The Alliance For Digital Equality es la anfitriona de la cumbre sobre...

The Alliance For Digital Equality es la anfitriona de la cumbre sobre el empoderamiento digital en Los Ángeles, California

La cumbre destaca los millones de estadounidenses que aún no tienen acceso a Internet de banda ancha solo horas después de que ADE presentara comentarios que se oponen a las reglas o reglamentaciones que afectarían de manera adversa a las personas desatendidas y de pocos recursos entre nosotros


COMPARTE ESTA NOTA

ATLANTA, 21 de enero /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — The Alliance for Digital Equality (ADE) reunió un diverso grupo de responsables de elaborar las políticas, formadores de opinión y medios de comunicación de todo el país la semana pasada en su Cumbre sobre el Empoderamiento Digital en Los Ángeles, California: “El estado de los estadounidenses de pocos recursos en medio de la revolución de la banda ancha”. El presentador de televisión Tavis Smiley, el actor Hill Harper y el colaborador de CNN Mario Armstrong moderaron el evento, en el cual se presentó una robusta mezcla de líderes comunitarios y funcionarios electos. En representación de los Alcaldes de los Estados Unidos de costa a costa, estuvieron presentes prominentes voceros, incluidos el 41.o Alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, quien ofreció un discurso de apertura, el ex Alcalde de Miami Manuel “Manny” Díaz, y la 58.a Alcaldesa de la Ciudad de Atlanta, Shirley Franklin.

La cumbre de la ADE se celebró solo semanas antes de que la Comisión Federal de Comunicaciones debiera presentar el primer Plan Nacional de Banda Ancha de la historia ante los legisladores, y horas después de que la ADE presentara comentarios con la Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission, FCC) en oposición a las reglas o reglamentaciones que afectarían de forma negativa a las personas desatendidas y de pocos recursos entre nosotros. El evento destacó un panel nacional de expertos que analizaron el papel del acceso a la banda ancha cableada e inalámbrica y su adopción, al referirse a algunos de las cuestiones más críticas que se enfrentan en las comunidades de pocos recursos de nuestro país hoy, tales como el acceso a una educación asequible y de calidad, las disparidades en la atención médica y el desarrollo económico de las comunidades con bajos ingresos.

“En este momento, mientras los poderosos en Washington DC se encuentran en medio de un debate sobre las bien intencionadas, pero cuestionables políticas que podrían de forma potencial hacer que la banda ancha sea incosteable para una vasta mayoría de las minoridades de los Estados Unidos”, comentó Julius H. Hollis, Presidente de la Junta de ADE. “En vez de prohibiciones que podrían elevar el costo de la banda ancha y demorar la adopción de esta por parte de los estadounidenses con bajos ingresos, las comunidades de color y otros que se encuentran en el lado equivocado de la brecha digital, deberíamos impulsar políticas que conduzcan al empoderamiento de Internet. Como el Presidente Obama ya lo ha aclarado, debemos hacer que la banda ancha sea más accesible y más asequible para que cada estadounidense pueda participar plenamente de la sociedad de Internet”.

“La meta de traer el acceso a Internet de banda ancha a cada uno de los estadounidenses es una prioridad de nuestro Presidente y una prioridad muy noble, por cierto”, comentó Manuel A. Díaz, Vicepresidente de la Junta Directiva de ADE. “Sin embargo, a medida que trabajamos juntos para alcanzar esta meta, es sumamente importante notar que las políticas que elevan los costos para los estadounidenses promedio impactarán de manera desproporcionada a las minoridades y las comunidades con bajos ingresos. Debemos asegurarnos de que las políticas sobre la banda ancha no sean una carga mayor para los consumidores individuales y no restrinjan la implementación de enfoques innovadores”.

“Hay una brecha en la banda ancha que aún existe en la actualidad”, comentó la Dra. Victoria M. DeFrancesco Soto, miembro de la Junta Directiva de ADE. “La subutilización de la banda ancha constituye un desafío económico y social entre las familias de las minorías en general. Esta es una disparidad que los Estados Unidos literalmente no pueden permitirse y debe ser una prioridad. A medida que trabajamos para alcanzar la banda ancha para todos, debemos asegurarnos de que los últimos en unirse a la revolución de la banda ancha no sean los primeros en abandonarla”.

“El cierre de la brecha digital puede transformar nuestra sociedad imperfecta en un oasis de igualdad económica verdadera y duradera para todos los estadounidenses”, comentó Hollis. “ADE se compromete a tomar las medidas necesarias para garantizar que todos los estadounidenses, ‘independientemente de su raza, origen étnico o ingresos’, tengan la capacidad de unirse a la revolución digital”.

Los puntos destacados de la Cumbre se pueden ver en http://www.alliancefordigitalequality.org .

Acerca de The Alliance for Digital Equality

The Alliance for Digital Equality (ADE) es una organización de defensa del consumidor sin fines de lucro que trabaja para facilitar y asegurar el acceso igualitario a la tecnología en las comunidades desatendidas y de pocos recursos. The Alliance también actúa como un puente entre los responsables de elaborar las políticas y las personas pertenecientes a minorías, a fin de ayudar al público a comprender el impacto y el empoderamiento que ofrecen las políticas legislativas y reglamentarias en materia de nuevas tecnologías en su vida cotidiana. Para obtener más información sobre The Alliance for Digital Equality, visite http://www.alliancefordigitalequality.org .

FUENTE Alliance for Digital Equality

The Alliance For Digital Equality es la anfitriona de la cumbre sobre el empoderamiento digital en Los Ángeles, California