Nuevo estudio sugiere que los niños que comen cereal más a menudo...

Nuevo estudio sugiere que los niños que comen cereal más a menudo son los que menos probabilidad tienen de ser gordos

Investigación muestra conexión entre el comer cereales frecuentemente y posibles beneficios de nutrición y salud a largo plazo


COMPARTE ESTA NOTA

MINNEAPOLIS–(BUSINESS WIRE – HISPANIC PR WIRE)–3 de diciembre de 2003–Los niños que consumen cereales frecuentemente tienen menos probabilidad de ser gordos, según los resultados de un nuevo estudio publicado hoy en la revista de la Asociación Dietética Americana. También se encontró que los que comen cereales tienen un Índice de Masa Corporal (BMI, por sus siglas en inglés) más bajo y perfiles de consumo de nutrientes más positivos que los que no comen cereales o los comen infrecuentemente.

El estudio se condujo para examinar la relación entre los hábitos de consumo de cereales listos para comer (RTE, por sus siglas en inglés) y el Índice de Masa Corporal de niños en edad escolar. Aunque el cereal listo para comer es una comida común en la dieta de los niños estadounidenses, especialmente en el desayuno, y es una fuente de nutrientes significativa, no se ha conducido nada o muy poca investigación para determinar la relación entre los patrones de consumo de cereales listos para comer y la obesidad infantil, hasta ahora.

Los resultados del estudio concluyeron que los niños que consumieron 8 porciones o más de cereales listos para comer durante un período de 2 semanas tuvieron significativamente menos Índice de Masa Corporal comparado con los niños que consumieron 3 porciones o menos durante ese mismo tiempo. Estadísticamente, casi el 80 por ciento de niños que consumen frecuentemente cereales listos para comer ostentan un peso corporal apropiado para su edad y sexo. El consumo de vitaminas A, B6, tiamina, riboflavina, ácido nicotínico y folato, así como de calcio, hierro y cinc, también era más alto en este grupo, comparado con los niños que no comían o comían pocas porciones de cereales listos para comer.

“La mayoría de los niños que frecuentemente comen cereales listos para comer tenían un peso corporal saludable y normal, mientras que casi la mitad de los niños que no comían o comían pocos cereales eran gordos”, dijo el Dr. G. Harvey Anderson, coautor del estudio, y profesor de nutrición en el Departamento de Ciencias de Nutrición de la Universidad de Toronto. “Para un niño varón promedio de 10 años de edad, eso puede significar cerca de 12 libras de diferencia” concluyó el Dr. Anderson.

Los beneficios del consumo de cereales listos para comer también se hicieron aparentes en aquellos niños que estaban en riesgo de ser gordos. Según los estándares del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), la proporción de niños entre las edades de 4-12 años en riesgo de ser gordos es 33,56 por ciento o aproximadamente 1 de cada 3. Sin embargo, los niños en este grupo de edad que comieron 8 cereales listos para comer o más durante el estudio de 2 semanas, bajaron su riesgo a 21,3 por ciento o casi 1 de cada 5.

A la inversa, el riesgo de ser gordo aumentó a 47,4 por ciento, casi 1 de cada 2, entre niños que comieron cereales listos para comer de 0-3 veces en 2 semanas.

“Investigaciones existentes de hace mucho tiempo confirman que los niños que toman desayuno tienen una mejor función cognitiva en la escuela”, dijo Ann M. Albertson, Maestría en Ciencias, RD, científico principal de investigación de nutrición en el Instituto Bell de Salud y Nutrición. “Ahora, al combinar esos hechos con esta nueva información acerca de los beneficios de un Índice de Masa Corporal saludable/altos nutrientes con cereales listos para comer, firmemente fomentamos el consumo de cereales listos para comer para el desayuno o la merienda. Esta es una manera ideal para que las familias promuevan el mantenimiento de un peso corporal saludable y el consumo de nutrientes por parte de los niños – una situación en donde todos ganan”, continuó Albertson.

(sigue)

Nuevo estudio sugiere que los niños que comen cereal

más a menudo son los que menos probabilidad tienen de ser gordos

2/2

Este estudio utiliza una metodología especial desarrollada por el Instituto Bell de Salud y Nutrición de General Mills. Esta metodología combina información diaria de comida por 14 días con información del tamaño de las porciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos e información de nutrientes del Sistema de Información de Nutrición para Investigación de la Universidad de Minnesota. La información del consumo de comida fue recopilado por NPD Group, una compañía de información de mercadeo, mediante su servicio de Tendencias Nacionales del Comer(NET). NET ha monitoreado continuamente los hábitos alimenticios de los estadounidenses desde 1980.

La muestra del estudio, que consiste de 2.000 casas, incluyó 603 niños entre las edades de 4 a 12 años, y se aproximó bastante a la información del censo de los Estados Unidos acerca de la edad y la raza. Se clasificó a los 603 niños según la edad y el patrón de consumo del niño. El estudio siguió la trayectoria de todos los tipos de cereales, inclusive cereales de granos íntegros y pre-endulzados tales como Cheerios, Kix, Trix, Lucky Charms y Golden Grahams.

En los Estados Unidos, casi uno de cada tres niños está en riesgo de ser gordos o son gordos. Los niños gordos frecuentemente se convierten en adultos gordos. La frecuencia en aumento de niños gordos es un asunto principal, y se reconoce a la prevención como la mejor solución al problema.

El Instituto Bell de Salud y Nutrición fue creado en General Mills como parte de su continuo compromiso a los asuntos nutritivos y de salud. La misión del Instituto es fomentar el desarrollo de comidas que ayuden a la gente a estar saludables. Científicos dentro del Instituto Bell han contribuido a investigar acerca de granos íntegros, micronutrientes, y desayunos y han sido publicados en numerosas revistas revisadas por colegas. Mediante su participación con las organizaciones profesionales de salud, esfuerzos educativos e investigaciones científicas bien fundadas, el Instituto Bell de Salud y Nutrición sirve como un recurso valioso para los profesionales de la salud.

–30–KK/ny*

CONTACT:

Tom Johnson

763-764-2531

Nuevo estudio sugiere que los niños que comen cereal más a menudo son los que menos probabilidad tienen de ser gordos