Un informe nacional recién divulgado muestra que las personas de color siguen...

Un informe nacional recién divulgado muestra que las personas de color siguen mayormente subrepresentadas en el sector del liderazgo en el servicio público

National Urban Fellows no sólo está indicando por qué se mantiene la subrepresentación, sino que está dando pasos dirigidos al liderazgo en el servicio público


COMPARTE ESTA NOTA

NUEVA YORK, 22 de mayo de 2012 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — National Urban Fellows, una de las organizaciones de desarrollo de liderazgo más antiguas del país, anunció hoy los resultados de Diversity Counts: Racial and Ethnic Diversity among Public Service Leadership (La diversidad cuenta: diversidad racial y étnica en el liderazgo en el servicio público), la primera revisión completa de representación en el gobierno, la filantropía y las organizaciones sin fines de lucro. El informe es publicado por la Public Service Leadership Diversity Initiative (Iniciativa de Diversidad en el Liderazgo en el Servicio Público, PSLDI) de National Urban Fellows, y presenta una instantánea actual de la diversidad racial y étnica en el liderazgo en el sector del servicio público.

Diversity Counts revela el continuo dilema de la subrepresentación de las personas de color en el liderazgo en el servicio público, a la vez que propone que la diversidad en el liderazgo sigue siendo tanto una oportunidad como un desafío para las instituciones de servicio público. La oportunidad consiste en que los altos directivos del servicio público adopten prácticas incluyentes en todo el sistema, y el desafío consiste en ampliar las oportunidades para nuevas perspectivas de diversidad en el liderazgo.

“Creemos que un liderazgo diverso e incluyente puede resolver más eficazmente los complejos problemas sociales que afronta nuestra nación”, dice Paula Gavin, presidenta de National Urban Fellows. “Cuando las disparidades en el liderazgo del servicio público se resuelvan, el sector del servicio público tendrá una mayor capacidad y acceso a personas y comunidades de color.

Concluyó diciendo: “Abrigamos la esperanza de que Diversity Counts dé lugar a un diálogo nacional, y sirva de catalizador para el cambio entre grupos como miembros del Congreso, funcionarios electos estatales y locales, y juntas directivas de organizaciones filantrópicas y sin fines de lucro. Mediante las acciones de la PSLDI, hallaremos el capital humano que aportará nuevas perspectivas de liderazgo, destrezas e ideas para confrontar dilemas de política social”.

El congresista Michael Honda, de California, coincidió: “Quiero dar las gracias a los National Urban Fellows por publicar el informe Diversity Counts, que ofrece una evaluación crítica y necesaria desde hacía tiempo sobre la diversidad y la representación en el sector público. Con el fin de afrontar los desafíos venideros, nosotros como nación debemos resolver la escasez de líderes de color calificados en los sectores sin fines de lucro, filantrópicos y gubernamentales. Como el representante del Distrito 15 de California, uno de los distritos más diversos de la nación, conozco la importancia de dar poder a los líderes de diversos orígenes para resolver los problemas sociales, políticos, económicos, de salud y ambientales más apremiantes”.

La publicación muestra que en cuanto a la representación de la diversidad en el Congreso, entre los 535 miembros combinados de la Cámara y el Senado sólo el 16 por ciento son personas de color. Específicamente, 44 (8 por ciento) son afroamericanos, 27 (5 por ciento) son latinos y latinas, 10 (2 por ciento) son norteamericanos de Asia Pacífico, y 1 (menos del 1 por ciento) es indígena norteamericano. También según los datos, el personal de los representantes federales está subrepresentado en puestos claves: sólo el 13 por ciento de los jefes de gabinete son personas de color; aproximadamente el 13 por ciento de los directores legislativos de la Cámara son personas de color; y sólo alrededor del 22 por ciento de los asistentes legislativos y los asistentes legislativos de más rango son personas de color.

El informe ilustra que los gobiernos locales y de los estados no tienen una situación mucho mejor. En los gobiernos de los estados, entre los 50 gobernadores de los Estados Unidos, el 92 por ciento son de ascendencia blanca no hispana, y sólo 13 de los 50 estados y el Distrito de Columbia tienen un director oficial de diversidad. Entre los cinco estados con más diversidad, las personas de color están subrepresentadas en legislaturas estatales, incluida la asamblea o cámara de representantes del estado y el senado del estado.

En gobiernos de condados y locales, el 61 por ciento de los 18 condados con más diversidad de nuestro país tienen un ejecutivo identificado como una persona de color. En la mayoría de las ciudades con más diversidad del país, hay una subrepresentación de personas de color en los concejos municipales, en comparación con su porcentaje de la población general. En dos ciudades, San Francisco, California, y San Antonio, Texas, el porcentaje de personas de color en el concejo municipal, 71 por ciento y 90 por ciento, respectivamente, supera el porcentaje de personas de color en la población general, 58 por ciento y 73 por ciento, respectivamente.

Una revisión de la diversidad en el sector sin fines de lucro también indica que los líderes de color están a la zaga en puestos ejecutivos. En las juntas directivas y puestos de liderazgo ejecutivo de organizaciones sin fines de lucro, los datos indican que la gran mayoría (88 por ciento) de los ejecutivos de organizaciones sin fines de lucro son de ascendencia blanca no hispana, y que sólo el 12 por ciento son personas de color. En 2010, el 86 por ciento de los miembros de juntas de directores de organizaciones sin fines de lucro eran blancos no hispanos, y sólo el 14 por ciento eran personas de color.

El objetivo de la Public Service Leadership Diversity Initiative, fundada por National Urban Fellows en 2010, no es solamente alcanzar una representación proporcional en el sector del servicio público creando un canal para la captación de candidatos de color talentosos y bien calificados, sino también desmantelar las barreras a la inclusión y apoyar el reconocimiento del público de que la diversidad en el liderazgo conduce a la excelencia y a resultados organizativos. Con un doble énfasis en individuos y sistemas, y mediante estudios, comunicaciones, movilización de participantes y acción, la Public Service Leadership Diversity Initiative buscará socios para desarrollar un nuevo paradigma inclusivo de liderazgo en el servicio público.

ACERCA DE NATIONAL URBAN FELLOWS

National Urban Fellows se fundó en 1969 para contrarrestar la subrepresentación de personas de color y mujeres en el liderazgo. National Urban Fellows es una de las organizaciones de desarrollo de liderazgo más antiguas en los Estados Unidos. Entre los programas de desarrollo de liderazgo en plena trayectoria profesional de la Organización están una beca MPA de 14 meses, un programa de aceleración de carrera para líderes en ascenso en sectores de servicio público y una red de ex alumnos para toda la vida. En 2010, National Urban Fellows emitió un llamado a la acción que dio lugar a la Public Service Leadership Diversity Initiative (Iniciativa de Diversidad en el Liderazgo en el Servicio Público), una red nacional de colaboración que creará la conciencia de la necesidad de la diversidad en el liderazgo, a la vez que desarrolla a un canal para la captación de personas de color y mujeres que están preparados para el liderazgo en el servicio público. National Urban Fellows desarrolla el liderazgo para una Norteamérica en proceso de cambio. Para más información, visite http://www.nuf.org y http://www.publicserviceleaders.org

FUENTE National Urban Fellows

Un informe nacional recién divulgado muestra que las personas de color siguen mayormente subrepresentadas en el sector del liderazgo en el servicio público