan,” señala Ana Fuentevilla, directora médica del Equipo de Apoyo Nacional de Evercare y Ovations. “Comprender las necesidades y aspectos culturales específicos de los proveedores de cuidados en la comunidad hispana es un elemento importante cuando diseñamos los planes y servicios específicos de tratamientos médicos para nuestros miembros. A través de programas tales como el programa de soluciones para proveedores de cuidados Evercare Solutions for Caregivers, podemos ayudar a estas personas a mantenerse sanas y seguir trabajando”.

Impacto de la provisión de cuidados en el trabajo

La provisión de cuidados ha causado cambios grandes en la situación laboral. El estudio descubrió que más de 4 de cada 10 proveedores de cuidados hispanos (41 por ciento) han tenido que cambiar su situación de trabajo ya sea recortando horas, cambiando de trabajo, dejando de trabajar por completo o tomando un permiso de ausencia. Esto se compara con un 29 por ciento de los proveedores de cuidados que no son de origen hispano.

De hecho, dos terceras partes de los hispanos tenían un trabajo en algún punto mientras cuidaban a alguien (66 por ciento), mientras que ahora sólo el 52 por ciento está trabajando: una reducción de 14 puntos porcentuales. Aunque una proporción considerable de los proveedores de cuidados hispanos han hecho cambios grandes en sus trabajos a raíz de la necesidad de cuidar a un ser querido, lo cual nos podría hacer pensar que se sienten menos satisfechos con el equilibrio en sus vidas de proveer cuidados y trabajar, en realidad se sienten mucho más satisfechos que los proveedores de cuidados que no son de origen hispano. Casi la mitad de los proveedores de cuidados hispanos (47 por ciento) indicó que se sentían muy satisfechos con el equilibrio que tenían entre el hogar y el trabajo, en comparación con el 36 por ciento de los proveedores de cuidados que no eran de origen hispano.

La provisión de cuidados para pacientes diabéticos es la más alta

El estudio descubrió que la diabetes que afecta a un ser querido es la enfermedad principal por la que los hispanos comienzan a cuidar a alguien; lo cual representa el doble de la cantidad de personas que indicó que la razón principal que afectaba a algún ser querido era la vejez, el cáncer o la artritis. La preocupación de la diabetes en la población hispana aumenta cada vez más. Una encuesta de exámenes nacionales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indicó que los mexicano-americanos tenían casi el doble de probabilidad de que un médico los diagnosticara con diabetes y también un 50 por ciento de mayor probabilidad de morir a causa de la misma enfermedad, en comparación con personas blancas que no son de origen hispano. Además, el estudio de Evercare y NAC descubrió que el 23 por ciento de los hispanos indicó que su ser querido también padecía de Alzheimer o algún tipo relacionado de demencia senil.

La bendición y la carga de la provisión de cuidados

El estudio de Evercare y NAC reveló que los hispanos invierten 17% más tiempo en la provisión de cuidados: 37 horas por semana, en comparación con 31 horas por semana de las personas que no son de origen hispano. Los proveedores de cuidados hispanos además se encargan de actividades más agotadoras en el cuidado de sus seres queridos que los proveedores de cuidados que no son de origen hispano. De hecho, los proveedores de cuidados hispanos se encargan de un 17 por ciento más de las actividades de la vida diaria — bañar, alimentar y otros cuidados personales — que las personas que no son de origen hispano.

Sin embargo, aunque los hispanos se encargan de proveer más cuidados, más de la mitad indicó que sentía poco o nada de estrés al cuidar a un ser querido. De hecho, un número considerable (35 por ciento) indicó que la provisión de cuidados no resultaba ser estresante; en comparación con un 22 por ciento de proveedores de cuidados que no son de origen hispano que reportaron lo mismo. Este es un descubrimiento cultural importante, pues más de 4 de cada 10 proveedores de cuidados hispanos indicaron vivir con el ser querido que cuidan (en comparación con más 3 de cada 10 proveedores de cuidados que no son de origen hispano y que son co-residentes), una situación que, según estudios anteriores, generalmente aumenta los niveles de estrés para las personas que proveen los cuidados.

