Nuevo estudio muestra que los barrios tienen mucha influencia en la salud...

Nuevo estudio muestra que los barrios tienen mucha influencia en la salud de los niños varones y hombres jóvenes afroamericanos y latinos

Las comunidades sin buenas condiciones de salud contribuyen directamente a que los niños varones afroamericanos y latinos sufran de peor salud que sus pares blancos; los investigadores señalan la importancia de soluciones exhaustivas basadas en la comunidad


COMPARTE ESTA NOTA

OAKLAND, California, 30 de junio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Un nuevo estudio financiado por The California Endowment muestra que los niños varones y hombres jóvenes afroamericanos y latinos son mucho más propensos a sufrir de mala salud que los niños varones y hombres jóvenes blancos. La mayoría de estas disparidades de la salud proviene directamente de los barrios donde éstos se crían y viven.

Para mejorar las consecuencias de la salud para estos niños y hombres jóvenes, los investigadores sugieren que se adopten soluciones basadas en sistemas a nivel comunitario.

“No es cuestión sólo de una mayor incidencia de niños varones afroamericanos y latinos viviendo en la pobreza”, recalcó Susan Eaton, Directora de Investigaciones del Charles Hamilton Houston Institute de la Facultad de Derecho de Harvard University. “Sino que la pobreza es por lo general más recia para los niños afroamericanos y latinos”.

La investigación del Houston Institute analizó la manera en que los barrios crean y agravan la mala salud para los afroamericanos y latinos que en ellos viven y estudian.

La RAND Corporation examinó las disparidades raciales y étnicas para los niños varones y hombres de color. Mientras que los niños y hombres jóvenes suelen sufrir de peor salud que las jovenes, RAND encontró que las consecuencias sociales y de la salud entre los niños varones y hombres jóvenes de color son mucho mas peores que entre los niños varones y hombres jóvenes blancos.

Por ejemplo, los niños varones y hombres jóvenes afroamericanos tienen una probabilidad 2.5 veces mayor de sufrir del desorden de estrés postraumático; entre los niños y hombres jóvenes latinos la probabilidad es 4.1 veces mayor. Algunas de las mayores disparidades notadas en el estudio de RAND fueron las tasas de muerte por homicidio entre los afroamericanos. La tasa de muerte por homicidio entre hombres afroamericanos jóvenes es por lo menos 16 veces mayor que la tasa para los hombres jóvenes blancos; los hombres jóvenes latinos tienen una tasa de homicidio 5 veces mayor que la de los hombres jóvenes blancos.

“Aunque las probabilidades no favorecen a los niños varones y hombres de color, un conjunto de investigación creciente identifica mecanismos que podrían mejorar esas probabilidades”, dijo la Dra. Lois Davis, Investigadora Senior de Políticas de la RAND Corporation. “En otras palabras, las desigualdades que enfrentan los niños varones y hombres de color no son inalterables. Disponemos de una cantidad de información creciente de cómo mejorar las probabilidades”.

Un tema clave del estudio es si las instituciones encargadas de atender las necesidades de la salud de los niños varones y hombres jóvenes de color las están satisfaciendo o no. Por ejemplo, el Center for Nonviolence and Social Justice de Drexel University encontró que el trauma con poca frecuencia es explorada por los sistemas — escuelas, justicia juvenil, tribunales, atención a la salud, salud mental — encargados de ayudar a los niños y hombres jóvenes de color. Peor aún, estas instituciones imponen medios punitivos en el momento que estos jovenes mas necesitan su apoyo.

“Cuando los hombres jóvenes sufren algún trauma, sus síntomas se interpretan como señales de delincuencia o sociopatía en lugar de algún daño traumático físico y emocional”, explicó el Dr. John Rich, Director del Center for Nonviolence and Social Justice de Drexel University. “En vez de tratar el trauma, los sistemas encargados terminan agravándolo inadvertidamente”.

PolicyLink encontró que los tipos de cambio de política y sistemas que se necesitan para mejorar las comunidades también pueden cambiar el trayecto de los niños varones y hombres jóvenes. “Podemos construir un mejor hombre joven limpiando el aire que respira, mejorando la calidad de las hortalizas que compre, y convirtiendo su viaje diario al trabajo en una experiencia más rápida y económica”, sostuvo Joe Brooks, Vicepresidente de Enlace Cívico de PolicyLink. “Los formadores de política, los activistas comunitarios y los funcionarios gubernamentales tienen que

tratar a la salud de la comunidad no como partes individuales, sino como un todo inquebrantable, formado por partes individuales, aunque virtualmente inseparables”.

Sus recomendaciones incluyen:

— Hacer que el acceso a los servicios de atención a la salud en las comunidades sea más fácil y más conveniente;

— Asegurar que las estrategias para mejorar la salud examinen las formas por las cuales las comunidades limitan las oportunidades de un comportamiento saludable, como son la actividad física y el comer saludable; y

— Reformar los factores sistémicos de las escuelas, los sistemas de salud y la fuerza de trabajo que hacen que los niños se aparten de los mismos.

“Esta investigación muestra que la salud de los jóvenes afroamericanos y latinos proviene de las condiciones insaludables de sus barrios, sus escuelas, y el medioambiente”, dijo Robert Phillips, Director de Salud y Servicios Humanos de The California Endowment. “Conforme al estudio, el lugar y la política tienen mucho que ver con la salud de estos chicos y hombres jóvenes. Si en verdad se desea resolver los problemas de salud que enfrentan, California tendrá que apoyar políticas y programas públicos que fomenten soluciones exhaustivas basadas en la comunidad”.

La nueva investigación informará la iniciativa estratégica a diez años de The Endowment — Building Healthy Communities (Construyendo comunidades saludables). El estudio brindará recomendaciones enfocadas, dirigidas a mejorar la salud de los niños varones y hombres jóvenes de color en 14 comunidades de California: Boyle Heights, Central/West Fresno, Central Long Beach, Central Santa Ana, City Heights, Coachella, Del Norte, East Oakland, East Salinas, Richmond, South Figueroa Corridor, South Kern County, South Sacramento y Southwest/East Merced.

“Healthy Communities Matter: The Importance of Place to the Health of Boys of Color” (Las comunidades saludables importan: La importancia del lugar para la salud de niños varones de color) es el resultado de los estudios combinados e independientes de RAND Corporation, PolicyLink, The Center for Nonviolence and Social Justice de Drexel University y The Charles Hamilton Houston Institute for Race and Justice de la Facultad de Derecho de Harvard University. Para más información sobre Healthy Communities Matter: The Importance of Place to the Health of Boys of Color” y para leer los informes completos de RAND, PolicyLink, el Houston Institute y Drexel, visite http://www.calendow.org/bmoc .

The California Endowment, una fundación privada de salud a nivel estatal, fue establecida en 1996 para incrementar el acceso asequible a la atención médica de calidad de los individuos y comunidades desatendidos, y para fomentar mejoras fundamentales en las condiciones de salud de todo californiano. The Endowment hace donaciones a las organizaciones e instituciones que de forma directa sostienen la salud y el bienestar del pueblo de California. Para más información sobre The California Endowment, visite http://www.calendow.org .

FUENTE The California Endowment

Nuevo estudio muestra que los barrios tienen mucha influencia en la salud de los niños varones y hombres jóvenes afroamericanos y latinos