Trabajadores de centros de distribución luchan contra agenda antitrabajadores de Wal-Mart

Trabajadores de centros de distribución luchan contra agenda antitrabajadores de Wal-Mart

Representantes religiosos y trabajadores de centros de distribución arrestados durante protesta pacífica, tránsito de camiones completamente bloqueado


COMPARTE ESTA NOTA

FONTANA, California, 14 de mayo /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Trabajadores de centros de distribución, representantes religiosos, miembros de la comunidad y estudiantes de la región participaron hoy en una acción de desobediencia civil no violenta en el exterior de un centro de distribución de Wal-Mart en el Condado de San Bernardino. La protesta terminó con el arresto de 7 personas, entre ellos 4 representantes religiosos, que literalmente pusieron sus propios cuerpos en peligro al obstruir la entrada y salida de camiones del centro.

Más de 200 personas se reunieron frente al centro de distribución de Wal-Mart, portando carteles con mensajes como: “Trabajadores de Centros de Distribución Quieren Libertad para Formar Sindicatos”. Protestaron contra las injustas políticas antitrabajadores y antisindicatos de Wal-Mart y subrayaron la necesidad de la Ley de Libre Elección de los Empleados (Employee Free Choice Act). Los intentos anteriores de los trabajadores de este centro de distribución para formar un sindicato se vieron frustrados por las duras tácticas de intimidación de la empresa.

“La codicia se ha convertido en una norma de nuestra sociedad. Aquí tenemos la injusticia de salarios degradantes y el rechazo al derecho de los trabajadores a formar sindicatos. Los sindicatos son necesarios debido a las injusticias y la explotación de las corporaciones hacia los trabajadores”, dijo el Padre Pat Guillén, quien fue arrestado durante la protesta. “Jesús partió el pan y compartió el cáliz con sus discípulos. Exigimos que los empleadores también compartan el cáliz de la producción, creado por los trabajadores, y partan el pan de la explotación y la injusticia, creado por la avaricia de las corporaciones; porque cuando la injusticia está presente, no puede haber paz”.

Los trabajadores de centros de distribución del Inland Empire están luchando contra las cadenas minoristas nacionales que dominan la industria del movimiento de mercancías en la que es la mayor concentración de centros de distribución en el mundo y un nodo de distribución de productos en la nueva economía global. Estos son los trabajadores que necesitan la Ley de Libre Elección de los Empleados, porque la única esperanza para mejorar estos empleos es permitirles la libertad de elegir la formación de un sindicato sin temores e intimidaciones.

El Inland Empire tiene uno de los más altos índices de embargos hipotecarios y desempleo del país, además, la principal industria del área, los centros de distribución para minoristas nacionales, está construida sobre empleos malos y con bajos sueldos. La mayoría de estos trabajadores son contratados a través de agencias de empleo temporal que además de ofrecerles sueldos bajos y falta de beneficios y prestaciones, no les brindan la seguridad de un empleo estable. Los empleos en el Inland Empire tienen que ser buenos, con sueldos dignos y atención médica asequible; esta es la mejor forma que tiene la región para salir de la Gran Recesión actual.

“Trabajé en este centro de distribución, y es un taller de explotación. Mientras los trabajadores se esclavizan en el calor, la gerencia está comodamente sentada en sus oficinas con aire acondicionado”, afirmó Diana Romero, una madre soltera de 20 años que fue trabajadora temporal en este centro de distribución de Wal-Mart. “La gerencia siempre nos acosaba. No dejaba conversar a los trabajadores y nos seguía hasta el baño para controlarnos. Lo que está haciendo Wal-Mart aquí no está bien, y necesitamos un cambio”.

El centro de distribución Valley Boulevard está dedicado íntegramente a productos destinados a tiendas Wal-Mart del sur de California. La planta atiende a las tiendas Wal-Mart y proporciona un importante porcentaje de mercancías no alimenticias a las tiendas Wal-Mart de la región. La planta opera 7 días por semana, con tres turnos que trabajan durante las 24 horas.

FUENTE Warehouse Workers United

Trabajadores de centros de distribución luchan contra agenda antitrabajadores de Wal-Mart