Un estudio de Stanford determina que intervenciones son críticas para la salud...

Un estudio de Stanford determina que intervenciones son críticas para la salud de inmigrantes mexicanos



COMPARTE ESTA NOTA

STANFORD, CA.–(HISPANIC PR WIRE – BUSINESS WIRE)–4 de septiembre de 2003-un estudio del Stanford University Medical Center ha iluminado los riesgos a la salud y el comportamiento de mujeres y hombres mexicanos que han vivido muchos años en Estados Unidos. Este creciente segmento de la población estadounidense, cuyas necesidades médicas a menudo quedan mal entendidas o desatendidas, se beneficiaría de mejor nutrición, reducción de peso y evaluación para cáncer colorrectal, según el estudio. También indicó que ciertos aspectos de la vida de Estados Unidos podrán, en efecto, aumentar los riesgos a la salud para inmigrantes de México.

Estudios anteriores han examinado el comportamiento relacionado con la salud de latinos en Estados Unidos, pero han considerado a los latinos como un grupo grande, indicó Marilyn Winkleby, PhD, profesora adjunta de medicina en el Stanford Prevention Research Center y autora principal del texto publicado en el último número de Ethnicity and Disease. En realidad, la población latina en EE.UU. consiste de varios subgrupos importantes con distintos riesgos y necesidades médicas. En California, el subgrupo mayoritario es de México. Además, observó la profesora Winkleby, muchos estudios han pasado por alto a varios subgrupos, como los labradores de campo, porque a menudo no tienen residencias permanentes ni contacto regular con proveedores de atención médica.

“Dado que los latinos son el grupo étnico de mayor crecimiento del país, no sabemos tanto como debemos sobre sus necesidades de salud”, comentó. El estudio, llevado a cabo a finales del año 2000, en colaboración con funcionarios de la salud pública, evaluó a casi 1.000 mujeres y hombres residentes del Condado de Monterey en California y casi 200 labradores de campo varones en campamentos de trabajo en el mismo condado.

Se les preguntó a los encuestados sobre su comportamiento relacionado con la salud, incluidos la dieta, ejercicio, uso de bebidas alcohólicas y evaluaciones para el cáncer. La encuesta se llevó a cabo por teléfono para la muestra comunitaria y en persona con los labradores. Logró una tasa de respuesta inusitadamente alta: del 87 por ciento para la muestra comunitaria y del 98 por ciento para los labradores.

La encuesta reveló una población latina en California cada vez más estable. Aunque la mayoría de los encuestados nacieron en México y hablaron principalmente español, el 80 por ciento de la muestra comunitaria y casi el 50 por ciento de los labradores llevan por lo menos 10 años viviendo en Estados Unidos.

Las buenas noticias de la encuesta incluyeron una baja tasa de tabaquismo (más del 80 por ciento de las mujeres y casi la mitad de los labradores reportaron que nunca han fumado) y altas tasas de evaluaciones para cáncer cervical y de mama (el 87 por ciento de las mujeres han tenido una prueba Papanicolau en los últimos tres años y el 69 por ciento de las mujeres mayores de 40 han tenido un mamografía en los últimos dos años).

Las malas noticias incluyeron una mala nutrición (todos los encuestados reportaron un bajo consumo de frutas y vegetales) y altas tasas de obesidad, incluso entre los labradores (más del 60 por ciento de todos los encuestados sufren de exceso de peso, incluido a más de un 20 por ciento que ya eran obesos). Otro dato preocupante es la tasa de evaluación para el cáncer colorrectal: entre el 70 y 80 por ciento de la muestra comunitaria y el 100 por ciento de los labradores nunca se han sometido a una evaluación.

Un hallazgo importante se relaciona con el impacto negativo de vivir en Estados Unidos. La encuesta reveló que por cada cinco años que los encuestados habían vivido en este país, la probabilidad de la obesidad aumentó un 25 por ciento para mujeres, y la probabilidad del consumo de comida alta en grasas / rápida y el uso frecuente de bebidas alcohólicas aumentó el 35 y el 50 por ciento, respectivamente, para los labradores.

La profesora Winkleby dijo que los resultados demuestran que intervenciones son necesarias para los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos, con un enfoque en la obesidad, nutrición, evaluación para el cáncer colorrectal y el alto consumo de bebidas alcohólicas para los hombres. Incluso estrategias sencillas y de bajo costo pueden ser efectivas, explicó, citando los esfuerzos por empleadores agrícolas en el Condado de Monterey para ofrecer alimentos saludables a los labradores en sus cafeterías y en los camiones en el campo.

La encuesta también demostró la necesidad de ampliar el acceso de latinos a seguros médicos y atención médica rutinaria. Aproximadamente el 30 por ciento de la muestra comunitaria y el 65 por ciento de los labradores no tenían seguro médico y más del 25 por ciento de los labradores no habían visto a un médico en cinco años o más.

Un programa para el cual la profesora Winkleby está buscando financiación junto con el Departamento de la Salud del Condado de Monterey, mejoraría el acceso de latinos a servicios de atención médica e información sobre el cáncer, manteniendo abiertas las clínicas comunitarias los fines de semana y por la noche y estableciendo alianzas con restaurantes de comida rápida para ofrecer información sobre el cáncer culturalmente apropiada y en español. La profesora Winkleby observó que entre las comunidades latinas, “existen fuertes barreras a la detección y tratamiento de cáncer y una falta de conocimiento sobre las ventajas de la detección anticipada”. También citó el pobre acceso a servicios de atención médica, barreras lingüísticas y un sistema médico que puede parecer intimidante a este grupo.

El Stanford University Medical Center integra investigación, educación médica y atención a pacientes en sus tres instituciones – la Facultad de Medicina de Stanford University, Stanford Hospital & Clinics y Lucile Packard Children’s Hospital en Stanford. Para más información, visite el sitio Web de la oficina de comunicaciones y asuntos públicos del centro en http://mednews.stanford.edu.

–30–

CONTACT:

Stanford University Medical Center

Susan Ipaktchian

650-725-5375

Un estudio de Stanford determina que intervenciones son críticas para la salud de inmigrantes mexicanos