Toyota celebra su aniversario de oro en los Estados Unidos

Toyota celebra su aniversario de oro en los Estados Unidos

La automotriz se distingue como la número uno del mercado hispano


COMPARTE ESTA NOTA

Torrance, CA–(HISPANIC PR WIRE)–31 de octubre de 2007–Hace cincuenta años, cuando las aletas de cola eran la vanguardia en el diseño de automóviles y un puñado de automotrices de importación luchaban por vender 83,000 unidades, Toyota Motor Sales (TMS), U.S.A., Inc., comenzó a comercializar autos y camiones de calidad en los Estados Unidos. Hace quince años, TMS se convirtió en la primera automotriz en hacer un esfuerzo significativo por tender una mano al mercado hispano. Esta inversión temprana ha permitido que Toyota se convirtiera en el fabricante de autos número uno del mercado hispano, con una cuota de mercado del veinte por ciento.

TMS abrió sus puertas en EE.UU. el 31 de octubre de 1957 en el sur de California y comenzó a vender autos el verano siguiente. Para finales de 1958, había vendido sólo 287 Toyopet Crown sedán y un Land Cruiser; cifras que tienen poco que ver con los más de 2.5 millones de autos y camiones vendidos por la automotriz en el 2006.

“A lo largo de los años, nuestras filosofías de constantes mejoras y satisfacción del cliente han evolucionado, pero siguen siendo los impulsores fundamentales de nuestro éxito”, dijo Jim Lentz, vicepresidente ejecutivo de TMS. “Nuestro enfoque sigue concentrado en ofrecer a los consumidores estadounidenses productos innovadores y de calidad durante los próximos 50 años y más allá en el futuro”.

Con el pasar de los años, Toyota se ha comprometido firmemente a servir como un líder en comercializar sus productos al mercado hispano, además de contribuir a las comunidades en las que hace negocios. Durante cada paso en el camino, Toyota se ha comunicado respetuosamente con los latinos y lo ha hecho de una manera divertida y atractiva.

Toyota se ha abierto paso con su publicidad en español y sus patrocinios no tradicionales, como cuando se convirtió en el primer patrocinador automotriz de la Federación Mexicana de Charrería, A.C.-U.S.A. En los últimos cinco años, la compañía ha aumentado su inversión para alcanzar el mercado hispano en más del 150 por ciento. El comprador de auto hispano ha respondido, convirtiendo al modelo Camry en el sedán preferido de su clase.

El compromiso de Toyota con el mercado hispano va más allá de los autos, ya que la compañía proporciona un apoyo importante a programas de alfabetismo familiar, becas y prácticas profesionales para estudiantes, programas de capacitación para jóvenes, educación ambiental para maestros de ciencia y estudios internacionales, además de programas de desarrollo empresarial, contratación de servicios y otras actividades para hispanos.

“Los hispanos han sido clientes, socios, proveedores y accionistas valorados de Toyota durante nuestros 50 años de historia en Estados Unidos”, dijo Xavier Dominics, gerente nacional de relaciones con los medios de TMS. “Corresponder a la apreciación y lealtad de los latinos con el apoyo de programas importantes no sólo es algo bueno para la comunidad hispana, sino que también es bueno para nuestro negocio”.

Hace cincuenta años, la compañía comenzó con sólo dos modelos y 45 concesionarios. Hoy día, las líneas Toyota, Scion y Lexus proponen 27 modelos ofrecidos por más de 1,400 concesionarios en todo el país.

Después de las ventas mediocres del Toyopet Crown, Toyota dedicó siete años a estudiar con atención las necesidades de los conductores estadounidenses y regreso con un nuevo modelo, el Corona, lanzado en el 1965. Diseñado especialmente para las carreteras y los gustos estadounidenses, el poderoso auto compacto Corona causó sensación de inmediato y ayudó a establecer la reputación de vehículos confiables y de alta calidad de Toyota.

El modelo Toyota Corolla se lanzó en EE.UU. en el 1968 y se ha convertido en el auto de turismo o sedán de mayor venta de todos los tiempos. Para finales de 1975, Toyota se convirtió en la marca importada más vendida en EE.UU. y en 1968 se convirtió en la primera automotriz internacional en superar un millón de vehículos vendidos. En 1986, Toyota fabricó su primer auto en tierra americana —el Corolla FX15— en la planta New United Motor Manufacturing, Inc., de Fremont, California, una empresa conjunta con General Motors. Hoy día, Toyota opera diez plantas en ocho estados de EE.UU. y está actualmente construyendo su planta número once en Missisipi.

