¡Vivir sin límites! – Una realidad para los hispanos discapacitados

¡Vivir sin límites! – Una realidad para los hispanos discapacitados



COMPARTE ESTA NOTA

–(HISPANIC PR WIRE – CONTEXTO LATINO)–En la medida que la población hispana de los Estados Unidos sigue aumentando, se incrementan en la misma medida sus necesidades de servicios y apoyo relacionados con la salud. Si bien el idioma, el nivel de ingresos y las consideraciones culturales son un desafío para los hispanos que gozan de una salud relativamente buena, estos obstáculos constituyen un reto mayor para los integrantes de ese grupo étnico que viven con discapacidades como la parálisis.

En el año 2000, estadísticas de la Oficina del Censo de los Estados Unidos (U.S. Census Bureau) revelaron que el 24 por ciento de los hispanos con edad laboral en los Estados Unidos viven con una discapacidad, en comparación con el 18.6 por ciento de la población en general. Los hispanos con edad laboral quedan discapacitados a causa de lesiones en entornos de trabajo peligrosos. Una investigación indica que el 37 por ciento de los hispanos conocen o han oído hablar de algún caso de persona con parálisis, pero más de la mitad no está consciente de la información y los recursos que tienen a su disposición en sus respectivas comunidades. Además, muchos otros tienen una discapacidad congénita como limitaciones visuales o pérdida de la capacidad auditiva, o han sufrido lesiones que resultaron en problemas serios a causa de una atención médica inicial inadecuada.

Los hispanos con parálisis tienen a su disposición apoyo y recursos gracias a organizaciones como el Centro de Recursos Sobre la Parálisis (Paralysis Resource Center, PRC) de la Fundación Christopher y Dana Reeve. El PRC ha iniciado una nueva campaña-“Vivir sin límites”-para ayudar a los hispanos con discapacidades de movilidad. Al proporcionar información integral acerca de todos los tipos de parálisis, así como recursos y servicios de referencia, el PRC fomenta la salud y el bienestar de las personas con lesiones en la médula espinal, problemas de movilidad y parálisis. La organización cuenta con una guía gratuita de recursos disponible en inglés y en español, para vincular a personas con parálisis y a sus familias con una amplia gama de información, servicios y apoyo.

Además, el PRC también otorga subvenciones y respaldo a las organizaciones dedicadas exclusivamente a satisfacer las necesidades de los hispanos, como Proyecto Visión, centro de asistencia técnica para incrementar las oportunidades de empleo de hispanos discapacitados, y parte del Instituto Mundial de la Discapacidad (World Institute on Disability). Kathy Martinez, líder en la defensa de los derechos de los discapacitados reconocida en todo el mundo, y directora de Proyecto Visión, afirma que cuando se les presta servicios a los hispanos, es importante eliminar otros obstáculos además de la obvia diferencia idiomática. “En nuestra cultura no existe la idea de solicitar ayuda, y no suponemos que podemos tener acceso a atención médica y servicios de salud”, ejemplifica Martínez.

Martínez, ciega de nacimiento, sabe muy bien que los hispanos consideran la discapacidad como un problema familiar que debe mantenerse oculto. Numerosas familias no solicitan ayuda porque temen revelar al público la discapacidad de la persona afectada. También es una idea muy difundida que las personas con discapacidad nunca podrán trabajar, y dependerán siempre del cuidado familiar. “Como hispana y ciega, tengo experiencias directas con respecto a las expectativas casi nulas y las conjeturas de la cultura mayoritaria”, explica Martínez. “Conozco muchos hispanos discapacitados que viven con esas pobres expectativas, y se sienten abrumados por el aislamiento, están desconectados del sistema de prestación de servicios, y carecen de profesionales hispanos minusválidos a quienes puedan recurrir o contactar. Uno de los factores que más ayuda a los hispanos minusválidos es un mayor conocimiento de la información y los servicios disponibles en suscomunidades, y en su propio idioma”.

Una prueba del valor de una mayor información y apoyo son las historias de personas que han recibido ayuda de organizaciones como el PRC y el Proyecto Visión. Ramón Canellada es un ejemplo genuino de cómo el apoyo adecuado puede cambiar la vida de las personas con algún tipo de discapacidad. Canellada tiene paraplejia como resultado de un tumor que al crecer envolvió y presionó su médula espinal y las terminales nerviosas, interrumpiendo los mensajes enviados por el cerebro a sus extremidades inferiores. En un momento se sintió extremadamente deprimido por el deterioro de su movilidad, pero gracias a la ayuda de las redes de apoyo, Canellada aprendió valiosas lecciones de otras personas con experiencias similares, y en breve supo que su discapacidad no significaba el término de una vida productiva.

Y en la actualidad, su vida es realmente productiva, pues trabaja a tiempo completo como coordinador del Hospital Schwab de Rehabilitación en Chicago, donde ayuda a los pacientes con lesiones en la médula espinal a reintegrarse a la comunidad. En su tiempo libre, Canellada participa en competencias de hockey en trineo, juega en un equipo de softball en sillas de ruedas, y dedica tiempo a sus familiares y amigos.

“La educación es parte vital del proceso de reintegración. Y no me refiero a estudios en Harvard, sino a educación en términos de los derechos y responsabilidades que tenemos en la sociedad, y los recursos disponibles para que las personas de todas las aptitudes, colores y razas tengan la misma oportunidad de cumplir el ‘Sueño Americano'”, destaca Canellada.

Esta es exactamente la razón por la cual el PRC se dedica continuamente a allanar el camino para que los hispanos discapacitados puedan vivir la vida a plenitud. Las posibilidades y oportunidades para lograrlo son ilimitadas.

SIDEBAR: Para obtener más información acerca del Centro de Recursos Sobre la Parálisis de la Fundación Christopher y Dana Reeve, incluyendo cómo solicitar la Guía de Recursos en inglés y en español, visite los sitios Web http://www.paralysis.org (inglés) o http://www.paralisis.org (español). Los especialistas bilingües en recursos de información del PRC le atenderán personalmente en inglés o en español cuando llame a la línea gratuita 1-800-539-7309 de 9 a.m. a 8 p.m. Hora del Este.

¡Vivir sin límites! – Una realidad para los hispanos discapacitados