Vehículo construído por estudiantes rompe récord de rendimiento en el Eco-Maratón Shell...

Vehículo construído por estudiantes rompe récord de rendimiento en el Eco-Maratón Shell de las Américas 2008

Con 2,843.4 millas por galón (ó 1208.6 kilóemtros por litro), la escuela preparatoria Mater Dei expande los límites de la eficiencia


COMPARTE ESTA NOTA

HOUSTON, 16 de abril /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — “Damas y caballeros, enciendan sus motores de consumo eficiente de combustible” fueron las palabras que dieron inicio al Eco-Maratón Shell de la región de las Américas 2008. Y eso fue exactamente lo que hicieron hoy más de 300 estudiantes de Canadá, México y Estados Unidos. La escuela preparatoria estadounidense Mater Dei High de Evansville, Indiana estableció un nuevo récord de millaje en el Eco-Maratón Shell de la región de las Américas en su edición 2008, una competencia en donde los estudiantes tienen como reto diseñar, construir y probar vehículos prototipo de consumo eficiente de combustible que recorran la mayor distancia con la menor cantidad de combustible.

(Foto: http://www.newscom.com/cgi-bin/prnh/20080416/LAW090 )

El vehículo prototipo con motor de combustión de este equipo logró un resultado asombroso de 2,843.4 millas por galón, lo que equivale a 1,208.6 kilómetros por litro. A pesar de las ráfagas de viento de hasta 50 millas (80 km) por hora y varios contratiempos mecánicos de los equipos, la competencia elevó su nivel este año con tres equipos que rompieron el récord de millaje establecido por el equipo de Cal Poly, San Luis Obispo, el año pasado.

“Cuando recién llegamos, no estábamos seguros de que una pequeña escuela como Mater Dei pudiera competir con todos estos colegios de élite”, dijo Justin Stute, capitán del equipo de la preparatoria Mater Dei. “Pero nuestro primer recorrido rompió el récord y luego a nuestro segundo automóvil le fue incluso mejor. Esto en realidad motivó a nuestros dos equipos a recorrer todo el camino”.

Mark Singer, gerente de proyecto global del Eco-Maratón Shell dijo: “Los estudiantes que participan en esta competencia son los cerebros del futuro ya que extienden los límites de la eficiencia del combustible y aportan soluciones reales al reto global de la energía. Durante los dos días que duró la competencia, los equipos constantemente hicieron mejoras a sus vehículos, intercambiaron ideas y se inspiraron entre sí para prestar atención a su propia huella en la energía”.

El Eco-Maratón Shell de la región de las Américas 2008 dio la bienvenida a 32 equipos de cuatro preparatorias y 23 universidades de Canadá, México y Estados Unidos. Las inscripciones incluyeron 25 vehículos impulsados con motores de combustión, 4 con tecnología de celdas de combustible de hidrógeno, 1 con diesel, 1 con GLP (gas licuado de petróleo) y 2 con energía solar.

Los ganadores por categoría del Eco-Maratón Shell de la región de las Américas 2008 son:

Gran Premio

Con un millaje de 2,843.4 millas por galón (MPG) (1,208.6 kilómetros por litro), el equipo “Supermileage” de la preparaoria Mater Dei de Evansville, Indiana, ganó el gran premio de 10,000 dólares estadounidenses con su vehículo “Sexta Generación”.

Motor de combustión

El vehículo “Sexta Generación” de la preparatoria Mater Dei de Evansville, Indiana, logró el primer lugar en esta categoría con su recorrido de 2,843.4 millas por galón (1,208.6 kilómetros por litro).

Celda de Combustible de Hidrógeno

El equipo “HFV” de la universidad Park del estado de Pennsylvania alcanzó 1,668.3 millas por galón (709.1 kilómetros por litro) con su vehículo “Blood, Sweat and Gears”.

