Se logra un mayor éxito entre los estudiantes del Programa de Colocación...

Se logra un mayor éxito entre los estudiantes del Programa de Colocación Avanzada en los 50 estados

El Presidente solicita más maestros de AP(R) en su Discurso sobre el Estado de la Unión Nueva York, Maryland, Utah, California, Virginia, Connecticut, Massachusetts, y la Florida están a la vanguardia; Progreso sin precedentes en Arkansas


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE – US Newswire)–7 de febrero de 2006–En el aniversario 50 del Advanced Placement Program(R) (Programa de Colocación Avanzada, AP(R)), la asociación de membresía sin fines de lucro College Board, que tiene a su cargo el Programa AP Program, ha dado a la publicidad su segundo informe anual Advanced Placement Report to the Nation (“Informe a la nación acerca del Programa de Colocación Avanzada”), donde se revela que los 50 estados y el Distrito de Columbia han logrado un incremento en el porcentaje de alumnos de enseñanza secundaria que logra una calificación 3 o superior en los cursos AP a nivel de estudios superiores (college) desde el año 2000.

“Debemos estimular a nuestros niños a tomar cursos más exigentes, y el Programa de Colocación Avanzada ha demostrado marcar una diferencia en el rendimiento estudiantil”, afirmó la Secretaria Spellings. “Bajo los auspicios del Programa Presidencial de Incentivos al AP, incrementaremos la cantidad de alumnos que realizan exámenes de Matemáticas y Ciencias AP, de 380,000 en la actualidad, a 1.5 millones para el año 2012”.

En las escuelas públicas de la nación, el 14.1 por ciento de los alumnos del curso 2005 demostraron destrezas en el Examen AP, al lograr calificaciones de 3 o superiores—notas que predicen el éxito en la educación superior(1)—en una o más pruebas AP durante sus estudios secundarios. Esta cifra equivale a un aumento del 13.2 con respecto al curso 2004; y un 10.2 por ciento en comparación con el curso 2000. Aunque 35 estados y el Distrito de Columbia reportaron resultados inferiores al promedio nacional del 14.1 por ciento, cada estado y el Distrito de Columbia experimentaron una mayor proporción de alumnos del curso 2005 con calificaciones de 3 o superiores a las reportadas en el curso 2000. Los logros del Programa AP en los cursos del 2000 y el 2005 en cada estado se enumeran con más detalles en el informe (Ver AP Report to the Nation, Tabla 1, página 5.)

Estos logros son realmente notables debido a que, en los últimos cinco años, la población escolar de la enseñanza secundaria pública de los Estados Unidos se ha incrementado en más de 100,000 alumnos. Las escuelas estadounidenses han desplegado un mayor esfuerzo para mantener la proporción de alumnos con excelentes resultados en un Examen AP antes de graduarse de Bachillerato, aumentando esa proporción del 10 al 14 por ciento.

Además, el logro de la difusión de los cursos AP está elevando la calidad de las aulas de enseñanza secundaria de nuestra nación. El estudio titulado “The Trends in International Mathematics and Science Study” (conocido formalmente como “Third International Mathematics and Science Study”) revela que si bien el resto de los estudiantes estadounidenses obtuvo las más bajas calificaciones de rendimiento en matemáticas y física avanzada en comparación con alumnos de naciones desarrolladas, los alumnos de Cálculo AP y Física AP de los Estados Unidos, incluso aquellos que no pudieron obtener una nota exitosa en el Examen AP, resultaron más competentes en materia de rendimiento en Matemáticas y Ciencias que los estudiantes de las cuatro naciones con mejores resultados.(2) Más aún, los alumnos que tomaron cursos de Matemática AP y Ciencias AP en la enseñanza secundaria, fueron mucho más propensos que otros estudiantes a continuar una trayectoria de estudios con especialización en Ciencias, Tecnología, Ingeniería o Matemáticas (STEM) que los estudiantes quienes no matriculan esos cursos en secundaria.(3) En su Discurso sobre el Estado de la Unión del pasado 31 de enero, el presidente George W. Bush exhortó al adiestramiento de 70,000 profesores de enseñanza secundaria para cursos de Colocación Avanzada en Ciencias y Matemática en un período de cinco años.

“Los educadores y líderes a nivel federal, estatal, distrital y escolar, merecen nuestros mayores elogios por haber permitido que un segmento más amplio que nunca de la juventud de nuestra nación logre el éxito en el Examen AP”, afirmó Gaston Caperton, Presidente de College Board. “La participación en el Programa AP implica importantes beneficios para los alumnos, y, de forma notable, los cursos de Matemáticas y Ciencias AP están permitiendo a los estudiantes estadounidenses el desarrollo de un nivel de destreza en Matemáticas y Ciencias que supera al de los estudiantes de todas las demás naciones; los cursos de lenguas extranjeras AP están desarrollando la capacidad de nuestros alumnos de conectarse con culturas asiáticas y europeas, mientras que los cursos de Inglés y Estudios Sociales AP crean las habilidades necesarias para que los alumnos puedan redactar con efectividad, poseer un pensamiento crítico, y colaborar con las mentes más excelsas de las culturas del mundo”.

