Un gimnasio de California para jóvenes del barrio se une con IJ...

Un gimnasio de California para jóvenes del barrio se une con IJ en una batalla por abuso de expropiación de utilidad pública



COMPARTE ESTA NOTA

Arlington, VA.–(HISPANIC PR WIRE)—19 de junio de 2007–Saquen a los pobres, traigan a los ricos. Ésas son las metas de una falsa declaración de “decadencia” que National City, California, espera promover esta noche. Al renovar una declaración de que dos tercios de National City (un suburbio de San Diego predominantemente hispano) esta “deteriorado”, el gobierno municipal no espera acabar con el deterioro, sino más bien quitar a los pobres y minorías que han logrado comprar alguna propiedad para reemplazarlos con los ricos y políticamente poderosos.

Pero National City no contaba con el Instituto para la Justicia (IJ)—un bufete de abogados sin fines de lucro que defiende los intereses de los ciudadanos y que tiene un largo y exitoso historial en la lucha contra expropiaciones por utilidad publica.

El 19 de junio del 2007, el Centro Deportivo Juvenil de la Comunidad [Community Youth Athletic Center (CYAC)]—un gimnasio en National City que ayuda a jóvenes de bajos ingresos evitar las calles y pandillas — anuncio que se uniría al Instituto para la Justicia (IJ) para defender la decisión de National City, California, que expropiar el gimnasio, así como muchas otras propiedades, en virtud de utilidad publica.

“Vamos a luchar el plan de la cuidad, que nos quitaria nuestro gimnasio para que una empresa constructora construya condominios para gente rica”, dijo Victor Núñez, vice- presidente del CYAC y abogado del diputado districto del condado de San Diego. “Estamos haciendo lo mismo que les enseñamos a nuestros jóvenes a hacer: estamos defendiendo lo que es justo.”

“Con su falsa designación de decadencia, National City esta haciendo lo posible para destruir pequeños negocios, iglesias y organizaciones de servicios, como el CYAC,” advirtió Jeff Rowes, uno de los abogados del Instituto para la Justicia. “Cada una de estas propiedades quizás no sean aprovechadas a su “máximo potencial económico”, pero cada una de ellas le proporciona a su propietario, así como a aquellos que trabajan en dicha propiedad, la oportunidad de lograr una mejor vida. Si se les quita dicha propiedad, solamente para entregársela a alguien con más dinero o influencia política, estos individuos trabajadores pero pobres perderán su Sueño Americano.”

Lo que esta sucediendo en National City es parte de una tendencia nacional de abuso de expropiación por utilidad publica en la cual propiedades en majores desproporcionadas son quitadas a dueños de bajos ingresos, con poca educación y que son minorias. Esto es parte de un estudio dado a conocer hoy en el cual se analiza la información del Censo de los E.U., el Instituto para la Justicia documento.

El estudio, “El Abuso de los Vulnerables: La Demografía del Abuso de la expropiación por Utilidad Publica,” justifica la advertencia ofrecida por la ex Juez Sandra Day O’ Connor de la Corte Supreme de los E.U., quien anoto en su disensión en virtud del celebre caso Kelo que la expropiación por utilidad publica seria utilizada para “transferir bienes de aquellos con menos recursos a aquellos con mayores [recursos].”

El primer estudio de su tipo a nivel nacional examinó sistemáticamente la información del Censo de los E.U. para determinar el perfil demográfico de las personas sujetas a abuso por expropiación por utilidad pública en 184 proyectos. Se determinó que el 58 por ciento de la población eran residentes de minorías raciales y que el ingreso anual promedio era menor a $19,000. Es más, las personas que residían en las zonas señaladas para expropiación por utilidad pública para desarrollos privados eran significativamente más pobres y con mayores probabilidades de ser minorías raciales que las personas que residían en otras zonas de esas mismas ciudades.

La reacción negativa contra la resolución del caso Kelo fue rápida y casi unánime. Las encuestas de opinión pública constantemente indican que más del 80 por ciento de los americanos están en contra de usar la expropiación por utilidad pública para obtener beneficios particulares, que es lo que esta ocurriendo en National City. Ya 41 estados, incluyendo California, han modificado sus leyes en cierta medida para concederles a los propietarios de inmuebles mayor protección en contra de la expropiación ilícita de sus propiedades. Finalmente, las dos cortes supremas de los estados que han hecho el estudio de la cuestión del caso Kelo han rechazado terminantemente el uso de expropiación por utilidad pública para desarrollo económico.

Para entrevistas sobre este tema, los reporteros pueden llamarle a John Kramer al (703) 682-9320.

Un gimnasio de California para jóvenes del barrio se une con IJ en una batalla por abuso de expropiación de utilidad pública