Respete a los ancianos: opóngase a la reforma del seguro social

Respete a los ancianos: opóngase a la reforma del seguro social

Los expertos en la Convención Nacional predicen que la mayoría de hispanos de edad avanzada está en riesgo


COMPARTE ESTA NOTA

Little Rock, AR–(HISPANIC PR WIRE)–1 de julio de 2005–La Tesorera de Estados Unidos, Ana Cabral, Bill Halter, previo Subcomisionado y Comisionado Interino de Seguro Social y Adam Luna, Director de Política, Campaign for America’s Future participaron en la sesión de hoy, llamada: La Privatización del Seguro Social, lo que Latinos Necesitan Saber, como parte de la Convención Nacional de La Liga Unida de Ciudadanos Latinoamericanos (LULAC).

“Se supone que el concepto de familias debe connotar el amor, el compartir y la unión. No la pobreza y dependencia,” dijo Héctor Flores, Presidente Nacional de LULAC. “Las familias Latinas, en particular, tienen un gran respeto por los mayores. El pensar que casi el 65 por ciento de los Latinos jubilados, viviendo sus años dorados en la pobreza, sin sus beneficios, es detestable.”

Según los panelistas de hoy, el plan para privatizar el Seguro Social tendría un efecto devastador para la comunidad hispana la cual depende más de los beneficios jubilatorios del Seguro Social que cualquier otro grupo demográfico.

“Nuestras personas mayores han trabajado productivamente por mucho tiempo. La mayoría de las veces el trabajo ha sido trabajo duro, las horas largas y la paga baja,” agregó Flores. “Ellos han contribuido a sus beneficios del Seguro Social con la expectativa que este sistema americano los mantendrá en sus último años.”

El debate en la privatización de Seguro Social es uno muy acalorado, según informes recibidos esto causaría una reducción en los beneficios por 40 por ciento. Contrariamente a la creencia popular sobre la fragilidad de Seguro Social, el programa existente no ha perdido un pago en 70 años.

Primeramente instituido durante la época post-depresión por el presidente Franklin D. Roosevelt, el Seguro Social fue diseñado para mantener a las personas fuera de la pobreza, mientras asegurando una sociedad más sólida, fuerte y productiva. Roosevelt llamó a esta Acta la “piedra angular” de la seguridad económica. En su mensaje al Congreso en 1934, él insistió en la promulgación del Seguro Social, declarando, “Nosotros nos vemos obligados a emplear el interés activo de la Nación en conjunto con gobierno para una mayor seguridad para cada individuo que la compone”. Hoy, el Seguro Social no es sólo un programa jubilatorio pero también un programa para los incapacitados. Muchos lo consideran el programa del más grande de Seguro Social que este país tiene.

LULAC y el Concilio Obrero para el Avance de los Latinoamericanos (LCLAA) se unieron con líderes nacionales y locales para apoyar a una coalición llamada “Los Latinos para una Jubilación Segura” para preservar el Seguro Social. Como parte de esa iniciativa, la coalición produjo el primero de sus anuncios en idioma español para apoyar la protección del Seguro Social.

Según el LCLAA, los Latinos comparados a otros grupos americanos tienen más probabilidades de ser empleados por el resto de sus vidas en trabajos con bajo salarios, sin pensión privada haciendo que ellos dependan más del Seguro Social para una jubilación afianzada.

La Liga Unida de Ciudadanos Latinoamericanos (LULAC) es la organización hispana para la defensa de derechos civiles más antigua y numerosa en los Estados Unidos. LULAC promueve el avance de las condiciones económicas, la educación, influencia política, salud y la defensa de los derechos civiles de los hispanoamericanos a través programas comunitarios en más de 700 capítulos en toda la nación.

–30–

CONTACTO:

Kimberly Jackson

(210) 244-2216

Respete a los ancianos: opóngase a la reforma del seguro social