Mantenimiento de la calidad en los cursos AP

El informe muestra que la calidad del aprendizaje en las aulas se ha mantenido estable, en la medida que las escuelas han invitado a una mayor cantidad de estudiantes a enfrentar el desafío de un curso AP. Los Exámenes AP utilizan normativas establecidas por profesores de colleges y universidades que administran preguntas del Examen AP a sus propios alumnos, e identifican el conocimiento y destrezas que deben demostrarse en cada una de dichas preguntas. Para garantizar que cada Examen AP, año tras año, sea de un rigor y dificultad equivalente, las preguntas de selección múltiple escogidas, cuya categoría no se divulga, se intercalan en exámenes ulteriores, lo cual permite a los psicometristas y estadísticos garantizar que el Examen AP de un año determinado represente el mismo nivel de destreza en el contenido que en años anteriores.

El informe incluye gráficas correspondientes a cuatro Exámenes AP de gran volumen, y muestra que los alumnos que tomaron Exámenes AP en el 2005 están logrando resultados de aprendizaje equivalentes a los alcanzados por la población estudiantil de AP de menores dimensiones y menos diversa que tomó esos exámenes en años anteriores.

“En los Exámenes AP no se han reportado incrementos ni disminuciones en destreza de contenido estadísticamente significativos entre el 2001 y el 2005, lo cual indica que los educadores han desempeñado un trabajo tremendo para preservar la calidad y los resultados de aprendizaje, incluso al incrementar la cantidad de estudiantes con acceso al Programa AP”, añadió Caperton.

Para colaborar con las escuelas en el mantenimiento de la calidad de los cursos clasificados como “AP” en la medida que dichas oportunidades sigan aumentando, a partir del otoño del 2006, [en las Guías de Política del Programa AP, de próxima publicación] College Board está implementando una Auditoria de Cursos AP, concebida para garantizar que cada curso considerado “AP” proporcione a los alumnos el conocimiento del contenido y los recursos necesarios para que los mismos tengan una experiencia exitosa de estudios superiores, mientras cursan la enseñanza secundaria.

Brechas de igualdad en el Programa AP

A pesar de una mayor multiplicidad en las aulas de cursos AP, la representación de los alumnos afroamericanos e indígenas norteamericanos en las aulas del Programa AP sigue siendo insuficiente. A nivel nacional, los alumnos afroamericanos componen el 13.4 por ciento de la población estudiantil, pero solo un 6.4 por ciento del alumnado que realiza Exámenes AP; mientras que los indígenas norteamericanos componen el 1.1 por ciento del estudiantado, pero solo el 0.5 por ciento de la población estudiantil que hace Exámenes AP. (Lea AP Report to the Nation, Figura 5, página 11.)

Los estudiantes hispanos cuentan con una notable representación nacional en las aulas del Programa AP, pues componen el 13.4 por ciento de la población estudiantil, y el 13.6 por ciento de los que toman Exámenes AP. sin embargo, en muchos estados no cuentan con suficientemente representación en el Programa AP.

El informe alerta que, a pesar de los pasos que han dado los educadores para proporcionar cursos AP a alumnos que han experimentado tradicionalmente una representación insuficiente, las calificaciones más bajas en Exámenes AP indican que numerosos profesores y alumnos con alto potencial no están recibiendo la preparación adecuada con vistas a los rigores de un curso AP. Como resultado, los estudiantes que han experimentado tradicionalmente una insuficiente representación demuestran en la actualidad menor rendimiento en los Exámenes AP.

“Se necesitan importantes iniciativas para garantizar que todos los estudiantes estén adecuadamente preparados a partir de la escuela intermedia, para que tengan mayores posibilidades de éxito en el Programa AP cuando lleguen a la enseñanza secundaria”, declaró Caperton. “Y un hecho tan importante como lo anterior es que, en la medida que las aulas estadounidenses siguen diversificándose, deben iniciarse nuevos programas para crear en las escuelas capacidades para ofrecer cursos AP a todas las poblaciones estudiantiles, especialmente a los alumnos pertenecientes a minorías insuficientemente representadas y jóvenes de los sectores rurales de la nación”.

Tales iniciativas, basadas en leyes concebidas para incrementar el acceso a cursos AP, han tenido éxito en numerosos estados. El año pasado, en Arkansas, la legislación política dio como resultado mejorías sin precedentes de participación en cursos AP, particularmente entre estudiantes afroamericanos, hispanos y de bajos recursos, que han tenido tradicionalmente una representación insuficiente. La legislación aprobada en Arkansas establece que, a partir del curso escolar 2008-09, todos los distritos escolares deben proporcionar cursos AP en cada una de las cuatro áreas centrales de Matemáticas, Inglés, Ciencias y Estudios Sociales. Posteriormente, los distritos deben incorporar al menos un curso central cada año. Arkansas está asumiendo el costo de los Exámenes AP para todos los alumnos, y está proporcionando a las escuelas fondos de desarrollo profesional.