En el 1989, Toyota estableció su línea de vehículos de lujo Lexus, con el debut de los modelos Lexus LS 400 y ES 250. La marca despegó y ahora es la línea de lujo de mayor venta en EE.UU.

Toyota alcanzó otro hito en 1997, cuando el modelo Toyota Camry se convirtió en el auto de turismo de mayor venta en EE.UU., un título que ha conservado durante nueve de los últimos diez años. Un año más tarde, Toyota lanzó el modelo Tundra, su primera camioneta pickup de cabina regular.

Toyota marcó el comienzo del nuevo milenio con el lanzamiento del sedán Prius, el primer vehículo híbrido del mundo alimentado por gasolina y electricidad a ser producido en masa. Tres años más tarde, Toyota lanzó su nueva tecnología híbrida avanzada, llamada “Hybrid Synergy Drive”, y la incorporó en el nuevo modelo Prius 2004, que ahora es el híbrido de mayor venta del país.

En el 2003, Toyota lanzó Scion, su tercera línea de vehículos que ofrece tres modelos a precios módicos y con muchas características, bajo un programa de marketing innovador y dirigido a las personas jóvenes. Reforzada por tres marcas sólidas, las ventas anuales de Toyota en EE.UU. superaron los dos millones de vehículos por primera vez en el 2004.

Toyota siguió expandiendo su línea de vehículos híbridos en el 2005 con el lanzamiento del primer híbrido de lujo del mundo, el Lexus RX 400h, y el Toyota Highlander Hybrid. Toyota añadió una opción híbrida a su popular sedán Camry en el 2006 y comenzó a fabricarlo en EE.UU., en su planta de Kentucky. Ese mismo año, la compañía abrió su décima planta estadounidense en San Antonio, Texas, para fabricar camionetas pickup de cabina regular, junto a su primera fábrica de camiones en Princeton, Indiana.

También en el 2006, Toyota lanzó el modelo FJ Cruiser con un diseño que evoca el de los primeros años del resistente Land Cruiser, el único vehículo que Toyota ha vendido sin interrupción durante sus 50 años de historia en EE.UU. Ese mismo año, Toyota por primera vez reportó ventas por más de 2.5 millones de vehículos. Lexus fue la marca de lujo líder en EE.UU., por séptimo año consecutivo en el 2006 y también registró sus mayores ventas por décimo año consecutivo.

Este año, Toyota ha celebrado su cincuenta aniversario en América con el lanzamiento de su camioneta pickup más grande, el Toyota Tundra 2007, la segunda generación de su icónico todoterreno Scion xB, y el primer vehículo híbrido V8, el Lexus 600h L.

Para añadir todavía más a su celebración, en este año también se marca el aniversario de plata de Toyota Financial Services (TFS), el brazo de financiamiento y aseguración de Toyota en EE.UU. Desde sus modestos comienzos en 1982, TFS ha crecido para convertirse en la tercera organización de servicios financieros cautivos de EE.UU., con más de 3.5 millones de cuentas de clientes activos y $76 mil millones en activos totales.

Desde el 1957, Toyota ha invertido más de $15.5 mil millones en sus operaciones estadounidenses y ha producido más de 14 millones de vehículos en EE.UU. Además, las filiales y los concesionarios Toyota emplean directamente a más de 34,600 personas en los Estados Unidos.

Toyota (NYSE:TM) estableció sus operaciones en Norte América en 1957 y operará 15 plantas de manufactura en Norte América para el 2010. Hay más de 1,700 concesionarios Toyota, Lexus y Scion en Norte América, que vendieron más de 2.8 millones de vehículos en el 2006. Toyota emplea directamente a más de 42,000 personas en Norte América y su inversión en este país está actualmente valorada en más de $19 mil millones, incluyendo las operaciones de venta y manufactura, investigación y desarrollo, servicios financieros y diseño. El total de las compras anuales de piezas de recambio, materiales, productos y servicios hechas por Toyota a proveedores norteamericanos asciende a más de $28.5 mil millones. Según un estudio del 2005 realizado por el Centro de Investigación Automotriz (Center for Automotive Research), Toyota –junto con sus concesionarios y proveedores– ha generado cerca de 400,000 empleos en EE.UU., incluyendo puestos creados a través de las compras hechas por empleados directos y empleados de los concesionarios y proveedores. Para obtener más información sobre Toyota, visite el sitio http://www.toyota.com.

Toyota celebra su aniversario de oro en los Estados Unidos