Reunión Cumbre Explora el Vínculo Crucial entre Madres, Hijas, la Comida y...

Reunión Cumbre Explora el Vínculo Crucial entre Madres, Hijas, la Comida y la Salud

La Dra. Alifa Lifshitz aconseja a las mamás hispanas que sirvan de modelo a sus hijos en el tema de la alimentación


COMPARTE ESTA NOTA

Nueva York, NY–(HISPANIC PR WIRE)–27 de septiembre de 2006–Las madres transmiten a sus hijas los rasgos genéticos en relación con la forma del cuerpo, el cabello y el color de los ojos, a la vez que influyen en los hábitos alimenticios, la actividad física, el comportamiento en cuanto a la dieta y la imagen corporal de sus hijas más de lo que se dan cuenta, según un panel de expertos que hablaron durante la Reunión Cumbre de Ejemplos a Imitar entre Madres e Hijas, auspiciado por el Programa Educacional de los Procesadores de Leche (MILKPEP).

La Cumbre fue la primera reunión de carácter científico que explora la investigación colectiva detrás del ejemplo a seguir en lo que se refiere al impacto de las “conductas sanas” de la madre. La evidencia sugiere que las madres modelan comportamientos tanto negativos como positivos, muchas veces de manera no intencional, que a su vez enseñan a sus hijas impresionables a través del fenómeno “lo que la hija ve, lo imita”.

De acuerdo a los Centros de Control de Enfermedades (CDC), se estima que más de 1/3 de los hispanos son considerados obesos. La Doctora Aliza Lifshitz nos comenta: “Dado el alto índice de obesidad entre los hispanos, es importante que las madres hispanas se enfoquen en demostrar hábitos saludables a sus hijos. Yo les aconsejaría que adopten hábitos sanos que sus hijos puedan imitar, así como tomar sus 3 vasos de leche baja en grasa o desgrasada al día, que coman más vegetales y granos enteros y que hagan algún tipo de ejercicio. Su ejemplo va hacer que sus hijos les sigan la pauta y hagan lo mismo y ese es el objetivo”, concluyó.

La campaña got milk? pone énfasis en la importancia de ejemplos sanos a imitar y presentó un nuevo anuncio publicitario con la diseñadora Tina Knowles y su hija, la Superestrella Beyonce Knowles. El célebre dúo madre-hija tiene una sociedad en una línea de ropa “House of Dereon”, y creen firmemente en transmitir buenos hábitos de generación en generación.

“Cuando era pequeña, mi mamá fue un buen ejemplo para mí, sobre todo en el de comer bien y tomar leche”, dijo Tina. “Yo se lo transmití a Beyonce y a Solange, y ahora a mi nieto. Al mantenernos ocupadas con la línea de ropa y la nueva película de Beyonce, manejamos nuestro peso vigilando lo que comemos y tomando leche, que es una parte importante de eso”.

“La hija imita lo que ve”

“El vínculo que muchas veces se pasa por alto entre madres e hijas, como las dietas y la salud es la clave para una generación de hijas más sanas”, según dijo una miembro del panel, Debra Waterhouse, MPH, RD, reconocida internacionalmente como experta en nutrición de mujeres y autora de Outsmarting the Mother-Daughter Food Trap (Cómo Madres e Hijas Pueden Superar la Trampa Alimenticia). “Una vez que las madres se conscientizan de su influencia verbal o no verbal, generalmente se sienten muy motivadas para convertirse en un modelo más saludable para sus hijas”.

