Septiembre es el mes de concientización del seguro de vida

Septiembre es el mes de concientización del seguro de vida

La Fundación LIFE señala que las familias hispanas están menos suficientemente aseguradas que el resto de la población, y ofrece consejos para obtener cobertura


COMPARTE ESTA NOTA

Washington, DC–(HISPANIC PR WIRE)–4 de septiembre de 2007–Con demasiada frecuencia, el fallecimiento de una de las personas que contribuyen al sostén del hogar se convierte en penuria financiera para sus seres queridos. Las cuentas se acumulan. La familia tiene que mudarse a una vivienda menos costosa. Hay que posponer los planes de educación universitaria y otros proyectos a largo plazo. Seguramente, este no es el tipo de legado financiero que quisiéramos dejarles como herencia a los seres que amamos. Por esa razón, el seguro de vida es parte esencial del plan financiero familiar, y contribuye a garantizar que los objetivos y sueños financieros de la familia se hagan realidad, independientemente de los imponderables que la vida nos ponga en el camino.

La mayoría de los estadounidenses tiene menos cobertura de seguro de vida que la recomendada por los expertos. Sin embargo, el problema se agudiza en la comunidad hispana. Según LIMRA International, sólo el 36 por ciento de los hogares hispanos protegen a sus seres queridos con un seguro de vida, en comparación con el 54 por ciento que se reporta en el resto de la población. Con tantas familias presentemente en una situación vulnerable en el aspecto financiero, la industria de seguros de vida ha creado el Mes de Concientización Del Seguro de Vida (Life Insurance Awareness Month, LIAM), una campaña de concientización pública que se extiende por espacio de un mes, cuyo propósito es alentar al público a tomar en serio sus necesidades de seguros de vida. Esta iniciativa anual es coordinada por la Fundación Educativa de Seguros de Vida y Salud (Life and Health Insurance Foundation for Education, LIFE), una organización sin fines de lucro.

“Muchos posponen la decisión de adquirir un seguro de vida porque la muerte es algo en lo que no quieren pensar. Sin embargo, el obtener un seguro de vida es una de las decisiones más importantes que puede tomar una persona”, aseguró David Woods, presidente de la Fundación LIFE. “Septiembre es el momento perfecto para dejar a un lado las excusas y reunirse con un profesional de los seguros a fin de garantizar que la familia esté bien protegida”.

LIMRA International, una de las firmas principales de investigación de mercados de la industria, realizo grupos de enfoque que revelaron que a los hispanos no les gusta hablar de la muerte. Cuando se les pidió a los participantes de dichos grupos que consideraran las ramificaciones financieras vinculadas con el fallecimiento del principal sostén de la familia, casi ninguno había tomado en cuenta tal situación.

Estos son los principales resultados de la investigación de grupos de enfoque realizada por LIMRA:

— El seguro de vida no constituye una prioridad. Muchos hispanos afirmaron que aunque hablan regularmente con sus familias y amigos acerca de la creación de ahorros para costear estudios universitarios o para la jubilación, raramente tratan el tema de los seguros de vida. Incluso algunos hispanos no pudieron recordar si alguna vez habían traído el tema a colación, o intercambiado opiniones acerca de los aspectos positivos y negativos del seguro de vida.

— “Yo no necesito un seguro de vida”. Algunos hispanos creen que en el aspecto personal no necesitan seguro de vida, porque esperan vivir muchos años.

— “El seguro de vida se puede adquirir después”. Al igual que la población en general, los hispanos no tienen un sentido de urgencia en lo tocante a la adquisición de un seguro de vida. Algunos afirman que primero es preciso resolver otras necesidades financieras, mientras que otros citan el olvido como la razón por la cual no tienen ese tipo de seguro.

Para evaluar adecuadamente la necesidad de seguro de vida de una familia, y para conocer más detalles acerca de los diferentes tipos de pólizas disponibles, la Fundación LIFE recomienda reunirse con un profesional calificado de seguros. Existen numerosas opciones accesibles para casi cualquier necesidad y presupuesto. A continuación, otros elementos a considerar en la búsqueda de una cobertura apropiada de seguro de vida:

— El seguro de vida no es sólo para el principal sostén del hogar. Las personas que constituyen el sostén secundario de la familia, y los padres que se quedan en casa para realizar las tareas del hogar, llevan a cabo muchas funciones valiosas cuya sustitución resultaría extremadamente costosa. El sitio Web Salary.com estima que si a los padres que se quedan en casa para realizar las tareas hogareñas se les pagara por las 100 horas que dedican cada semana a cuidar de los niños y a realizar otras faenas, ganarían anualmente un salario promedio de $134,121. E incluso, si sólo se les pagara por una semana de trabajo de 40 horas, el reemplazo de esos servicios costaría cerca de $45,000.

— El seguro de vida suministrado por el empleador casi nunca es suficiente. Entre los empleadores que ofrecen beneficios de seguro de vida, la mayoría les ofrece a sus empleados una cantidad modesta de cobertura. Algunos incluso proporcionan una suma fija de $5,000 o $10,000, o un múltiplo del pago que recibe el empleado, o sea, una o dos veces el salario anual de una persona. Pero cuando se cacula cuánto dinero necesitaría una familia para mantener su estándar de vida en ausencia del sostén principal, no es sorpresa saber que la verdadera necesidad de cobertura de seguro de vida es de 10 veces el ingreso anual bruto o más.

— Encontrar el agente ideal es vital. Si no tiene agente de seguros a quien recurrir para la evaluación de sus necesidades, pida referencias a amigos, familiares, compañeros de trabajo o negocios, o asesores confiables como abogados o contadores. Además, la Fundación LIFE dispone de una herramienta de localización, http://www.lifehappens.org/agentlocator, con listados de agentes que pertenecen a la Asociación Nacional de Asesores Financieros y de Seguros (National Association of Insurance and Financial Advisors, NAIFA), lo cual es sinónimo del cumplimiento de un código ético estricto.

Para obtener más información acerca de seguros de vida y del Mes de Concientización Del Seguro de Vida, visite el sitio web http://www.lifehappens.org.

Acerca del Mes De Concientización Del Seguro De Vida

El Mes de Concientización Del Seguro de Vida fue creado como respuesta a la creciente preocupación acerca de la gran cantidad de estadounidenses que no poseen una adecuada protección de seguro de vida. Según LIMRA International, 68 millones de estadounidenses adultos no poseen seguro de vida. Aquellos que poseen un seguro de vida cuentan con una cobertura promedio de cuatro veces sus ingresos anuales. Esto es considerablemente menor que lo recomendado por la mayoría de los expertos. El Mes de Concientización Del Seguro de Vida, coordinado por la Fundación LIFE, es una iniciativa que se lleva a cabo todos los años durante el mes de septiembre y que abarca a toda la industria.

Acerca de LIFE

La Fundación Educativa de Seguros de Vida y Salud (LIFE, por sus siglas en inglés) fue fundada en 1994 como respuesta a la creciente necesidad del público de información y educación acerca de seguros de vida, salud, discapacidad y cuidados a largo plazo. LIFE también se esfuerza por recordarle a la población el papel importante que cumplen los profesionales de seguros, ayudando a familias, empresas y personas a encontrar productos de seguros que se ajusten mejor a sus necesidades. Para obtener más información acerca de estos temas, visite el sitio Web http://www.lifehappens.org.

Septiembre es el mes de concientización del seguro de vida