Rivalidad entre hermanos: cómo lograr la paz en un hogar con niños...

Rivalidad entre hermanos: cómo lograr la paz en un hogar con niños pequeños



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–Tener dos o más niños pequeños en casa puede ser una ardua tarea para cualquier padre. Además de las múltiples bocas que alimentar, cuerpecitos que vestir y llantos que calmar, los padres tienen más relaciones que nutrir. La preocupación acerca de si los hijos se llevan bien es común en hogares con varios niños. Los expertos en las primeras etapas de la niñez de Parents as Teachers National Center afirman que los niños necesitan asesoría para ayudarles a prepararse para los cambios, lidiar con sus sentimientos, y aprender a tener buenas relaciones con los demás. Parents as Teachers aconseja varias formas mediante las cuales los padres pueden fomentar relaciones positivas entre sus hijos.

Antes de presentar al nuevo integrante del núcleo familiar

Comience a preparar a su hijo y estimule su pensamiento positivo incluso antes de que llegue el nuevo bebito. “Los niños son muy sensibles a los cambios, y sabrán que algo va a ocurrir, especialmente en cuanto comienza a crecer el vientre de mamá”, explica Kerry Caverly, experta en las primeras etapas de la niñez de Parents as Teachers National Center. “Es importante informar al niño acerca de los detalles del embarazo desde el principio, y comenzar a hablarle de cómo va a convertirse en el hermanito o hermanita mayor”. Para lograrlo, puede compartir con el niño libros acerca de la alegría de convertirse en hermano o hermana mayor. Háblele acerca de las cosas tan entretenidas que hará cuando llegue el bebito, y trate de que el acto de compartir le sea divertido. Estimúlelo a dibujar acerca del tema, y ayúdelo a seleccionar juguetes y ropitas para el nuevo hermanito. Proporciónele además oportunidades de hacer amistades y relaciones sociales con otros niños, para que se acostumbre a compartir y jugar con otros. Trate de no usar el embarazo como excusa para no hacer ciertas cosas como sentarse en el suelo a jugar con el niño.

Cuando llegue el bebito

Cuando nazca el bebé, proporcióneles oportunidades a sus hijos para que se relacionen entre sí y creen un ambiente acogedor. Ayude a sus hijos mayores a sentirse importantes, diciéndole cómo hacen que el bebito se sonría. Ofrézcale al niño mayor un animalito de peluche o muñeco para que lo cuide y haga las mismas cosas que usted. El niño aprenderá a cuidar a otra persona, y a ver la importancia de encargarse de un hermanito menor. Invite a su hijo mayor a que le enseñe al bebito cómo el niño o niña “grande” hace cosas como ordenar los juguetes o comer su comida. Deje que cuide al bebito con actividades apropiadas para su edad, como recoger la ropita del bebé. Esto le enseñará la alegría y la responsabilidad de ser un hermano mayor, con lo que disfrutará de la oportunidad de hacer más actividades “como los grandes”. Sin embargo, es importante no obligarlo a hacer lo que no desee. Prepárese con vistas a que, en ocasiones, las cosas no saldrán como usted lo desea. “El niño mayor pudiera negarse o portarse mal para atraer la atención o para aliviar su frustración. Hable con el niño para saber cómo se siente, exprésele su comprensión y proporciónele comodidad, abrazándolo o demostrándole su apoyo”, añade Caverly.

Mantener las buenas relaciones en el período de crecimiento

En la medida que su niño más pequeño va haciéndose parvulito o alumno de preescolar, es probable que vea cómo sus hijos discuten por un juguete, o se golpean entre sí con bloques. Puede tratar de corregir las malas conductas, pero no les preste demasiada atención. Por el contrario, estimúlelos a resolver por sí mismos sus problemas. Felicítelos cuando comparten sus cosas y se llevan bien. Esto los incitará a hacer cosas para que usted los elogie. No intente adjudicarle calificativos a sus hijos—llamando a uno “inteligente” o a otro “atlético—pues esto haría que uno se sienta más especial que el otro. Sin embargo, no se preocupe porque todo sea equitativo entre sus hijos. Cada uno es diferente y necesitará cosas diversas en momentos diferentes. Sólo asegúrese de darles a todos su atención, y ayudar a que todos tengan sentido de participación.

Rivalidad entre hermanos: cómo lograr la paz en un hogar con niños pequeños