Más proveedores de cuidados hispanos entran en el perfil de la “generación del sándwich”

Un número considerable de proveedores de cuidados hispanos (26 por ciento) cuida a dos seres queridos adultos al mismo tiempo. Además, entre los hispanos, muchas veces es la mujer la que cuida a otra mujer adulta, al mismo tiempo que cuida a niños menores de 18 años: el clásico perfil de la “generación del sándwich”. De hecho, en la comunidad hispana, el 53 por ciento se encuentra en la “generación del sándwich”, en comparación con sólo un 34 por ciento de proveedores de cuidados que no son de origen hispano. Los proveedores de cuidados hispanos son en su gran mayoría mujeres (74 por ciento), y además son más jóvenes que los proveedores de cuidados que no son de origen hispano (en promedio 43 años de edad en comparación con 49 años para los que no son de origen hispano).

Descubrimientos culturales en los proveedores de cuidados hispanos

El estudio de Evercare y NAC reveló que el 84 por ciento de los proveedores de cuidados hispanos considera que su papel es una obligación familiar o un honor que forma parte de su legado cultural. Además, el 70 por ciento considera que sería vergonzoso para su familia no aceptar la responsabilidad de cuidar a un ser querido, en comparación con un 60 por ciento de las personas que no son de origen hispano. La religión también juega su parte en la provisión de cuidados de los hispanos: el 93 por ciento indicó que la religión les ayuda a enfrentar su labor de cuidados, y el 83 por ciento de los proveedores de cuidados que no son de origen hispano estuvieron de acuerdo.

“Hemos visto una enorme explosión en la atención de los medios y la política en los temas de provisión de cuidados de la familia,” indicó Gail Hunt, presidenta y CEO de la National Alliance for Caregiving. “Quisiera pensar que, a raíz de los resultados de este estudio de Evercare y la NAC, hagamos más que simplemente darnos cuenta de que existen proveedores de cuidados hispanos que necesitan servicios, para poder crear los servicios que necesitan. Dos de los servicios que la NAC considera importantes son la asistencia temporal y las evaluaciones de los proveedores de cuidados, para ayudarles a los miembros de la familia a comprender sus propias necesidades y las de sus seres queridos”.

Acerca del estudio y la metodología:

El reporte se basa principalmente en entrevistas por teléfono de 20 minutos o más con 1,007 proveedores de cuidados de familias hispanas y 209 proveedores de cuidados que no son de origen hispano. El estudio fue dirigido por Mathew Greenwald and Associates Inc., en agosto y septiembre de 2008. Los participantes tuvieron la opción de realizar la entrevista en inglés o español, y la mayoría escogió el español. Además, se llevaron a cabo cinco grupos de enfoque con proveedores de cuidados hispanos antes de la encuesta en Miami, Houston y Los Ángeles. Linda Naiditch se encargó de la administración del estudio.

La “definición” de proveedor de cuidados de la familia es: una persona mayor de 18 años de edad que haya cuidado, sin recibir pago a cambio, a un familiar o amigo mayor de 18 años durante los 12 meses anteriores. El proveedor de cuidados tiene que haber reportado que ayudó por lo menos en una actividad de la vida diaria (tales como bañar, vestir, alimentar, ayudar a ir al baño, etc.) o una actividad esencial para el diario vivir (tales como dar medicamentos, comprar comida, transporte a ver al médico, manejo de finanzas, etc.).

En el estudio cuantitativo, se localizó a los proveedores de cuidados hispanos mediante una muestra nacional basada en apellidos hispanos y muestras al azar en ubicaciones geográficas con alta concentración de hispanos. Los proveedores de cuidados que no son de origen hispano se localizaron mediante una muestra al azar en todo el país. El cuestionario fue diseñado para repetir algunas de las preguntas que se habían hecho en estudios nacionales anteriores y para explorar nuevas áreas.

