Planes de Salud Peligrosos: Investigación de Consumer Reports Encuentra Serias Lagunas en...

Planes de Salud Peligrosos: Investigación de Consumer Reports Encuentra Serias Lagunas en las Pólizas de Seguro de Salud Individuales

Los Resquicios Legales y los Límites de los Seguros Pueden Dejar a los Consumidores con Inmensas Deudas Médicas; Consumer Reports Ofrece Consejos sobre Cómo las Personas Pueden Protegerse


COMPARTE ESTA NOTA

YONKERS, Nueva York, 6 de abril /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una nueva investigación de Consumer Reports encontró que muchas personas que creen que tienen un buen seguro de salud en realidad tienen una cobertura que deja abiertos tantos resquicios legales, límites, y cláusulas excluyentes que ni se acercarán siquiera a cubrir sus gastos en caso que enfermen gravemente. El informe completo se encuentra disponible en el número de mayo de 2009 de Consumer Reports y en línea en www.consumerreportsenespanol.org. El informe incluye una tabla que muestra los pasmosos costos de tratamientos de muchas afecciones comunes, encabezados por el cáncer del colon en estado avanzado a $285,946.

En tela de juicio están los llamados planes individuales que los consumidores en ocasiones consiguen por sí mismos después de perder sus empleos o si trabajan por cuenta propia. Se estima que 14,000 norteamericanos están perdiendo cada día la cobertura brindada por su empleo, cita Consumer Reports, y muchos de ellos pueden estar considerando aseguramiento individual por primera vez en sus vidas.

“El aseguramiento individual se ha convertido en una pesadilla para los consumidores,” señala Nancy Metcalf, editora principal de programa de Consumer Reports. “Para los que tienen una historia clínica punto menos que perfecta es caro y difícil de conseguir. Y las personas que compran una póliza con frecuencia no entienden lo que han comprado hasta que ya es muy tarde y se enfrentan a facturas de hospital que su plan no paga.”

Un matrimonio, Janice y Gary Clausen de Audubon, Iowa, dijo a Consumer Reports que esperaban estar pagando deudas médicas por el resto de sus vidas porque no se dieron cuenta de lo mucho que podía costar el tratamiento. El plan con beneficios limitados de United Healthcare que compraron a través de AARP demostró ser completamente inadecuado después que Gary Clausen fue diagnosticado con cáncer del colon. Su tratamiento costó mucho más de $200,000.

Las conclusiones muestran lo difícil que resulta para los consumidores conseguir por sí mismos buenas pólizas de salud

Para su investigación, Consumer Reports contrató a un experto nacional para ayudar a evaluar una gama de pólizas de planes de salud y, para ganar más conocimiento, entrevistó a consumidores que compraron esas pólizas, así como a expertos en seguros y reguladores. Estas son algunas de las conclusiones de la investigación:

— Las pólizas de seguro de salud con lagunas son ofrecidas por todo tipo de aseguradores, grandes y pequeños. La mayoría de los estados no asignan a los reguladores la tarea de evaluar la cobertura en general.

— Los requerimientos de revelación de las lagunas de cobertura son endebles o inexistentes, por lo que resulta difícil para los consumidores determinar por anticipado lo que cubre o no cubre una póliza.

— En muchos estados, las personas de modestos recursos no tienen buenas opciones para cobertura individual. Los planes con primas asequibles los pueden dejar con deudas médicas agobiantes si caen gravemente enfermos, y los planes con cobertura adecuada pueden tener primas enormes.

“Un buen plan debe pagar por la atención necesaria sin dejarle con montañas de deuda”, dice Metcalf. “Un aseguramiento aceptable cubre más que la simple atención rutinaria, se supone que le proteja en caso de una enfermedad catastróficamente cara. Pero muchos planes individuales ni siquiera se acercan a esto.”

Consumer Reports identifica siete pistas que indican que un plan de salud puede ser inservible:

— Beneficios limitados. Haga todo lo que esté a su alcance para evitar comprar un producto de seguro con las etiquetas “beneficios limitados” o “sin gastos médicos considerables”, una señal inconfundible de cobertura inadecuada.

— Límites generales de cobertura bajos. La atención médica es costosa. Las pólizas con límites de cobertura de $25,000 o incluso de $100,000 no son adecuadas.

— Primas “asequibles”. Si las primas son muy bajas, hay alta probabilidad de que la póliza no cubra mucho. Para verificar cuánto podría costar un plan contra todo riesgo, Consumer Reports recomienda visitar ehealthinsurance.com y examinar los planes más caros disponibles en el estado en que reside.

