Pruebas que la imparcialidad del perito de la corte estaba comprometida desde...

Pruebas que la imparcialidad del perito de la corte estaba comprometida desde que inició su gestión en el caso Chevron



COMPARTE ESTA NOTA

SAN RAMON, California, 9 de febrero /PRNewswire/ — La imparcialidad del perito de la corte Richard Cabrera ya estaba comprometida previo al descubrimiento de sus conflictos de interés (referirse a la nota de prensa emitida hoy día, “Perito designado por la corte en el juicio contra Chevron en Ecuador vinculado a empresa petrolera estatal”):

— El Frente de Defensa de la Amazonía, el beneficiario financiero del juicio designado en el caso, pagó directa e improcedentemente a Cabrera más de USD200.000 por su trabajo;

— Secciones del informe donde Cabrera pide la indemnización de USD27.000 millones son copiadas textualmente de documentos escritos por abogados del Frente de Defensa de la Amazonía;

— Fotos y videos muestran a representantes del Frente de Defensa de la Amazonía realizando el trabajo de campo de Cabrera y preparando las muestras de suelo y agua para Cabrera, quien había prometido realizar su trabajo de manera independiente;

— Casi el 90% de la cifra de USD27.000 millones de Cabrera está asignado a cuestiones que no se le había ordenado analizar y que no están relacionadas con los reclamos reales en el juicio en el Ecuador;

— Cabrera evaluó en más de USD9.000 millones el concepto de indemnización por muertes por cáncer sin presentar ninguna evidencia médica o siquiera el nombre de una sola supuesta víctima o miembro familiar beneficiario para respaldar su recomendación;

— Cabrera sugiere que Chevron pague más de USD8.400 millones por lo que él considera “enriquecimiento ilícito”, a pesar de que Texaco Petroleum obtuvo ganancias inferiores a USD500 millones, mientras que el gobierno del Ecuador recibió más de USD24.000 millones, más del noventa por ciento de los ingresos totales generados por el consorcio. Más aún, tal indemnización no tiene fundamento según la ley ecuatoriana;

— Cabrera calculó USD3.200 millones en concepto de remediación de aguas subterráneas y USD428 millones para mejorar los sistemas de agua potable a pesar de que no tomó ni una sola muestra de arroyos, ríos, fuentes de agua municipales, ni pozos de agua potable; lo que es más, afirma en su informe que no tenía datos suficientes para desarrollar un plan de remediación de aguas subterráneas;

— Cabrera sugiere más de USD2.700 millones para la remediación de piscinas, un promedio mayor a USD3 millones por piscina. Esta cifra está exageradamente inflada comparada con el costo real por piscina de USD85.000 — costos del reciente trabajo de remediación que realizó Petroecuador con la plena satisfacción del gobierno. Siendo así, la remediación adecuada de cada pozo que Petroecuador está obligado a limpiar, debería de costar muy por debajo de los USD100.000.000;

— Cabrera reclama USD1.700 millones por concepto de daños a la infraestructura de yacimientos petrolíferos que han estado en constante uso por Petroecuador durante casi dos décadas y que han sido ampliados en gran medida por la petrolera estatal desde la partida de Texaco Petroleum en 1992;

— Cabrera evaluó en más de USD1.000 millones la remediación del suelo de yacimientos que nunca visitó.

FUENTE Chevron Corporation

Pruebas que la imparcialidad del perito de la corte estaba comprometida desde que inició su gestión en el caso Chevron