El margen de error para los proveedores de cuidados hispanos es de más o menos aproximadamente tres puntos porcentuales, con un nivel de confianza del 95 por ciento; lo cual significa que 95 de cada 100 veces, una diferencia de más de tres puntos porcentuales no habría ocurrido por casualidad. Para los proveedores de cuidados que no son de origen hispano, el margen de error es de más o menos aproximadamente siete puntos porcentuales, con un nivel de confianza del 95 por ciento.

Se llevaron a cabo cinco grupos de enfoque del 11 al 13 de marzo de 2008: dos en Miami, uno en Houston y dos en Los Ángeles. Todos los participantes eran proveedores de cuidados de familias hispanas, que invertían por lo menos cuatro horas por semana cuidando a alguien; sin embargo, muchos invertían por lo menos 15 horas a la semana como proveedores de cuidados. Se reclutaron de forma que representaran una mezcla de edades y niveles de ingresos, además de tener diferentes relaciones con la persona que recibía los cuidados. Todos los participantes tenían excelente manejo de español, y muchos de ellos también hablaban inglés. Con la excepción de un grupo, todos los demás se realizaron en español. Las discusiones se enfocaban principalmente en evaluar las necesidades de los proveedores de cuidados hispanos, en determinar la forma en que generalmente obtienen información y en aprender la mejor forma de llegar a ellos con información pertinente a la provisión de cuidados. Se exploraron preguntas en situaciones individuales de provisión de cuidados, sus grupos sociales y de información habituales, las fuentes de información en las que confiaban para temas de salud y provisión de cuidados, y las necesidades que tenían de servicios.

Acerca de Evercare

Evercare es uno de los programas de coordinación de servicios médicos más grandes de la nación para personas que sufren enfermedades crónicas o avanzadas, de edad avanzada o con incapacidades. Fundado en 1987, Evercare le ofrece servicios a más de 350,000 personas en todo el país a través de Medicare, Medicaid y otros planes privados de seguro médico, programas y servicios residenciales, que van desde planes de salud para personas en la comunidad y en instituciones de enfermería altamente capacitadas, hasta el apoyo para los proveedores de cuidados y los servicios en hospicios. Las ofertas de Evercare están diseñadas para mejorar la salud y la independencia; y, en el mundo complejo de los servicios médicos, para hacer que sea más fácil conseguir cuidados médicos.

Evercare es parte de Ovations, una división de UnitedHealth Group (NYSE: UNH), dedicado a las necesidades de atención médica de los residentes de los Estados Unidos mayores de 50 años. Para obtener mayor información, sírvase visitar: http://www.aboutEvercare.com; en español: http://www.PlanesdeSaludEvercare.com.

Acerca de National Alliance for Caregiving

Fundada en 1996, la National Alliance for Caregiving es una coalición sin fines de lucro de más de 40 organizaciones nacionales que se enfocan en aspectos de provisión de cuidados en familia durante todo el ciclo de vida humano. La NAC se formó para llevar a cabo investigaciones, realizar análisis político, desarrollar programas nacionales e incrementar la concientización pública de los temas de provisión de cuidados de la familia. La NAC también trabaja en el fortalecimiento de coaliciones estatales y locales de provisión de cuidados y con otras alianzas internacionales de provisión de cuidados. La misión de la NAC es convertirse en el principal recurso nacional en la provisión de cuidados de la familia y su meta es mejorar la calidad de vida de las familias y los pacientes, a través de su reconocimiento de la importancia social y económica de las contribuciones que hacen los proveedores de cuidados para mantener el bienestar de las personas bajo su cuidado.

Para mayor información sobre la NAC, visite http://www.caregiving.org.

FUENTE Evercare

Nuevo estudio integral de los proveedores de cuidados hispanos en los Estados Unidos descubre que uno de cada tres hogares hispanos tiene un familiar que cuida a un ser querido adulto