Respuesta de TBN al Artículo de LA Times

Respuesta de TBN al Artículo de LA Times



COMPARTE ESTA NOTA

Tustin, CA–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–13 de septiembre de 2004 – La siguiente es una declaración de Trinity Broadcasting Network:

En un reciente anuncio de Los Angeles Times sobre una historia de que el Dr. Paul Crouch, fundador y presidente de Trinity Broadcasting Network, estuvo aparentemente involucrado en un caso de despido indebido y acoso sexual en 1997, es deplorable y las reclamaciones escandalosas levantadas en su contra son falsas.

El acusador es un felón convicto y adicto a las drogas desde hace mucho tiempo, que ha estado en prisión por años por delitos graves que van desde abuso sexual infantil al uso de drogas ilegales como cocaína en piedra. El acusador pasó a relacionarse con TBN a través de un programa de rehabilitación conducido en los terrenos de TBN. Una vez que este sujeto terminó el programa exitosamente, TBN le dio una oportunidad ofreciéndole trabajo.

A pesar de que el acusador volvió a caer en el uso de las drogas en más de una ocasión durante su trabajo, TBN extendió su bondad hacia este hombre y le mantuvo empleado mientras continuaba buscando rehabilitación y consejería. Finalmente, después de ser arrestado por otro delito relacionado con drogas, fue hallado culpable por violar su libertad condicional y regresó a prisión por un año. Cuando fue liberado de su encarcelamiento en 1997, nuevamente buscó empleo con TBN y cuando se le negó, amenazó con demandar a TBN alegando despido indebido y acoso sexual, dirigiendo sus alegaciones más lascivas en contra del Dr. Crouch personalmente.

En un esfuerzo por abordar este asunto en 1997, el Dr. Crouch buscó la asesoría y consejo de algunos asesores, abogados y líderes espirituales confiables. El punto de vista del consenso fue que sería mejor para TBN y para el Dr. Crouch llegar a un arreglo financiero, en lugar de pelear con el acusador en corte. Este curso de acción se consideró menos costoso y que evitaría la mala publicidad, el tiempo y el esfuerzo que tomaría luchar en contra de estas reclamaciones falsas. El Dr. Crouch aceptó de muy mala gana este consejo, dando por entendido que el acusador desaparecería y les dejaría tanto a él como a TBN en paz para siempre. La importancia del arreglo financiero no recae sobre el dinero pagado, sino más bien sobre la vehemente negación por parte del Dr. Crouch sobre las alegaciones hechas en su contra, así como el acuerdo del acusador de mantener bajo confidencia y reprimirse de repetir estas acusaciones y reclamaciones falsas. Aún más importante, en ningún momento se utilizaron fondos del ministerio en ninguna parte de este acuerdo.

En violación de este acuerdo, y en un intento por extraer aún más dinero de TBN y del Dr. Crouch, a fines de 2003, el acusador amenazó con revelar un manuscrito autobiográfico a los medios, en caso TBN y el Dr. Crouch no aceptaran comprar el manuscrito por una suma de dinero exorbitante. En lugar de siquiera contemplar una segunda ronda de lo que el Dr. Crouch considerara una extorsión, y con el apoyo de sus asesores y abogados actuales, el Dr. Crouch y TBN lucharon contra el acusador en corte, donde el acusador y sus reclamaciones falsas fueron justamente vencidas.

Este es el litigio cubierto en el reportaje de Los Angeles Times. El único arrepentimiento del Dr. Crouch y TBN es no haber tomado acción legal rápida para vencer estas reclamaciones falsas siete años atrás. No lo hicieron entonces, pues bien, lo hicieron ahora.

Es un hecho reprehensible de los tiempos modernos que las figuras públicas como el Dr. Crouch sean blancos de tales reclamaciones deshonestas, falsas y escandalosas. El ministerio de toda una vida del Dr. Crouch ha sido predicar la doctrina de Jesucristo al mundo entero. Las buenas obras de TBN son las que caracterizan al Dr. Crouch y este es el trabajo que continuará definiéndolo. Como tal, el Dr. Crouch continuará respondiendo al llamado de entregar su vida al Señor como presidente de TBN, aplicando su propia personalidad, integridad, entusiasmo y talento.

Pedimos a todos los socios y partidarios de TBN que oren por Paul y Jan por si hubiera otro ataque contra su ministerio o sus vidas personales. Esta tormenta pasará y como las Sagradas Escrituras tan apropiadamente proclaman, “Más grande es Él que está en mí, que él que está en el mundo”.

(1 Juan 4:4)

–30–GM/sf*

CONTACTO:

WDC Media

Susan Zahn, 602-296-4626

Respuesta de TBN al Artículo de LA Times