Tratar bien a su auto da sus frutos cuando las condiciones climáticas...

Tratar bien a su auto da sus frutos cuando las condiciones climáticas se vuelven adversas



COMPARTE ESTA NOTA

MULTIMEDIA AVAILABLE: http://www.businesswire.com/cgi-bin/mmg.cgi?eid=4770217

Fairfax, VA–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–22 de noviembre de 2004–El mal tiempo, los cambios de temperatura y las tormentas invernales no son buenos para los autos y pueden hacer que resulte peligroso conducir en invierno.

“Los autos funcionan distinto en el clima frío”, dijo Tom Olszewski, asesor técnico automotriz de ExxonMobil Lubricants & Specialties. “En los meses invernales, surgen todo tipo de problemas en los vehículos. Es importante mantener su auto en buen estado y cambiar con regularidad los fluidos y el aceite del motor, además de controlar la presión de las llantas. Esto ayudará a evitar costosas reparaciones y que su vehículo sufra desperfectos en el frío del invierno”.

El mantenimiento del vehículo es sumamente importante en los meses invernales. Además de realizar el mantenimiento de rutina, el empleo de productos de calidad y la adopción de medidas de precaución ayudarán a los conductores aún en las condiciones más adversas.

— Calentamiento del vehículo – Para garantizar la lubricación y el flujo adecuado de aceite al motor, permita que éste se caliente por unos segundos antes de conducir en un clima frío y maneje despacio los primeros kilómetros hasta que el aceite se haya calentado totalmente. Esto reduce las emisiones y ahorra combustible.

— Puesta a punto – Realice la puesta a punto de su motor de acuerdo al manual de instrucciones.

— Control de la batería – Si la batería tiene más de cuatro años, puede ser que sólo funcione bien en climas cálidos.

— Control de filtros, refrigerantes y mangueras – Asegúrese de que todos los filtros (aceite, gas y aire) se encuentren en buenas condiciones. Controle el refrigerante y el termostato para asegurar el calentamiento adecuado del motor, así como la operación de calefacción y descongelado. Si bien el refrigerante se debe cambiar cada dos años, los refrigerantes de más duración que se emplean en varios de los vehículos más nuevos duran alrededor de cinco años. Controle si las mangueras gotean o están blandas y, en ese caso, cámbielas.

— Cambio a un aceite sintético – Para facilitar el arranque del motor en climas fríos, cambie a un aceite multiviscoso como Mobil 1 10W-30 o Mobil 1 5W-30, que ayudará al funcionamiento más eficaz de su auto, facilitando el arranque en temperaturas extremadamente frías.

— Arreglo de los frenos – No posponga el arreglo de los frenos durante los meses invernales. No arreglarlos puede resultar sumamente peligroso y será más costoso realizar una revisión general de todo el sistema de frenos.

— Presión en las llantas – Controle que las llantas no estén muy gastadas y estén correctamente infladas. Las llantas no deben tener ni más ni menos presión que la que corresponde. La baja presión aumenta el uso y el consumo de combustible, mientras que el exceso de presión puede reducir la tracción, especialmente en condiciones heladas. A medida que el clima se enfría, la presión de aire disminuye. Controle las llantas e ínflelas hasta llegar a la presión adecuada.

— Ventanas y cerraduras congeladas – Asegúrese de tener a mano descongelantes y raspadores de hielo para las ventanas. También asegúrese de que los limpiaparabrisas y los sprays anti-hielo delanteros y traseros estén funcionando correctamente. Además, puede ser útil contar con un descongelante para las cerraduras, aunque una llave calentada puede ayudar cuando las cerraduras se congelan.

— Protección personal – No se olvide de la protección personal, como un abrigo, sombrero, guantes, una frazada y un teléfono celular, en caso de que se quede varado en medio de una tormenta.

— Reducción de velocidad – No rebase los límites de velocidad y mantenga distancias seguras al manejar. Las aceleraciones, reducciones de velocidad y paradas innecesarias pueden disminuir la economía del combustible en hasta 3,2 kilómetros cada 4,5 litros. Evite los arranques violentos que consumen mucho gas y conduzca de manera de evitar detenciones repentinas, algo especialmente importante si la ruta está mojada y llena de hielo.

“Si le brinda los cuidados adecuados, podrá confiar más en su auto como medio de transporte durante todo el invierno”, expresó Olszewski. “Si lo cuida, es más probable que él lo cuide a usted y por mucho menos dinero”.

Para obtener más información sobre el mantenimiento de su vehículo, visite el sitio web http://www.mobil1.com.

MULTIMEDIA AVAILABLE: http://www.businesswire.com/cgi-bin/mmg.cgi?eid=4770217

–30–BD/da*

CONTACTO:

Weber Shandwick

Raymee Holshouser, 314-552-6721

o

ExxonMobil

Media Line, 703-846-4467

Tratar bien a su auto da sus frutos cuando las condiciones climáticas se vuelven adversas