Se recomienda a los padres de familia hispanos tomar la iniciativa con...

Se recomienda a los padres de familia hispanos tomar la iniciativa con respecto a la actividad física de sus hijos

Campaña de concientización diseñada para frenar las alarmantes estadísticas de salud entre los pre-adolescentes hispanos


COMPARTE ESTA NOTA

San Antonio, TX–(HISPANIC PR WIRE)–22 de junio de 2006–David Inocencio acaba de terminar el cuarto grado y está listo para disfrutar de unas bien merecidas vacaciones de verano. Al no tener que levantarse para tomar el autobús escolar, David hace a diario lo que ha hecho desde que salió de la escuela: dormir hasta medio día, jugar videojuegos hasta las 3 de la tarde y ver caricaturas hasta que su mamá, Nancy Inocencio, llega del trabajo a las 5:30 de la tarde. La señora Inocencio preparó la cena como de costumbre y los dos comieron juntos viendo la televisión. Alrededor de las 11 de la noche, aunque David se resistía, su madre lo acompañó a la cama.

En cuestión de pocas semanas ella descubrió que David comenzaba a preferir más las actividades sedentarias dentro de casa, que salir a jugar con sus amigos. Como David parecía haber aumentado un poco de peso, la señora Inocencio notó que necesitaba involucrar a su hijo, rápidamente, en actividades físicas ya que no participaba en ellas desde que salió de la escuela.

David no es un niño diferente, muchos de los pre-adolescentes harán lo mismo que él este verano. Según estudios resientes, los niños pre-adolescentes pasan más de 4 horas diarias viendo la televisión, jugando con videojuegos, navegando por la internet o simplemente jugando con su computadora (Woodard, 2000). Los Centros para el Control de las Enfermedades, a través de su campaña “Niños Activos. Familias Sanas.” (NAFS), están alentando a los padres de familia hispanos/latinos para que motiven a sus hijos pre-adolescentes (niños entre 9 y 13 años) a pasar más tiempo involucrados en actividades físicas fuera de casa, por lo menos 60 minutos cada día.

En algunos estudios se ha demostrado que más del 30% de todos los niños hispanos/latinos de los EE.UU. tienen sobrepeso, comparado con el 25% de los niños caucásicos. Los adolescentes, hijos de padres inmigrantes, nacidos en los EE.UU. tienen mayor probabilidad de tener sobrepeso que los nacidos en el extranjero y que emigran a los EE.UU. (Estudio Nacional Longitudinal sobre la Salud de los Adolescentes, 1998).

Además, enfermedades como la diabetes de tipo 2 tienen una mayor tasa de incidencia en niños hispanos/latinos que niños caucásicos. Y uno de los mayores factores de riesgo para que nuestros niños contraigan esta enfermedad es la obesidad (Declaración sobre la Diabetes, 1999, Audiencia del Comité Hispano del Congreso).

Para ayudar a los padres de familia a promover la actividad física durante los meses de verano, NAFS hace las siguientes sugerencias:

— Limite el tiempo que sus hijos dedican viendo la televisión, jugando video juegos o frente a la computadora.

— Haga que su hijo juegue fuera de casa.

— Lleve a su hijo a nadar.

— Inscríbase en un programa recreativo local de verano.

— Rehidrate a sus hijos con agua, ya que al realizar cualquier tipo de actividad física es necesario mantener el cuerpo bien hidratado.

Los padres de familia también pueden encontrar, en los siguientes sitios de Internet, consejos útiles y programas de verano para lograr que sus hijos se involucren más con el ejercicio:

— Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades – (cdc.gov/espano)

— Boys & Girls Clubs of America – (bgca.org)

— Young Men’s Christian Association – (ymca.net)

El sitio de Internet de NAFS, http://www.NAFS.org, incluye información adicional sobre cómo los padres de familia pueden implementar un programa de vida saludable, incluyendo un cuestionario diseñado para determinar el nivel de actividad de sus hijos.

Sobre la Campaña de Publicidad Juvenil “Niños Activos. Familias Sanas.”

La campaña de publicidad “Niños Activos. Familias Sanas.” alienta a los padres de familia hispanos/latinos a lograr que sus hijos pre-adolescentes se involucren en actividades físicas por lo menos durante 60 minutos cada día.

Este esfuerzo es una extensión del trabajo de mercadeo que hizo la exitosa campaña “VERB. It’s what you do.” VERB, lanzada en junio de 2002 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es una campaña nacional y multicultural, cuya intención es crear un movimiento para promover la actividad física positiva y reemplazar los comportamientos malsanos y arriesgados entre los niños de 9 a 13 años de edad.

Se recomienda a los padres de familia hispanos tomar la iniciativa con respecto a la actividad física de sus hijos