Un bajo nivel de conocimientos básicos de salud está asociado con un...

Un bajo nivel de conocimientos básicos de salud está asociado con un mayor riesgo de muerte y un mayor número de hospitalizaciones y visitas a salas de emergencia



COMPARTE ESTA NOTA

ROCKVILLE, Maryland, 28 de marzo de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Un bajo nivel de conocimientos básicos de salud por parte de los estadounidenses de la tercera edad está asociado a un deficiente estado de salud y a un mayor riesgo de muerte, de acuerdo a lo que muestra un nuevo reporte de la HHS’ Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención a la Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos). Más de 75 millones de adultos angloparlantes en Estados Unidos tienen conocimientos limitados sobre los principios básicos de la salud, lo que les dificulta entender y hacer uso de la información sanitaria básica.

El reporte, que consiste en la actualización de una revisión bibliográfica de 2004 presentando conclusiones a partir de más de 100 nuevos estudios, también encontró una asociación entre el bajo nivel de conocimientos básicos de salud en todos los adultos, independientemente de su edad, y un uso más frecuente de salas de emergencia y atención hospitalaria, en comparación con otros adultos.

Los autores del reporte también encontraron una asociación entre el bajo nivel de conocimientos básicos de salud y una probabilidad menor de recibir vacunas contra la gripe y de entender las etiquetas y las instrucciones médicas, con una mayor probabilidad de tomar las medicinas de modo incorrecto, comparado con adultos que tienen un mayor nivel de conocimientos de salud. Asimismo, encontraron evidencias que asocian el bajo nivel de conocimientos básicos de salud entre las mujeres adultas y el bajo uso de las mamografías.

Adicionalmente, la evidencia proveniente de un pequeño pero creciente cuerpo de estudios, sugiere que las diferencias en los niveles de conocimientos básicos de salud se relacionan con las disparidades raciales y étnicas. Por ejemplo, los índices de vacunación contra la gripe entre los ancianos, la inscripción de los niños en programas de seguro de salud y la ingesta de medicamentos de acuerdo con las indicaciones de un profesional de la salud, son más bajos entre las minorías.

“Asegurar que la gente entienda la información médica resulta de fundamental importancia para un sistema de atención a la salud seguro y de alta calidad”, afirmó la Directora de la AHRQ, Carolyn M. Clancy, M.D. “Mejorar el nivel de conocimientos básicos de salud será un gran paso adelante en los esfuerzos de todo el país para mejorar la calidad y seguridad de la atención a la salud”.

Asimismo, los autores, que fueron dirigidos por Nancy D. Berkman, Ph.D., y Stacey Sheridan, M.D., M.P.H., del RTI International-University of North Carolina Evidence-based Practice Center (Centro de Prácticas basadas en la evidencia de la RTI International de la Universidad de Carolina del Norte), que apoya la AHRQ, concluyó que los programas intensivos de autogestión y/o gestión de enfermedades parecen reducir la gravedad de las enfermedades, las visitas a las salas de emergencia y las admisiones a los hospitales entre los pacientes con un limitado nivel de conocimientos básicos de salud.

En mayo de 2010, el U.S. Department of Health and Human Services (Departamento Salud y Servicios Humanos de EE.UU.), lanzó el National Action Plan to Improve Health Literacy (Plan de Acción Nacional para la Mejora de los Conocimientos Básicos de Salud), con el propósito de involucrar a las organizaciones, los profesionales, los legisladores, las comunidades, los individuos y las familias, en un esfuerzo conjunto multisectorial para mejorar los conocimientos básicos de salud.

El plan convoca a simplificar la jerga médica, la escritura y las explicaciones complejas que a menudo figuran en las recetas y los formularios médicos de los pacientes, los sitios Web de la salud y las recomendaciones al público. Entre los demás objetivos del plan se encuentra la promoción de cambios en el sistema de atención a la salud que mejoren la información sanitaria, así como la mejora en la comunicación entre el paciente y el proveedor de atención a la salud, el bajo nivel de conocimientos básicos de salud y la capacidad del individuo para tomar decisiones sobre atención médica basado en la evidencia, además del acceso a la atención a la salud. La información acerca del plan está disponible en http://www.health.gov/communication/hlactionplan/.

El reporte, Health Literacy Interventions and Outcomes: An Update of the Literacy and Health Outcomes Systematic Review of the Literature (Conocimientos básicos de salud, intervenciones y resultados: Una actualización del nivel de conocimientos básicos de salud y de los resultados sanitarios, a partir de una revisión bibliográfica sistemática) está disponible en el sitio Web de la AHRQ, http://www.ahrq.gov/clinic/tp/lituptp.htm. Si desea más información acerca de la financiación, los estudios, las herramientas y otros recursos de la AHRQ relacionados a los conocimientos básicos de salud y la competencia cultural, ingrese a http://www.ahrq.gov/browse/hlitix.htm.

FUENTE Agency for Healthcare Research and Quality

Un bajo nivel de conocimientos básicos de salud está asociado con un mayor riesgo de muerte y un mayor número de hospitalizaciones y visitas a salas de emergencia