Solar

El equipo “Purdue Solar” de West Lafayette, Indiana, logró el primer lugar con su vehículo de energía solar “Pulsar”, el cual alcanzó 2,861.8 millas por galón (1,216.4 kilómetros por litro).

El millaje no fue el único desafío

El lograr la mejor economía del combustible en una categoría no es la única forma de ganar. El enfrentar los desafíos -tanto dentro como fuera de la pista- y convertirlos en éxitos por medio del trabajo en equipo y la innovación, también es una victoria para los equipos de estudiantes. Por ejemplo, las condiciones climáticas generaron retos para los estudiantes y provocaron que el equipo mexicano cambiara su conductor por alguien de más peso, lo que causó que el vehículo se tuviera que volver a diseñar.

“Diseñamos un automóvil para un conductor en especial, pero cuando recién entramos a la pista, tuvimos que cambiar de conductor”, explicó Eugenio Martin, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Una vez que se modificó el automóvil para el otro conductor, tuvimos problemas de transmisión. Es el mayor éxito para nosotros y es el sentimiento más grande porque arreglamos el problema de transmisión en una hora y media”.

Mientras que el equipo de México se encontraba solucionando este problema técnico, un equipo canadiense de 17 miembros de la Université Laval estuvo en el sitio sin actividad alguna durante dos días en espera de que su vehículo pasara la aduana de Estados Unidos. Una vez que el vehículo logró ingresar a Estados Unidos y con tan sólo un día para competir, el equipo canadiense trabajó durante toda la noche para armar por completo su vehículo y pasar la inspección en 12 horas. En el primer intento alrededor del circuito, el equipo de Quebec ascendió al quinto lugar.

“Fue un buen resultado que hayamos recuperado el automóvil”, dijo Raphael Desiletes-Aube. “Utilizamos el tiempo libre para organizar la manera más rápida de reensamblar el vehículo. Una vez que el automóvil llegó aquí, esto en realidad motivó a los miembros de mi equipo a hacer más esfuerzos para que pudiéramos poner el automóvil sobre la pista”.

Experiencia del Mundo Real

El evento también permitió que los estudiantes adquirieran experiencia práctica al aplicar conceptos aprendidos en el salón de clases. Mientras que el diseño y el financiamiento del vehículo se hacen antes de que los estudiantes lleguen a la pista, los equipos hacen constantes modificaciones para mejorar el desempeño de sus vehículos.

Shane Stoterau, estudiante de la Universidad del Norte de Arizona dijo “En NAU no tenemos mucha ingeniería práctica con la que en realidad podamos tomar algo del papel y ponerlo en implementación. Así que de hecho es agradable ver a dónde llevamos un diseño, lo fabricamos y en verdad lo conducimos”.

La estudiante de la escuela técnica de Grand Rapids, Hillary Ropponen, está de acuerdo, “Pienso que es formidable que Shell sea el anfitrión de este evento. En primer lugar, esto le ayuda a chicos de preparatoria como nosotros a aprender de ingeniería, a aprender cómo diseñar cosas. Y en segundo lugar, promueve muchos de los asuntos ecológicos que le importan a la gente en estos días”.

Shell es una compañía europea, de origen británico-holandés, con más de 50 años trabajando con México, aportando soluciones tecnológicas responsables en el sector del petróleo, gas natural y petroquímicos. Shell México es considerada pionera en el tema de desarrollo sustentable y responsabilidad social en el sector energético de nuestro país y en 2008 recibió por octavo año consecutivo el distintivo Empresa Socialmente Responsable otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía. Shell es la única compañía petrolera socia de Petróleos Mexicanos en un proyecto conjunto de refinación, en Deer Park, Texas. Asimismo, Shell es socia principal de la primera terminal de gas natural licuado de México y América Latina, en Altamira, Tamaulipas. Shell es un grupo líder de energía, empleando a cerca de 112,000 personas y operando en más de 130 países y territorios.

Vehículo construído por estudiantes rompe récord de rendimiento en el Eco-Maratón Shell de las Américas 2008