Prepara tu auto para viajar en primavera y verano

Prepara tu auto para viajar en primavera y verano



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–La llegada de la primavera trae consigo los viajes por carreteras, los recorridos paisajísticos y más horas tras el timón. Sin embargo, sin un mantenimiento adecuado del vehículo en esta temporada, podrías perder más tiempo en el taller de mecánica, en vez de emplearlo en el disfrute de un clima envidiable. A continuación, algunas medidas para mantener en buena forma tu coche:

Inspecciona el estacionamiento – La mayoría de las personas piensa que lo primero es abrir el capó y ver el motor. Sin embargo, hay que empezar por ver el estacionamiento. Si ves aceite en el mismo, podrías estar enfrentándote a un problema potencial. De ser así, debes llevar el auto para que lo inspeccione un profesional.

El nivel de los líquidos es vital – Debes inspeccionar el nivel de todos los líquidos y reabastecer la cantidad necesaria (aceite del motor, de la transmisión, refrigerante, dirección, frenos y limpiaparabrisas). Los líquidos son el torrente sanguíneo del coche, y la compra de marcas de alta calidad, así como el cambio frecuente de aceite y los líquidos usados mejorarán el rendimiento y confiabilidad del vehículo.

Ojo con las altas temperaturas – El recalentamiento, especialmente cuando el clima se torna más cálido, es la primera causa de roturas previsibles, y uno de los aspectos principales donde la prevención es más económica que la cura. Dicho de forma simple, un motor recalentado implica una costosa reparación. Si el anticongelante tiene más de dos años, sustitúyelo. También debes considerar un refrigerante como Purple Ice(R) para el radiador. Se ha demostrado que esa marca reduce la temperatura del motor hasta en 30 F o más, y se usa con frecuencia para el enfriamiento de los motores de autos de carrera, además de mantener el buen estado de los sellos y evitar derrames.

Actualiza el aceite – Otra forma de reducir el calentamiento del motor es cambiar a un aceite sintético de alto rendimiento. Los aceites sintéticos dispersan el calor con más rapidez, y disminuyen el coeficiente de fricción con mayor efectividad que los aceites a minerales, lo cual contribuye a reducir el calor del motor. A propósito, el aceite sintético de alto rendimiento de Royal Purple ha demostrado una disminución de la temperatura del motor de hasta un 12 por ciento, además de incrementar el caballaje y la economía en el consumo de combustible (los datos de las pruebas independientes de estos productos están disponibles en el sitio Web http://www.royalpurple.com.)

Inspeccionar correas y mangueras – Luego de inspeccionar y/o añadir líquidos, debes concentrarte en las correas y mangueras. Una correa desgastada o suelta puede provocar un recalentamiento. Por su parte, hay que sustituir cualquier correa rota o manguera inusualmente blanda o extremadamente dura. Comprueba que las grapas de sujeción de las mangueras están firmes, y fíjate en los extremos para detectar rajaduras o corrosión. Como el calor extremo puede provocar derrames u otros daños, no pierdas de vista cualquier manguera dura, hinchada o esponjosa. Si detectas cualquiera de estas situaciones, sustituye inmediatamente la manguera afectada. También es buena idea tener correas de repuesto en el maletero, especialmente si el vehículo tiene una de tipo serpentina o multi-V. Si la misma se rompe, el vehículo se detendrá inmediatamente y podrías quedarte estancado en un sitio desconocido.

Limpia los terminales de las baterías, así como las bisagras y cierres – Es necesario limpiar, apretar y lubricar los terminales de las baterías. También es buena idea lubricar las bisagras y el cierre del capó. Asegúrate que los terminales de las baterías y los bornes están debidamente apretados. Si hay corrosión (en forma de un polvo blanco en los terminales de la batería) límpialos con una mezcla de bicarbonato y agua, y coloca nuevos tornillos y tuercas en la batería para evitar el retorno de la corrosión. Además, reabastece si es necesario las celdas de la batería con agua destilada.

Presión de aire en los neumáticos – El último paso es inspeccionar los neumáticos, que deben tener la presión de aire adecuada, incluyendo el de repuesto. Si no sabes la presión que lleva, lee el borde del neumático. Los neumáticos con la presión de aire adecuada aumentan el rendimiento de combustible por millaje, garantizan la vida útil, y evitan grandemente la posibilidad de un reventón.

La preparación adecuada de tu vehículo para el verano no requiere mucho tiempo, ni tampoco que seas un experto en mecánica, y el resultado de tener en cuenta esas medidas es que el coche tendrá menos riesgos de descomponerse, y gozará de un mejor rendimiento.

Para más información acerca de cómo preparar tu coche para la primavera y el verano, ponte en contacto con: Royal Purple Ltd., One Royal Purple Lane, Porter, Texas 77365, teléfono (281) 354-8600 o visita el sitio Web http://www.royalpurple.com.

Prepara tu auto para viajar en primavera y verano