Los resultados de las iniciativas en Arkansas no tienen comparación; en solo un año, el estado ha duplicado la cantidad de estudiantes que participan en el Programa AP, más del doble de la cantidad de alumnos hispanos y de bajos ingresos que participan en AP; y más del triple de la cantidad de estudiantes afroamericanos participantes en AP. En toda la historia del Programa AP, nunca se habían experimentado incrementos tan considerables en participación, particularmente entre alumnos insuficientemente representados, en un solo año.

Homenaje a Escuelas Secundarias AP Ejemplares

La Segunda Parte del informe Advanced Placement Report to the Nation usa datos de todas las escuelas participantes en el Programa AP en todo el mundo, para identificar los centros escolares que están actualmente a la vanguardia en participación y rendimiento AP. Este año, los estados de California, Florida y Tejas cuentan con la mayor cantidad de escuelas (públicas e independientes) citadas en el informe.

La Segunda Parte también incluye información referente al rendimiento escolar en cada una de las ramas de conocimiento del Programa AP, y a las opiniones con respecto al aprendizaje estudiantil procedentes de Exámenes AP anteriores, para que los maestros y administradores del Programa AP puedan revisar y reformular sus programas de estudios para corregir debilidades y deficiencias en sus currículos.

El Programa de Colocación Avanzada de College Board posibilita que los alumnos cursen estudios de nivel superior durante sus años de enseñanza secundaria. En la actualidad se ofrecen treinta y cinco cursos en 20 ramas del conocimiento. En dependencia de su rendimiento en los rigurosos Exámenes AP, los cuales exigen la redacción de respuestas escritas a preguntas abiertas, calificados por profesores universitarios actuales, y consultores del Programa AP, los alumnos pueden ganar créditos, colocación avanzada o ambos, con respecto a la enseñanza superior.

“El Programa AP beneficia a estudiantes, educadores y escuelas”, afirmó Caperton. “La cantidad de alumnos participantes en AP ha superado el doble en 10 años, y en la actualidad, aproximadamente 15,000 escuelas estadounidenses ofrecen cursos AP. Los alumnos que alcanzan resultados exitosos en un Examen AP tienen más posibilidades de terminar sus estudios universitarios. Con mucha frecuencia, han logrado destreza en la redacción, así como sofisticados hábitos de estudio, y una inclinación al razonamiento crítico. Los maestros participantes en el desarrollo profesional AP se perfeccionan como profesores en general, no sólo de cursos AP. Además, a menudo, las escuelas que participan en la experiencia AP experimentan una difusión de normativas académicas superiores en la totalidad de su currículo”.

A la vanguardia de la nación

— New York está a la vanguardia de la nación. Aproximadamente el 23 por ciento de los alumnos del curso 2005 obtuvo una calificación de 3 o superior en el Examen AP durante sus estudios de enseñanza secundaria.

— Este año, Maryland y Utah, junto a Nueva York, cuentan con más de un 20 por ciento de sus alumnos con tales resultados en el Programa AP.

— California, Virginia, Connecticut, Massachusetts y la Florida se han propuesto alcanzar en breve ese objetivo, probablemente con los graduados del curso de este año.

Los mayores cambios positivos

— Maryland, Carolina del Norte, Washington, Connecticut, Delaware, y la Florida han experimentado la mayor cantidad de cambios positivos desde el año 2000 en la proporción de alumnos con calificaciones exitosas en el Examen AP durante los estudios de enseñanza secundaria.

— Los estados que han alcanzado la mayor expansión de rendimiento exitoso en el Examen AP del 2004 al 2005 son: Oregon, Delaware, Alaska, Arkansas, Maine, Maryland, Nueva York, Virginia, y Washington.

Eliminar las brechas en la igualdad

— Florida, Maryland, y el Distrito de Columbia han alcanzado el objetivo significativo de una mayor representación de alumnos hispanos en cursos AP, en comparación con la representación hispana en cursos convencionales.

— California y Tejas, estados con enormes poblaciones hispanas, están a punto de lograr ese objetivo.

1. Cada Examen AP se evalúa mediante una escala de cinco puntos: 5—Extremadamente bien competente; 4—Bien competente

; 3—Competente; 2—Posiblemente competente; 1—Sin recomendación.

2. Eugenio J. González, Kathleen M. O’Connor, y Julie A. Miles. 2001. “How Well Do Advanced Placement Students Perform on the TIMSS Advanced Mathematics and Physics Tests?” Chestnut Hill, MA: The International Study Center, Lynch School of Education, Boston College.

3. Rick Morgan y Behroz Maneckshana. 2000. AP Students in College: An Investigation of Their Course-Taking Patterns and College Majors. Report No. SR-2000-09. Princeton, NJ: Educational Testing Service.

Se logra un mayor éxito entre los estudiantes del Programa de Colocación Avanzada en los 50 estados