Tuberculosis en los Estados Unidos, 2004

Tuberculosis en los Estados Unidos, 2004



COMPARTE ESTA NOTA

Atlanta, GA–(HISPANIC PR WIRE)–17 de marzo de 2005–Más de una tercera parte de la población global está infectada con la bacteria de la tuberculosis (TB), y la enfermedad que provoca sigue siendo una de las causas principales de padecimientos y muerte. Cada año, 8 millones de personas adquieren TB, y otros 2 millones mueren a consecuencia de la misma. El 24 de marzo, Día Mundial Contra la Tuberculosis—fecha en la cual el científico Robert Koch anunció el descubrimiento de la bacteria TB en 1882—es un llamado internacional a la acción en contra de la enfermedad.

En los Estados Unidos, los más recientes datos de seguimiento revelan una disminución significativa—pero que pierde impulso—en el nivel de casos de TB. En el año 2004 se reportó un total de 14,511 casos en los Estados Unidos. El índice general de casos de TB—4.9 por cada 100,000 personas—resultó el más bajo en la historia, desde que se informó por primera vez en 1953. Sin embargo, el decrecimiento en el nivel de casos entre el 2003 y el 2003 fue uno de los más bajos en más de una década (3.3 por ciento, en comparación con un promedio del 6.8 por ciento por año). Y, a pesar de la tendencia decreciente que existe en la nación, la TB sigue aquejando a numerosas comunidades estadounidenses. En la actualidad, siete estados componen más de la mitad de la carga total de enfermos de TB en la nación. California, la Florida, Georgia, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York y Texas integran el 59.9% del total nacional de casos. Y el daño infligido es aún mayor entre minorías étnicas y personas de origen extranjero, quienes experimentan consistentemente niveles más altos de TB.

Disparidades raciales y étnicas en los casos de TB

En el 2004, las poblaciones minoritarias experimentaron índices de TB significativamente más altos que el resto de la población general de la nación. El índice de casos de TB entre la población asiática en el 2004 resultó 20 veces mayor que entre las personas de la raza blanca (26.9/100,000 y 1.3/100,000, respectivamente), mientras que los afroamericanos (11.1/100,000) e hispanos (10.1/100,000) reportaron índices ocho veces superiores a los residentes de la raza blanca.

Ese mismo año, y por primera vez, se reportaron más casos de TB entre los hispanos que entre los otros grupos étnicos. Sin embargo, el índice de TB entre los hispanos disminuyó ligeramente de 10.3 en el 2003 a 10.1 en el 2004. Esta tendencia divergente fue resultado de un incremento del 3.6 por ciento en la población hispana en los Estados Unidos entre el 2003 y el 2004.

Impacto en las personas de origen extranjero

El índice de TB entre personas de origen extranjero (22.5/100,000) resultó aproximadamente nueve veces mayor que el de las personas nacidas en los Estados Unidos (2.6/100,000). Las personas nacidas fuera del país componen más de la mitad (7,701 casos, o el 53.7 por ciento) de los nuevos casos de TB reportados en el 2004.

Si bien el índice de TB entre personas nacidas en los Estados Unidos ha disminuido un 64.6 en los últimos 12 años; ese mismo indicador entre las personas de origen extranjero sólo ha decrecido en un 33.9 por ciento.

Por su parte, el noventa y cinco por ciento de los asiáticos reportados como pacientes con TB en los Estados Unidos en el 2004 nacieron en el extranjero. Asimismo, las personas de origen extranjero también conformaron la mayoría—74 por ciento—de los casos de hispanos con TB en los Estados Unidos. A nivel global, Asia es el país con mayor número de casos de TB, mientras que el impacto de la enfermedad en México es también preocupante, porque un buen número de hispanos diagnosticados con TB que residen en los Estados Unidos nacieron en esa nación.

Acceso y conclusión de la terapia contra la TB

La proporción de pacientes que concluye puntualmente la terapia es una medida importante de la efectividad de los esfuerzos desplegados para el control de la TB. El tratamiento recomendado se extiende de 6 a 9 meses, y los pacientes que no lo terminen corren un mayor riesgo de generar una TB resistente a medicamentos múltiples (MDR TB). Los datos más recientes con referencia a la conclusión del tratamiento (2001) revelan que el 81.4 por ciento de las personas nacidas en los Estados Unidos, y el 80.4 por ciento de las personas de origen extranjero que padecen de TB, concluyeron la terapia en el curso de un año. No se reportó ninguna variación significativa en la terminación del tratamiento atendiendo a la raza. Los funcionarios de salud esperan incrementar los niveles de conclusión del tratamiento al 90% en los Estados Unidos para el año 2010.

Disminución significativa en la TB resistente a medicamentos múltiples (MDR TB)

El número de casos de MDR TB ha disminuido drásticamente en los Estados Unidos, en el curso de la última década. En el año 2003, fecha más reciente en los informes referentes a niveles de resistencia, 114 personas fueron infectadas con la MDR TB, lo que constituye un decrecimiento del 76.5 por ciento desde el año 1993. De esos pacientes, 28 nacieron en los Estados Unidos, y 86 en otras naciones. Debido a que los datos previos indican poca variación en los niveles de cumplimiento del tratamiento por país de origen, la mayor proporción de casos de MDR TB entre personas de origen extranjero se puede relacionar con los resultados de la infección de TB en el país natal de cada paciente, donde los niveles de MDR TB son mayores que en los Estados Unidos.

Incremento de los esfuerzos para la eliminación de la TB

Aunque la TB se puede prevenir y tratar, sigue siendo una seria enfermedad que se transmite en el aire, con habilidad de adaptación, fortalecimiento y diseminación de un país a otro, de la misma forma que pueden hacer las personas. La amenaza que implica la TB debe seguir tomándose en serio, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero.

El CDC está enfrascado en el fortalecimiento de alianzas globales para combatir la TB en las poblaciones más afectadas por la enfermedad. Entre sus esfuerzos figuran el examen de inmigrantes y refugiados, y el análisis de las personas que han llegado recientemente de países de alta incidencia de infección latente de TB. El CDC también está perfeccionando el sistema de notificación que alerta a los departamentos locales de salud acerca de la llegada de inmigrantes de quienes se sabe o se cree que padecen de TB; y colaborando con los equipos de salud pública en México para mejorar los controles de TB entre las personas que cruzan frecuentemente la frontera entre esa nación y los Estados Unidos.

Conjuntamente con los departamentos locales y estatales de salud, el CDC se esfuerza por garantizar la existencia de recursos locales adecuados en comunidades más afectadas por la TB. Entre esos esfuerzos figuran proyectos de demostración para contribuir al tratamiento de la TB entre los afroamericanos, y la creación de la capacidad para que los proveedores de salud de primera línea aseguren la disponibilidad de un tratamiento completo contra la TB para todo el que lo necesite.

Para más información acerca del programa de eliminación de la TB del CDC, o del Día Mundial Contra La Tuberculosis, visite el sitio http://www.cdc.gov/nchstp/tb/WorldTBDay/2005.

–30–

CONTACTO:

NCHSTP Office of Communications

404-639-8895

Tuberculosis en los Estados Unidos, 2004