Nuevos descubrimientos acerca de las prácticas latinas de planificación familiar revelan la...

Nuevos descubrimientos acerca de las prácticas latinas de planificación familiar revelan la necesidad de mayor comunicación y mejor educación



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–¿Sabía usted que el 54 por ciento, o aproximadamente uno de cada dos embarazos de mujeres latinas no son planificados? Esta tasa es superior a la correspondiente a los embarazos en la población blanca no hispana. La diferencia puede atribuírsele a factores sociales, culturales y económicos que influyen en las decisiones de planificación familiar y en la salud reproductiva de las parejas latinas. Una nueva investigación dirigida por el Consejo Nacional de La Raza o NCLR (por National Council of La Raza), con el apoyo de Berlex, Inc., revela información acerca de la salud sexual y reproductiva de las parejas latinas de los Estados Unidos, incluyendo una falta de conocimiento acerca de las opciones anticonceptivas.

Barreras para la Salud

Reproductiva y la Planificación Familiar

La investigación marca la primera evaluación jamás realizada por el NCLR acerca del conocimiento, de las percepciones y de las prácticas relacionadas con la salud reproductiva entre los latinos de los Estados Unidos. La investigación identifica factores tales como el entorno cultural y la falta de educación como barreras que impiden que las parejas latinas tengan comunicación acerca de temas como la planificación familiar y la salud reproductiva. El machismo, la falta de seguro médico, el acceso limitado a la atención médica, la falta de condición de inmigrante y las presiones de la vida cotidiana son identificados por la investigación como otros obstáculos para lograr mantener una buena salud reproductiva.

Los hallazgos adicionales de la investigación incluyen:

— Las mujeres latinas que buscan atención médica reproductiva sienten que no les prestan atención, particularmente si la mujer tiene una fluidez limitada del idioma inglés.

— La falta de profesionales de la atención médica de habla hispana y de materiales en español podría dificultar el control sexual y de la salud reproductiva de rutina.

— Las percepciones entre los hombres y las mujeres son variadas en lo que respecta a la cantidad y a la calidad de la comunicación acerca de la salud sexual y reproductiva.

— Los latinos que viven en los Estados Unidos informan que ellos solicitan productos anticonceptivos a su país de origen o que les solicitan a otras personas que les traigan estos productos de esos países.

La investigación también revela que los hombres y las mujeres de origen latino tienen ideas erróneas acerca de los métodos hormonales de control de natalidad y carecen de información crítica acerca de la anticoncepción a largo plazo. Algunos creen incorrectamente que un dispositivo intrauterino (DIU) podría moverse y perderse dentro del cuerpo de la mujer y que los DIUs dificultan la fertilidad de la mujer si ésta decide tener otro hijo, lo cual no es cierto.

Una Opción de Planificación Familiar sin Complicaciones

“Esta nueva investigación demuestra que el uso de DIUs está rodeado de mitos y de concepciones erróneas. Sin embargo, para muchas parejas que desean posponer la procreación o que quieren una mayor diferencia de edad entre sus hijos, los DIUs proporcionan una opción segura y efectiva”, dijo la Dra. Diana Ramos, profesora adjunta de clínica en obstetricia y ginecología de la Escuela de Medicina Keck de la Southern California University.

Mirena (un sistema intrauterino liberador de levonorgestrel) es un anticonceptivo intrauterino que brinda hasta cinco años de prevención del embarazo (o menos si así lo desea la mujer). Mirena también puede proporcionar períodos más cortos y ligeros. Tiene un 99.9% de efectividad, es reversible y resulta tanto o más efectivo que la cirugía de ligadura de trompas. El dispositivo es seguro, libre de estrógenos y, al ser retirado, permite una rápida recuperación de la fertilidad. Los estudios demuestran que las posibilidades de quedar embarazada después de retirar Mirena son similares a las de las mujeres que no han estado recurriendo a ningún método de prevención del embarazo.

Por otra parte, Mirena es efectivo en cuanto a costos. Las mujeres pueden elegir pagarlo por adelantado y no preocuparse de tener gastos mensuales de farmacia o pueden elegir un plan que les permita pagar con el tiempo.

El informe completo de la investigación, Entre Parejas: An Exploration of Latino Perspectives Regarding Family Planning and Contraception (Entre Parejas: Un Análisis de las Perspectivas de los Latinos Acerca de la Planificación Familiar y la Anticoncepción) se puede encontrar en http://www.nclr.org. Para obtener más información acerca de Mirena, visite http://www.simplementemirena.com.

Si bien sólo la mujer y su médico pueden determinar si Mirena es la opción correcta, la mayoría de las mujeres que ya tienen un hijo son típicamente buenas candidatas para Mirena. Las mujeres en riesgo o con antecedentes de embarazo ectópico o de enfermedad inflamatoria pélvica no deberían utilizar Mirena. Los efectos secundarios más comunes podrían incluir ausencia de períodos menstruales o sangrado o manchado irregular durante los primeros 3 a 6 meses. Desde ese momento en adelante, la mayoría de las mujeres experimentan períodos más cortos y ligeros. Algunas mujeres podrían desarrollar quistes en los ovarios. Estos quistes generalmente desaparecen por sí solos en uno o dos meses. Mirena no protege contra el VIH (virus del SIDA) ni contra otras enfermedades de transmisión sexual.

NOTA A LOS EDITORES: Una imagen de alta resolución estará disponible en la página principal de Hispanic PR Wire en: http://www.hispanicprwire.com/home.php?l=es

Nuevos descubrimientos acerca de las prácticas latinas de planificación familiar revelan la necesidad de mayor comunicación y mejor educación