Entre los hallazgos fundamentales de la reunión cumbre podemos mencionar:

— Las opciones de comida de los niños están más relacionadas con la madre que con el padre, siendo la asociación más fuerte entre madres e hijas.(1) De hecho, los estudios han detectado que la elección de alimentos de las propias madres puede tener una mayor influencia que cualquier otro intento de controlar el consumo de alimentos de sus hijas.(2)

— Las madres que están preocupadas por el peso y la dieta y que tratan de influir en los hábitos de comida de sus hijas pueden causar el efecto contrario al deseado y pueden poner a sus hijas en el riesgo de preocuparse demasiado por el peso y por estar a dieta todo el tiempo.(3)

— Por otro lado la decisión de una madre de comer más frutas y vegetales, más granos integrales y tomar más leche rica en calcio, es probable que influya positivamente en las opciones de su hija.(4)

— Mientras que las madres tienen una profunda influencia en los hábitos alimenticios de sus hijas en general, tienen una influencia particularmente significativa en el consumo de leche de sus hijas.(5) Eso es importante porque tomar las 3 porciones recomendadas de leche baja en grasa o leche descremada en vez de refrescos azucarados no solamente es bueno para los huesos de los niños; sino que algunas investigaciones indican que también puede contribuir al mantenimiento de un peso saludable.(6)

Según las investigaciones presentadas en la cumbre por Leann Birch, PhD, distinguida profesora de Desarrollo Humano y Estudios de la Familia de la Universidad Penn State, “básicamente si una madre quiere que su hija consuma alimentos nutritivos, que tome leche en vez de refrescos azucarados y que evite las dietas de moda, ella tiene que hacer lo mismo”.

Aún cuando es evidente que las madres juegan un papel importante en ayudar a formar los hábitos de alimentación de sus hijas, también es significativo crear un entorno familiar que aliente la actividad física. Las investigaciones indican que tanto las madres como los padres son modelos para la actividad física. “Los beneficios del ejercicio para las niñas en desarrollo incluyen un sano control del peso, una imagen corporal positiva, así como un aumento en la salud ósea”, según afirmó la panelista Christina Economos, PhD, profesora asistente, Directora de la Cátedra de Nutrición Infantil de la Escuela de Friedman de Políticas y Ciencias en la Universidad de Tufts. “Sin embargo, los estudios también muestran que la influencia de uno de los padres en la actividad física de la hija puede significar más que guiar con el ejemplo. Algunos padres probablemente no jueguen fútbol aunque de cualquier manera pueden ser un modelo positivo al llevarla a las prácticas deportivas, animándola desde afuera del campo de juego o como entrenadores voluntarios”.

El equipo de celebridades madre-hija habla sinceramente sobre ejemplos a imitar

Una pasada celebridad del bigote de leche, Joan Lunden, y su hija Jaime se unieron a los presentadores de la Cumbre para compartir su propia experiencia con ejemplos a imitar. “Cuando nacieron mis hijos siempre comprendí que necesitaban una buena base para su crecimiento y desarrollo, pero en ese momento yo misma no tenía una”, dijo Lunden. “No fue sino hasta que cumplí casi 40 años que empecé a prestar más atención a mi propia condición física y a mi nutrición. Y así, comencé un programa de ejercicio; cambié mi forma de comer: perdí 50 libras; y probablemente agregué 20 años a mi vida. Sobre todo, podía ver qué maravillosamente sana influencia tenía en mis hijas”.

Joan retó a las madres en todo el país para que transmitan un nuevo legado al seleccionar mejor los alimentos y las bebidas, promoviendo una autoestima positiva y apoyando la actividad física, con el objeto de dar a nuestros hijos una mayor oportunidad para que crezcan sanos y evitar enfermedades ya adultos.

Recomendaciones para las madres

El panel formado por algunos de los principales expertos en nutrición y pérdida de peso concluyó la Reunión Cumbre planteando recomendaciones para transformar el futuro estableciendo ejemplos a imitar entre madres e hijas. Abajo describimos cuatro de las múltiples formas en las que los medios, los profesionales de salud, los sistemas escolares y especialmente las mamás, pueden hacer la diferencia:

— Canalizar los esfuerzos bien intencionados para evitar la obesidad en niños hacia la enseñanza, dando el ejemplo de comer moderadamente, eligiendo alimentos balanceados y haciendo ejercicio regularmente

— Motivar a las hijas a tomar leche en cada comida en vez de sodas, que pueden estar reemplazando los nutrientes de la leche, en la dieta de sus hijas.

