Quien restriega desespera… Por qué tantas mujeres evitan limpiar la bañera

Quien restriega desespera… Por qué tantas mujeres evitan limpiar la bañera

Encuesta Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber revela los ‘secretitos femeninos’ de la ducha


COMPARTE ESTA NOTA

Racine, WI–(HISPANIC PR WIRE – PR NEWSWIRE)–14 de enero de 2008–Hasta hace poco tiempo, las mujeres restregaban sin descanso para mantener limpia la ducha. Sin embargo, según los resultados de la nueva Encuesta Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber de SC Johnson(1), en la actualidad una gran cantidad de integrantes del ejército femenino prefieren pagar cuentas (23 por ciento) o lidiar con el tráfico vehicular durante horas (11 por ciento) a invertir tiempo y energía atacando la suciedad que los residuos de la espuma del jabón dejan en sus duchas.

Sin duda, había que hacer algo al respecto. Su régimen de limpieza necesitaba una modernización. Y ahora, con productos como el nuevo limpiador de baño Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber, las mujeres pueden dejar sus duchas limpias y relucientes, y contar con más tiempo para hacer las cosas que más les gustan. El producto elimina los residuos de espuma de jabón con más rapidez y sencillez, combinando la acción de limpieza profunda del limpiador Scrubbing Bubbles(R) con una manilla fácil de usar, la cual reduce la necesidad de desplegar un vigor excesivo en la limpieza de la bañera y la ducha.

“Como soy una madre muy ocupada, comprendo la importancia de tener la casa limpia. Pero, al igual que la mayoría de las mujeres, no quiero invertir gran parte de mi precioso tiempo ni fatigosos esfuerzos en el restregado de la ducha”, afirmó Kelly Semrau, vicepresidenta de Asuntos Públicos y Comunicación Global de SC Johnson. “Por esa razón es importante buscar soluciones de limpieza tales como los productos Scrubbing Bubbles(R), que nos ayudan a lograr lo máximo con un mínimo de energía”.

Un descanso para codos y brazos

Debido a que más de la mitad de las encuestadas (54 por ciento) aseguran que hacen más esfuerzos con codos y brazos que sus parejas, no es sorpresa entonces que demuestren mayor preocupación ante las labores que realizan. La Encuesta Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber revela lo que piensan realmente las mujeres:

— Tres de cada cuatro participantes (75 por ciento) afirma que no les importa usar la fuerza del brazo para limpiar algo, pero que no les gusta dedicarle el tiempo que es necesario a esas labores. Por su parte, el 30 por ciento preferiría limpiar el cuarto de baño con un mínimo de esfuerzo, aunque eso equivalga a que no quede realmente limpio.

— El 43 por ciento esta al menos de acuerdo en que el uso de la fuerza de los brazos para restregar la bañera las deja más adoloridas que una sesión convencional de ejercicios.

— La mayoría de las encuestadas (80 por ciento) admite su desagrado ante la limpieza de la ducha y la bañera, pero aparentemente no están dispuestas a sacrificar esa limpieza. Por su parte, más de la mitad (58 por ciento) limpia la ducha/bañera al menos una vez por semana, mientras que más de 1 de cada 10 (14 por ciento) lo hace por lo menos una vez al día.

Confesiones de ducha

La Encuesta Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber también revela ciertos detalles que las mujeres tal vez no quieran que se sepan sobre otras pequeñas actividades que hacen mientras se duchan.

— Del 67 por ciento que generalmente realiza otras actividades mientras se baña, el 64 por ciento fantasea; el 43 por ciento canta; el 39 por ciento limpia la ducha o la bañera; el 34 por ciento hablan con ellas mismas; el 17 por ciento se cepilla los dientes; el 11 por ciento baila, y el 3 por ciento baña a su mascota.

— Más de 2 de cada 5 (44 por ciento) admite haber curioseado en un baño ajeno durante una visita a casa de otra persona, abriendo comúnmente el botiquín o las gavetas (28 por ciento). Además, aproximadamente 1 de cada 5 (19 por ciento) admite haber hechazo un vistazo tras la cortina de la ducha.

— Del 80 por ciento a quienes les desagrada restregar la ducha y la bañera, el 34 por ciento detesta tener las manos agrietadas y las uñas quebradas; al 38 por ciento les disgusta la frecuencia con que deben limpiar; el 17 por ciento repela las esponjas sucias; al 23 por ciento no les importa el dolor muscular que les provoca el labor; y el 20 por ciento cree que su ducha nunca queda realmente limpia.

Aunque el limpiador Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber no puede resolver todos estos problemas, sí minimiza en gran medida la fuerza de brazos y codos necesaria para llevar a buen término la limpieza.

Acerca del limpiador Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber

Al combinar el limpiador y la esponja, Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber reduce los pasos necesarios para limpiar las losas y bañeras, así como las duchas, sus cortinas y puertas. Su manilla, especialmente diseñada, es fácil de apretar, y además, es flexible para curvas y contornos. Se adhiere fácilmente al paño desechable que cuenta con pequeñas fibras de restregado, y la fórmula Scrubbing Bubbles(R) concentrada. Los limpiadores y fibras de restregado de acción únicos de Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber se combinan para crear una espuma penetrante que afloja, disuelve y elimina los residuos de espuma de jabón, evitando así el uso de presión excesiva sobre las superficies de la bañera.

El limpiador Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber proporciona una limpieza profunda sin sustancias químicas arenosas, por lo que se escurre fácilmente dejando un brillo resplandeciente, y propiciando un mejor trabajo de limpieza.

El limpiador está a la venta en mercados de alimentos, medicinas, ferreterías y supermercados tales como Target, Wal-Mart, CVS entre otros, con un precio minorista sugerido de $5.29 el juego inicial, y $3.19 para recambio. El juego inicial contiene una manilla de larga duración, cuatro paños desechables de limpieza y una tina reusable de almacenamiento.

Para obtener más información, visite el sitio Web http://www.scrubbingbubbles.com

(1) La Encuesta SC Johnson Scrubbing Bubbles(R) Action Scrubber fue realizada en Internet por Harris Interactive entre el 16 y el 20 de agosto, 2007 con la participación de 1,226 mujeres estadounidenses adultas mayores de 18 años. Como la muestra está basada en aquellas mujeres que aceptaron la invitación a participar en el panel de investigación por Internet de Harris Interactive, no pueden calcularse estimados teóricos de errores de muestreo. Para obtener la metodología completa, póngase en contacto con Jenny Taylor o Maritza Santibañez.

Quien restriega desespera… Por qué tantas mujeres evitan limpiar la bañera