Pacientes en las unidades de cuidados intensivos (ICU) corren riesgos significativos a...

Pacientes en las unidades de cuidados intensivos (ICU) corren riesgos significativos a causa de incidentes adversos y serios errores



COMPARTE ESTA NOTA

Rockville, MD–(HISPANIC PR WIRE – US Newswire)–8 de agosto de 2005–Los pacientes internados en unidades hospitalarias de cuidados críticos, enfrentan riesgos significativos ante incidentes adversos y errores médicos serios que pueden evitarse, según un estudio patrocinado por la agencia federal Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ, por sus siglas en inglés), adscrita al Departamento de Salud y Servicios Humanos. El estudio titulado “The Critical Care Safety Study: The incidence and nature of adverse events and serious medical errors in intensive care” (Estudio de la seguridad en los cuidados críticos: Incidencia y naturaleza de acontecimientos adversos y errores médicos serios en los cuidados intensivos”), aparece en el número correspondiente a agosto de la revista Critical Care Medicine.

Los investigadores a cargo del estudio descubrieron que más del 20 por ciento de los pacientes ingresados en dos unidades de cuidados intensivos de un hospital académico, una unidad médica de cuidados intensivos (MICU) y una unidad de cuidados coronarios críticos (CCU); experimentó un acontecimiento adverso. Como esos pacientes figuraban entre los más enfermos, fueron más vulnerables a los errores en la atención, y por tanto más susceptibles a lesiones. En la muestra, aproximadamente la mitad (45 por ciento) de los incidentes adversos se pudo evitar. Una cantidad significativa de dichos incidentes involucró medicamentos, los cuales se les suministraron frecuentemente a los pacientes en dosis erróneas. Más del 90 por ciento de los incidentes tuvo lugar durante los cuidados de rutina, y no en el proceso de admisión ni durante una intervención de emergencia.

“A pesar de que se trata de un estudio pequeño, demuestra de forma dramática el potencial de daños existente en nuestras unidades de cuidados críticos”, expresó la Dra. Carolyn M. Clancy, M.D., Directora de AHRQ. “Estos hallazgos constituyen otra llamada de acción en nuestros esfuerzos por reducir los errores médicos, y mejorar la seguridad del paciente”, añadió la Dra. Clancy.

Los investigadores realizaron observaciones directas continuas en las MICU y CCU, respectivamente, durante nueve períodos de 3 semanas, distribuidos durante los 12 meses que mediaron entre julio del 2002 y junio del 2003. Las observaciones se complementaron con reportes confidenciales de incidentes, un monitor computarizado de detección de acontecimientos adversos con medicamentos, y la revisión de las historias clínicas.

Según el Dr. Jeffrey M. Rothschild, M.D., M.P.H., autor principal del estudio, las unidades de cuidados críticos brindan una proporción de cuidados cada vez mayor. “Durante nuestras vidas, tenemos la posibilidad de ingresar al menos una vez en una ICU. Esperamos que estos resultados estimulen la adopción de intervenciones conocidas, como el asegurarse del lavado de las manos, una mejor comunicación entre médicos y enfermeras, y un uso más frecuente de la tecnología de información para la salud”, puntualizó el Dr. Rothschild.

–30–

CONTACTO:

AHRQ Public Affairs

(301) 427-1862

(301) 427-1865

Pacientes en las unidades de cuidados intensivos (ICU) corren riesgos significativos a causa de incidentes adversos y serios errores