-más-

— Hacer un mayor esfuerzo para comer en familia, donde los padres de familia son el ejemplo a seguir, y hacer que estas comidas estén llenas de gozo y sin crítica.

— El hecho de fomentar imágenes corporales positivas y una elevada autoestima en las hijas al halagar las cualidades además de la apariencia, y evitar hacer comentarios negativos acerca de la dieta o de sus propios cuerpos.

Si desea una lista completa de recomendaciones e información adicional sobre cómo darle el ejemplo a sus hijas en cuanto a una conducta sana, incluyendo las 10 Cosas Que Se Deben Hacer y las Que No Se Deben Hacer en cuanto a Dar Ejemplos e investigar acerca de la importancia de la leche para promover un peso saludable, visite 2424milk.com. Para información en español acerca de los beneficios de la leche y para bajar recetas, vaya a: www.2424leche.com

El Programa Educativo de los Procesadores de la Leche (MilkPEP), en Washington, D.C., está financiado por los procesadores de leche a nivel nacional, que están comprometidos con aumentar el consumo de leche líquida. Junto con los productores de leche, el Consejo de MilkPEP coordina la campaña got milk? del bigote de leche, una campaña multifacética diseñada para educar a los consumidores acerca de los beneficios de la leche. Para más información visite www.whymilk.com.

El lema publicitario “got milk?”(R) fue creado para el Consejo de Procesadores de Leche de California por Goodby Silverstein & Partners y los que autorizan la licencia de uso son los grupos nacionales de procesadores de leche y productores de lácteos.

1. Kies, C. et al. Family pattern similarities and differences among family members. Journal of the American Dietetic Association. 1992; Supplement 92, A-53

2. Lee Y, Birch LL. Diet quality, nutrient intake, weight status, and feeding environments of girls meeting or exceeding the American Academy of Pediatrics recommendations for total dietary fat. Minerva Pediatrica.2002;54:179-186.

3. Field AE, Camargo CA, Taylor B, Berkey CS, Roberts SB, Colditz GA. Peer, parent, and media influences on the development of weight concerns and frequent dieting among preadolescent and adolescent girls and boys. Pediatrics 2001;107:54-60.

Cutting T.M, Fisher JO, Grimm-Thomas K, Birch LL. Like mother, like daughter: Familial patterns of overweight are mediated by mothers’ dietary disinhibition. American Journal of Clinical Nutrition. 1999;69:608-613.

4. Galloway AT, Fiorito LM, Francis LA, Birch LL. Finish Your Soup: Counterproductive effects of pressuring children to eat on intake and affect. In press, 2006.

Johnson RK, Panely CV, Wang MQ. Associations between the milk mothers drink and the milk consumed by their school-aged children. Family Economy and Nutrition Review 2001;13:27-36.

Birch LL, Lee Y. Family Influences: Mothers’ and daughters’ use of multivitamin-mineral supplements. Nutrition Today. 2002;37:173-174.

5. Grove TM, Douglass JS, Heimbach JT, DiRienzo, Miller GD. Evaluation of maternal consumption of dairy products and its influence upon daughters’ diets. FASEB Journal 1999;13:A549

6. Moore LL, Singer M, Bradlee LM, Gao DI, Hood M, Ellison RC. Low intakes of dairy products in early childhood may increase body fat acquisition. Obesity Research. 2003;11(S): Abstract No.130.

Novotny R, Daida YG, Acharya S, Grove JS, Vogt TM. Dairy intake is associated with lower body fat and soda intake with greater weight in adolescent girls. Journal of Nutrition. 2004;134(8):1905-1909.

Phillips SM, Bandini LG, Cyr H, Colclough-Douglas S, Naumava E, Must A. Dairy food consumption and body weight and fatness studied longitudinally over the adolescent period. International Journal of Obesity. 2003;27(9):1106-1113.

NOTA A LOS REDACTORES: Una imagen de alta resolución está disponible en: http://www.hispanicprwire.com/home.php?l=es

Reunión Cumbre Explora el Vínculo Crucial entre Madres, Hijas, la Comida y la Salud