Traficantes mexicanos de armas de fuego obtienen fácilmente armas de tipo militar...

Traficantes mexicanos de armas de fuego obtienen fácilmente armas de tipo militar en el mercado civil de armas de fuego estadounidense, lo confirma nuevo análisis de expedientes judiciales del fuero penal federal

Cerca de dos tercios de las armas obtenidas por los traficantes en los casos estudiados eran armas de asalto semiautomáticas, armas cortas perforantes o rifles de francotirador calibre 50


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 15 de abril /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Según un nuevo informe publicado hoy por el Centro de Políticas contra la Violencia (Violence Policy Center, VPC), los expedientes judiciales estadounidenses de estados del sudoeste muestran claramente que los traficantes de armas ilegales involucrados en el contrabando de armas de fuego a México buscan armas de asalto semiautomáticas, armas cortas perforantes y rifles de francotirador perforantes calibre 50 en tiendas de armas de los Estados Unidos. Para su investigación, el VPC obtuvo los expedientes de 21 causas federales por tráfico de armas de fuego en Arizona, California, Nevada y Texas, entre febrero del 2006 y febrero del 2009. Para obtener una copia de la investigación del VPC, “Acusados: Tipos de armas de fuego y métodos de contrabando desde los Estados Unidos a México conforme a documentos judiciales estadounidenses” (“Indicted: Types of Firearms and Methods of Gun Trafficking from the United States to Mexico as Revealed in U.S. Court Documents”), por favor visitar http://www.vpc.org/studies/indicted.pdf.

El director legislativo del VPC Kristen Rand, autor del estudio, dijo: “Los documentos que examinamos dejan en claro que los traficantes de armas mexicanos buscan armamento de tipo militar que se puede conseguir fácilmente en el mercado de armas civil. Muchas armas de este tipo son rifles de asalto importados y armas cortas perforantes, lo que pone de relieve la urgente necesidad de que el gobierno de Obama utilice sus prerrogativas ejecutivas para que se hagan cumplir estrictamente las restricciones vigentes sobre la importación de ese tipo de armas que no son para fines deportivos y de que luego comience a trabajar con el Congreso para aprobar una prohibición federal eficiente de armas de asalto”.

Además del detallado análisis de las más de 500 armas de fuego enumeradas en los casos de contrabando analizados, el informe contiene extractos de expedientes que detallan los métodos mediante los cuales los traficantes se aprovechan de las frágiles leyes federales estadounidenses para adquirir armas y vendérselas a los delincuentes mexicanos. Algunas de las conclusiones del informe:

— Los traficantes buscan armas de asalto semiautomáticas (42% de las armas mencionadas), armas cortas perforantes (18%) y rifles de francotirador perforantes calibre 50 (2%).

— Más del 90% de los 226 rifles mencionados se identificarían como rifles de asalto semiautomáticos, principalmente variantes de los modelos AK-47 y AR-15.

— Más de un tercio de las armas obtenidas por los traficantes fueron fabricadas por empresas extranjeras.

— Los casos involucraban directamente al menos 70.000 proyectiles.

Rand dijo que los expedientes judiciales federales refutan rigurosamente la falsa afirmación sostenida recientemente por el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional del Rifle (National Rifle Association, NRA) de que los carteles mexicanos no “juegan con los trámites en las tiendas de armas estadounidenses”.

Rand dijo: “La NRA habla gratuitamente al hacer esas afirmaciones infundadas. Hoy, por primera vez, el pueblo estadounidense puede acceder a información detallada sobre los tipos de armas de fuego ilegales de tipo militar que los traficantes ilegales compran en los Estados Unidos y luego venden a delincuentes mexicanos. Lo anterior solo es un pantallazo del tipo de información detallada sobre decenas de miles de armas contrabandeadas que el Departamento Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos posee en sus registros, pero que ya no revela al público ni a nuestros representantes del Congreso”.

El Centro de Políticas contra la Violencia (www.vpc.org) es una organización educativa nacional que trabaja para detener las muertes y heridas producidas por el uso de armas de fuego.

FUENTE Violence Policy Center

Traficantes mexicanos de armas de fuego obtienen fácilmente armas de tipo militar en el mercado civil de armas de fuego estadounidense, lo confirma nuevo análisis de expedientes judiciales del fuero penal federal