Nuevo informe advierte sobre la designación de maestros poco preparados y la...

Nuevo informe advierte sobre la designación de maestros poco preparados y la escasez resurgente de maestros ante altas expectativas federales



COMPARTE ESTA NOTA

Sacramento, CA–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–7 de diciembre de 2005–Con la ayuda de maestros que ingresan a la profesión como internos, California ha cortado a la mitad el número de maestros de baja preparación, pero aun así la gran mayoría de los maestros internos son designados a escuelas con bajas calificaciones concurridas por estudiantes pobres y de grupos minoritarios, señaló un nuevo estudio de dos años sobre la profesión docente en California que se dio a conocer hoy por el Centro para el Futuro de la Enseñanza y el Aprendizaje. El informe también advierte que el estado enfrenta una escasez de decenas de miles de maestros en la próxima década.

El Estado de la Profesión Docente 2005 (The Status of the Teaching Profession 2005) revela una seria falla en la distribución de los maestros internos. Según el informe, el ochenta y cinco por ciento de los maestros nuevos que ingresan a las aulas como internos son designados a escuelas donde más del 60% de los estudiantes son minorías. Sólo el 3 por ciento de los maestros que son internos trabajan en escuelas con pocos estudiantes minoritarios.

“Los maestros menos preparados, con menos experiencia son designados a escuelas que sirven primordialmente a niños Latinos o Afro-americanos, muchos de ellos de familias pobres,” señaló Margaret Gaston, Directora del Centro para el Futuro de la Enseñanza y el Aprendizaje.

Según el Departamento de Educación de Estados Unidos, si un estado está haciendo un esfuerzo de buena fe para alcanzar las metas de Maestros Altamente Calificados de la ley Ningún Niño Quedará Rezagado (NCLB, por sus siglas en inglés), será determinado en parte al examinar ‘los pasos tomados para asegurar que los maestros calificados y con experiencia sean distribuidos equitativamente entre aulas con niños pobres y de grupos minoritarios y las de sus compañeros.’

“Los hallazgos de este informe confirman que para resolver la escasez de maestros y remediar la injusticia en la designación de maestros, los que trazan la política educativa de California deben poner en pie un sistema permanente que suministre a cada aula maestros completamente calificados y efectivos. Al actuar ahora, el estado puede tomar un gran paso hacia el cumplimiento de la fecha límite, que ya se acerca, para cumplir con los requisitos de la ley federal Ningún Niño Quedará Rezagado,” añadió Gaston.

El Estado de la Profesión Docente 2005 también advierte sobre una creciente escasez de maestros en una época en que el estado enfrenta el reto de cumplir con las altas expectativas de los requisitos federales. California necesitará reemplazar por lo menos 100,000 maestros, o un tercio de la fuerza laboral docente, al jubilarse los maestros “baby boomer” en los próximos diez años. Se proyecta que estas jubilaciones, junto con la reducción en la cantidad de matriculados en los programas de preparación docente, amenazan aumentar la escasez de maestros en California, llegando a una falta de aproximadamente 27,000 maestros completamente preparados empezando con el año escolar 2007-08, y de casi 33,000 maestros para el 2014-15.

“La ley Ningún Niño Quedará Rezagado requiere que todos los estudiantes sean hábiles en lectura y matemáticas para el 2014. Pero proyectamos que a California le harán falta decenas de miles de maestros, justo cuando las expectativas de los estudiantes y las escuelas estarán en sus niveles más altos,” dijo Patrick Shields, Director del Centro para la Política Educativa en SRI Internacional y el investigador principal del informe. “Desafortunadamente, los niños que más necesitan de un maestro con experiencia son justamente los que son menos propensos a obtenerlos, un prospecto que sólo empeorará con la escasez de maestros.”

El informe señala que los estudiantes en las escuelas con las calificaciones más bajas, según el índice estatal de rendimiento académico (API) son cinco veces más propensos a tener un maestro de baja preparación que los estudiantes en las escuelas de alto rendimiento, y son mucho más propensos a enfrentar una serie de maestros de baja preparación.

“Para los estudiantes de 6o grado en las escuelas de California con las calificaciones más bajas, la probabilidad de tener más de un maestro de baja preparación es 3 de 10; para los alumnos de 6o en las escuelas con las calificaciones más altas, la probabilidad baja a una en cincuenta,” dijo Gaston.

“California no cuenta con un suministro adecuado de maestros para proporcionar maestros completamente preparados y efectivos a cada escuela,”dijo Harvey Hunt, Consejero de Política Senior del Centro. “Sin este suministro, es difícil ver cómo cumpliremos con las necesidades de los estudiantes o los requisitos de NCLB. Los que trazan la política educativa del estado necesitan emprender urgentemente una nueva conversación sobre cómo asegurar que todos los estudiantes de California tengan los maestros que necesitan y que merecen.”

El informe, que pide la participación de los líderes políticos de California para reforzar la profesión docente, ha hallado respuesta en el Senado Estatal. Bajo el liderazgo del Presidente Pro Tem Don Perata, el Senador Jack Scott (D-Pasadena), quien encabeza el Comité de Educación del Senado, ya se está desarrollando legislación ómnibus para resolver los problemas mencionados en el informe.

El Estado de la Profesión Docente 2005 es un proyecto del Centro para el Futuro de la Enseñanza y el Aprendizaje. El informe completo con recomendaciones y materiales de resumen está disponible en el sitio de Internet del Centro en http://www.cftl.org.

Nuevo informe advierte sobre la designación de maestros poco preparados y la escasez resurgente de maestros ante altas expectativas federales