Startabank Reporta Auge en Actividad Bancaria Hispana

Startabank Reporta Auge en Actividad Bancaria Hispana



COMPARTE ESTA NOTA

San Luis Obispo, CA–(HISPANIC PR WIRE)–12 de octubre de 2004–Estimulado por el poder adquisitivo hispano estimado en $600 mil millones en el año 2003 (Pew Hispanic Center), y el hecho de que menos del 30% de los hispanos mantienen una relación con un banco, se ha reportado un reciente auge en la actividad bancaria de ese importante segmento de la población. Startabank, firma consultora especializada en nuevas operaciones bancarias, ha hecho mención del surgimiento de varios grupos organizadores en todo el país, como evidencia de que este mercado está experimentando un crecimiento explosivo.

¿De dónde procede esta tendencia? Los hispanos, quienes estiman que son los mejores conocedores de las necesidades financieras de su comunidad, están tomando medidas para llevar servicios bancarios a las poblaciones donde residen.

“Me sorprende la rapidez con la cual nosotros, los hispanos, así como nuestra cultura y tradiciones, estamos alcanzando una posición eminente en todos los aspectos de la vida, en todo el sur de California. Como resultado de este florecimiento hispano, varias instituciones financieras han creado departamentos especiales para satisfacer nuestras necesidades bancarias, los cuales, si bien reportan beneficios, se quedan a medio camino y no ofrecen productos ni servicios destinados únicamente a nuestras necesidades, costumbres y modo de vida. El banco que nos proponemos crear estará destinado a los hispanos, y dedicaremos cada día y cada minuto a todo lo que necesitamos los hispanos en materia de operaciones bancarias, a la forma en que nos gusta hacer negocios, y a cómo nos relacionamos con el público”, aseguró Maru Dávila, Directora Ejecutiva y fundadora de una compañía de telecomunicaciones, y ex directora bancaria nacida en México, que está organizando su segundo banco en San Diego.

Frank López y Manny Márquez Jr., ambos en el proceso de organización de un banco en la localidad de Santa Ana, California, coinciden totalmente con Dávila.

“Los hispanos llegan a este país con una identidad, pero crean otra en la medida que van asimilando el modo de vida de los Estados Unidos. Sin embargo, esa asimilación no eclipsa los valores intrínsecos con los que vinieron, sino que los acrecienta. Estas personas son emprendedoras por naturaleza. Si no lo fueran, no habrían emprendido el viaje. Una vez establecidos acá, ese instinto empresarial se amplifica, y entonces tratan de alcanzar las mismas metas que los americanos. Una relación bancaria les permite lograrlo, y fortalece aún más su identidad, dándoles independencia y un estatus exitoso entre sus compatriotas. Al especializarse en la identidad única de estas personas, el banco puede ayudarlos a materializar sus objetivos. Y eso es precisamente lo que queremos llevar a cabo con nuestro banco”, puntualizó Márquez.

Si bien California y otros estados de la frontera están experimentando realmente el florecimiento bancario hispano, no son los únicos que están generando interés. Startabank ha recibido solicitudes de mercados como Nueva York, Denver y Washington D.C., lo cual se puede atribuir al hecho de que un buen número de hispanos que residían en estados fronterizos se ha trasladado a otras partes del país, lo cual ha dado por resultado que segundas y terceras generaciones hispanas estén asimilando el estilo de vida y las nociones de manejo financiero imperantes en los Estados Unidos.

“Los hispanos son culturalmente diversos y aculturizados. Al servir y educar al mercado hispano, podemos ayudar al conocimiento y éxito financiero que muchos han evadido, simplemente porque las instituciones financieras existentes no han entendido las prioridades en materia de finanzas y las necesidades basadas en el idioma del consumidor hispano”, explicó James Pérez Foster, dominicano de segunda generación y Gerente de Fondo de Inversiones que está organizando un banco en Denver, Colorado.

Por su parte, Elena Sisti, veterana de 25 años en operaciones bancarias de Citibank, y natural de Venezuela, dedicada en la actualidad a la creación de un banco que prestará servicio a las zonas de Queens, Brooklyn y Manhattan, agrega: “Los hispanos no sólo carecen de una atención sustancial debido a sus necesidades únicas de servicios e idioma, sino también porque la consolidación, ampliamente extendida, hace pensar que los bancos están abandonando a sus clientes. Al concentrarnos en la educación financiera y la creación de confianza, podremos ayudar a que el consumidor y el propietario de pequeños negocios hispano alcancen la independencia financiera”.

Julio López-Brito, Presidente de NuAmerica Corp., con sede en Washington D.C., está de acuerdo con Sist. “Incluso con la presencia de grandes competidores como Bank of America Corp., que está llevando a cabo un esfuerzo concertado para atraer a los consumidores y dueños de negocios hispanos, siempre habrá espacio para un banco con enfoque hispano, así como para profesionales hispanos que son al mismo tiempo accionistas y clientes”.

López-Brito, quien cuenta con Henry Rivera, ex Comisionado de la FCC; y Toney Anaya, ex Gobernador de Nuevo México, como integrantes de su grupo organizador, afirmó en una reciente entrevista que sus planes para prestar servicios a los mercados del norte de Virginia y el Corredor Baltimore-Washington (Gran D.C.) se ampliarán con la adición de un socio financiero estratégico, una prominente institución financiera regional que tiene entre $30 y $50 mil millones en activos, la cual fungirá como miembro fundador de la entidad, y apoyará el crecimiento y desarrollo del nuevo banco con sus extensos recursos.

Startabank estima que la oportunidad bancaria hispana está siendo desarrollada agresivamente en toda la nación, y espera que estas empresas logren el éxito, ya que los organizadores son los que están encargados de poner los proyectos en movimiento. Sin embargo, espera que las instituciones con mejores resultados estén encabezadas por los propios hispanos, quienes pueden identificar y relacionarse claramente con las necesidades únicas de este mercado. En la actualidad, Startabank, en un esfuerzo por apoyar la iniciativa bancaria hispana, está llevando a cabo varios talleres en toda la nación, con el fin de educar a las partes interesadas con respecto a los elementos básicos de formar un nuevo banco.

Para más información acerca de la banca hispana, los talleres de Startabank, o participar en la creación de un banco hispano, visite nuestro sitio Web http://www.hispanicbankmarketing.com o contacte a Carey Richardson: carey@nubank.com o llamando al teléfono 718-928-3822.

–30—

CONTACTO:

Carey Richardson

303-904-3977

Startabank Reporta Auge en Actividad Bancaria Hispana