Vacunas contra el VPH ofrecen a preadolescentes protección futura contra enfermedades, para...

Vacunas contra el VPH ofrecen a preadolescentes protección futura contra enfermedades, para niñas y ahora también para niños



COMPARTE ESTA NOTA

NEW YORK, 11 de enero de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los padres de familia siempre tratan de planificar en todo lo que respecta a sus hijos: desde comidas saludables hasta actividades seguras. Hay algo que se puede planear fácilmente y que puede representar un gran beneficio o hasta salvar la vida: la administración de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), la causa principal del cáncer de cuello uterino en las mujeres.

“Todos los años se diagnostican unos 12,000 casos nuevos de cáncer de cuello uterino en los Estados Unidos”, dice la doctora Melinda
Wharton, subdirectora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). “Y cada año unas 4,000 mujeres mueren por cáncer de cuello uterino en los Estados Unidos. Vacunarse contra el VPH reduce en gran medida la probabilidad de que las niñas de hoy enfrenten alguna vez esta enfermedad devastadora”.

Los CDC recomiendan la vacuna contra el VPH para las niñas de 11 a 12 años de edad y para las jóvenes de 13 a 26 años que todavía no se han vacunado.

Existen dos vacunas (Cervarix y Gardasil) para proteger a las mujeres contra los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino. Gardasil también protege contra los tipos de VPH causantes de la mayoría de las verrugas genitales.

Los niños
y los hombres jóvenes también pueden ponerse la vacuna Gardasil para prevenir verrugas genitales. La administración de la vacuna se recomienda para ellos a la misma edad que en las mujeres.

Ambas vacunas contra el VPH se dan en tres dosis (inyecciones) durante un lapso de seis meses, y para estar inmunizado se requiere tener las tres dosis. “Es muy importante completar la serie de tres dosis de la vacuna contra el VPH para asegurar la protección contra las enfermedades relacionadas con el VPH”, sostuvo la doctora Wharton.

Si bien vacunarse contra los virus de transmisión sexual puede parecer innecesario a los 11 o 12 años de edad, pero estas edades son las mejores para vacunarse. “La vacuna contra el VPH solo ofrece protección si se administra antes de la exposición al VPH”, explicó la doctora Wharton. “Una
persona puede resultar infectada por el VPH desde la primera vez que tiene contacto sexual con otra”. Para obtener el máximo beneficio de la vacuna contra el VPH, las tres dosis deben recibirse antes de que la persona comience a tener cualquier tipo de actividad sexual.

Amber Zirkle, una madre residente de Atlanta, reconoce la importancia de vacunar a sus hijos ahora, para que cuenten con la protección necesaria en el futuro. Su hija de 11 años de edad recibirá la vacuna contra el VPH en su consulta médica de rutina. En cuanto a su hijo de 16 años, Amber dijo que “no sabía que la vacuna estaba disponible para los varones. Consultaré con el pediatra”. “No quiero que mi hijo tenga que enfrentar un problema de verrugas genitales”, agregó.

Otras vacunas recomendadas específicamente para preadolescentes son
la antimeningocócica conjugada, que protege contra la meningitis bacteriana, y la Tdap, que refuerza la inmunidad contra la tos ferina (pertussis). Todas las personas a partir de los seis meses de edad deben vacunarse cada año contra la influenza.

Para más información, visite www.cdc.gov/vaccines o llame al 800-CDC-INFO.

FUENTE  CDC

Vacunas contra el VPH ofrecen a preadolescentes protección futura contra enfermedades, para niñas y ahora también para niños