— Sin cobertura para atención médica importante. Si la póliza no describe cobertura para un servicio médico específico, tal como quimioterapia ambulatoria, dé por sentado que no está cubierto.

— Topes en las categorías de atención. Un beneficio máximo de $900 por día para gastos hospitalarios no paga mucho de una factura de $45,000 por una operación de derivación del corazón. Consumer Reports recomienda a los consumidores asegurarse de que su plan cubre tratamientos médicos hospitalarios y ambulatorios, visitas al médico, medicinas, y exámenes de diagnóstico y con procesamiento de imágenes sin límites monetarios.

— Pagos directos ilimitados. Los consumidores deben evitar pólizas que no especifiquen una cantidad máxima que ellos tendrán que pagar antes de que el asegurador comience a cubrir el 100 por ciento de los gastos. Por ejemplo, algunas pólizas no tienen en cuenta para el máximo los copagos por visitas al médico o por medicinas por recetas.

— Sorpresas aleatorias. La póliza de AARP que los Clausens compraron comienza a cubrir atención hospitalaria a partir del segundo día. Esto puede parecer insignificante, si no fuera porque el primer día es casi siempre el más caro, ya que normalmente incluye cargos por cirugía y exámenes de diagnóstico y tratamientos en la sala de urgencias.

¿Por qué toda esta confusión con el seguro de salud? Consumer Reports señala que una razón es que el seguro de salud está regulado por los estados y no por el gobierno federal. La mayoría de los estados (Massachusetts y Nueva York son excepciones destacadas) no tienen una definición estándar de lo que constituye un seguro de salud.

Cómo los consumidores pueden protegerse por sí mismos

Un buen plan debe cubrir atención médica legítima sin cargar a los consumidores con deudas descomunales. Consumer Reports ofrece el siguiente consejo para seleccionar un plan de salud:

— Buscar cobertura contra todo riesgo. Trate de encontrar un plan que no tenga límites en coberturas específicas pero especialmente en cobertura hospitalaria, tratamiento ambulatorio, visitas al médico, medicinas, y exámenes de diagnóstico y con procesamiento de imágenes. Cuando se trata de los máximos de cobertura durante toda la vida, lo mejor es que sean ilimitados, y como mínimo ser de $2 millones. Lo ideal sería que hubiera un deducible único para todo o, a lo sumo, un deducible por medicinas y otro para todo lo demás. Y la póliza debe pagar el 100 por ciento de todos los gastos una vez que los pagos directos llegan a cierta cifra, como $5,000 o $10,000.

— Considere cuidadosamente cuando necesite compensar. Si es necesario compensar de alguna forma para reducir las primas de salud, seleccione un deducible más alto y un límite mayor de pagos directos antes que límites monetarios fijos en los servicios. Las pólizas con límites en los servicios pueden agotarse rápidamente, dejando a los consumidores con decenas de miles de dólares en facturas médicas que tienen que pagar por sí mismos. Desafortunadamente, los consumidores que no pueden permitirse ni primas más altas de una póliza más integral ni deducibles altos realmente no tienen buenas opciones.

— Verifique la póliza y la compañía. Primero, busque las señales de advertencia identificadas por Consumer Reports. Luego, haga alguna investigación. La Asociación Nacional de Comisionados de Seguros publica información sobre quejas en línea en www.naic.org. También puede ser útil hacer una búsqueda en Google de las compañías y las pólizas.

— No confíe en la palabra del vendedor. Pida primero una copia de la póliza real (aunque no siempre puede que la consiga) y lea la letra pequeña antes de firmarla. Pida a su agente o representante de ventas que le responda las preguntas por escrito. De esa forma, si la información resultara incorrecta, tendrá bases para reclamar.

MAYO de 2009

Este material está exclusivamente dirigido a agencias legítimas de noticias; no puede usarse con fines comerciales ni promocionales. Consumer Reports(R) es una publicación de Consumers Union, una organización experta, independiente y sin fines de lucro cuya misión es trabajar por un mercado transparente, justo y seguro para todos los consumidores, y empoderar a los consumidores para su protección. Para cumplir esta misión, realizamos pruebas, informamos y protegemos. A fin de mantener nuestra independencia e imparcialidad, Consumers Union no acepta publicidad exterior ni muestras gratuitas para pruebas, y su único objetivo es atender a los intereses de los consumidores. Consumers Union se mantiene gracias a la venta de nuestros productos y servicios de información, donativos a título personal y algunas subvenciones no comerciales.

FUENTE Consumer Reports

Planes de Salud Peligrosos: Investigación de Consumer Reports Encuentra Serias Lagunas en las Pólizas de Seguro de Salud Individuales