Nuevo informe de la AARP valora los cuidados familiares en California en...

Nuevo informe de la AARP valora los cuidados familiares en California en $47 mil millones al año

Se estima que 5,880,000 californianos brindaron cuidados durante 2009


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 18 de julio de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Un nuevo informe publicado hoy por el Instituto de Políticas Públicas de la AARP encontró que el valor económico total de cuidar a una persona adulta, ya sea familiar, pareja o amigo padeciendo enfermedades crónicas o discapacidades en Estados Unidos alcanzó un estimado de $450,000 millones en 2009. En California, el valor de los cuidados llegó a $47 mil millones de dólares. La cifra de $450,000 millones representa un incremento con respecto al estimado de $375,000 millones que encontró el estudio en el año 2007.

El informe, “Valuing the Invaluable: The Growing Contributions and Costs of Family Caregiving, 2011 Update” (Valuando lo invaluable: contribuciones y costos crecientes del cuidado familiar, actualización del 2011), encuentra que el cuidador “promedio” es una mujer de 49 años que trabaja fuera del hogar y dedica casi 20 horas a la semana a brindar cuidado sin recompensa monetaria a su madre durante el transcurso de casi cinco años. Casi dos tercios de los cuidadores familiares son mujeres y más de ocho de cada 10 están cuidando a un familiar o amigo de 50 años o más.

“Los cuidadores se ocupan de la familia y de los seres queridos porque eso es lo que ellos hacen”, dijo David Pacheco, presidente de la AARP en el Estado de California. “Ellos no se ven a sí mismos como cuidadores. Pero las comidas que preparan para mamá y papá, las visitas al médico, en fin, toda esa ayuda y ora asistencia con cuidados a largo plazo habría costado $450,000 millones si hubiera sido necesario contratar a alguien para hacerlo”.

El informe también encontró que el cuidado brindado cada vez es más complejo. El impacto de ingresos hospitalarios más cortos y los avances en las tecnologías médicas basadas en el hogar repercute en las tareas relacionadas con la salud que los cuidadores familiares realizan frecuentemente, entre ellas cambios de vendajes y cuidado de las heridas, alimentación a través de tubos, manejo de catéteres, administración de inyecciones u operación de aparatos médicos.

Este nuevo nivel de cuidado, que el informe denomina el “nuevo normal”, también cobra un precio elevado en el cuidador. El informe encontró que aquellos que asumen este papel sin recompensa monetaria para ayudar a que sus seres queridos permanezcan en sus hogares y comunidades están en riesgo de estrés, depresión, problemas de salud física, aislamiento social, demandas exigentes y penuria económica y por tanto, ellos mismos son vulnerables.

“Muchos cuidadores pudieran ser ‘pacientes ocultos’ ellos mismos”, dijo Pacheco. “Con frecuencia, necesitan apoyo y cuidado para enfrentar el impacto negativo que la enfermedad o discapacidad de su ser querido está teniendo en ellos”.

En resumen, expresa el informe, “Los cuidadores familiares son una parte fundamental de la fuerza de trabajo para el mantenimiento de los sistemas de cuidado de la salud y de LTSS (siglas en inglés para servicios y apoyos a largo plazo) para el creciente número de personas con necesidades complejas de cuidados crónicos. Ha quedado demostrado que el cuidado por parte de la familia ayuda a retrasar, o que sea innecesario, el uso de atención en hogares de ancianos. También se reconoce cada vez más el valor de los familiares para la prestación de atención médica, y las formas en que las familias influencian aspectos relacionados con la atención médica como decisiones, tratamientos y resultados”.

“La abrumadora mayoría de las personas quieren permanecer en sus hogares y comunidades por tanto tiempo como sea posible”, señaló Pacheco. “El cuidado por parte de la familia es fundamental para que esto sea posible”.

El informe contiene varias recomendaciones para ayudar a los cuidadores, entre ellas aumento del financiamiento para el Programa Nacional de Apoyo al Cuidador Familiar (NFCSP, por sus siglas en inglés); provisión de suficiente financiamiento para programas de alivio para el cuidador, entre ellos la Lifespan Respite Care Act; promoción de nuevos modelos de cuidado centrados en la persona y en la familia y que consideren al cuidador como un asociado y miembro del equipo de cuidados así como integración de los diferentes elementos del cuidado, como la atención médica primaria y los servicios y apoyos a largo plazo; y, promoción de la extensión de modelos dirigidos al consumidor en programas de servicios basados en el hogar y en la comunidad financiados con fondos públicos que permitan pagar a cuidadores familiares.

El informe en su totalidad, “Valuing the Invaluable: The Growing Contributions and Costs of Family Caregiving, 2011 Update” (Valuando lo invaluable: contribuciones y costos crecientes del cuidado familiar, actualización del 2011), puede consultarse en http://www.aarp.org/relationships/caregiving/info-07-2011/valuing-the-invaluable.html.

La AARP es una organización sin fines de lucro, no partidaria, compuesta por socios, que ayuda a las personas de 50 años o más a tener independencia, opciones y control en formas que sean beneficiosas y asequibles para ellas y para la sociedad en su conjunto. La AARP no refrenda a candidatos a cargos públicos ni hace contribuciones a campañas políticas o candidatos. Publicamos AARP The Magazine, la voz más autorizada para los norteamericanos mayores de 50 años y la revista de mayor circulación en el mundo con más de 35.1 millones de lectores; AARP Bulletin, la fuente indispensable de noticias para los millones de miembros de la AARP y los norteamericanos mayores de 50 años; AARP VIVA, la única publicación bilingüe en Estados Unidos destinada exclusivamente a la comunidad hispana de mayores de 50 años; y nuestro sitio web, AARP.org. La AARP Foundation es una organización benéfica afiliada cuyos programas proporcionan seguridad, protección y empoderamiento a los adultos mayores con necesidades, con el apoyo de miles de voluntarios, donantes y patrocinadores. Tenemos oficinas con personal en los 50 estados, en el Distrito de Columbia, en Puerto Rico y en las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

FUENTE AARP

Nuevo informe de la AARP valora los cuidados familiares en California en $47 mil millones al año