“Ya basta”: LULAC convoca a padres y comunidades a revertir los índices...

“Ya basta”: LULAC convoca a padres y comunidades a revertir los índices de deserción escolar

Iniciativa nacional de participación paternal cuestiona la política educativa de los Estados Unidos


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 9 de julio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Más del 40 por ciento de los estudiantes latinos abandonan la escuela secundaria cada año, en gran parte debido a las políticas educativas que no responsabilizan a las escuelas secundarias por los índices de graduación. La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (League of United Latin American Citizens — LULAC, según sus siglas en inglés), miembro fundador de la Campaign for High School Equity (Campaña por la Equidad en la Escuela Secundaria — CHSE, según sus siglas en inglés), una coalición líder de organizaciones de derechos civiles que lucha por políticas educativas más sólidas, dijo hoy “Ya basta” durante una asamblea municipal en su Convención y Exposición Nacional. En la asamblea, LULAC presentó su Iniciativa de Participación Paternal para comprometer a los padres hispanos en la reforma educativa.

“Las inequidades que existen en el sistema educativo actual de los Estados Unidos son atroces como mínimo”, declaró Rosa Rosales, presidenta de LULAC. “Es en nuestras comunidades, con el apoyo y el compromiso pleno de los padres, donde veremos que se produce el cambio, de modo tal que nuestros jóvenes se gradúen de la escuela secundaria preparados para la universidad, el trabajo y la vida. Trabajando con la CHSE, LULAC comprometerá a su sólida red de base para generar un futuro para los estudiantes hispanos, basado en el éxito académico”.

La Iniciativa se pondrá en marcha en forma piloto en 18 ciudades, entre ellas varias que alojan a “fábricas de deserción”: escuelas donde no más del 60 por ciento de los estudiantes de primer año alcanza el último curso, tres años más tarde. Entre ellas se incluyen Los Ángeles, Filadelfia, Chicago, Kansas City (Missouri), Dallas, Houston y Milwaukee. Las fábricas de deserción constituyen sólo alrededor del 12 por ciento del total de escuelas secundarias, pero producen aproximadamente la mitad de las deserciones escolares de los Estados Unidos, y dos tercios de la totalidad de deserciones de afroamericanos e hispanos.

En cada ciudad, la Iniciativa incorporará a un equipo básico de padres y familiares que ya tengan participación activa en sus escuelas y distritos, y los preparará para llevar sus esfuerzos al nivel federal, promoviendo reformas sustanciales a la política educativa. A su vez, este grupo de padres habilitará a otros a sumarse a una convocatoria a asumir la situación y cambiar el curso de la política federal de educación para los estudiantes hispanos y todos los estudiantes de color.

En la reunión en la municipalidad, Rosales estaba acompañada por generadores de políticas federales, estatales y locales, además de defensores de la educación, para analizar e identificar soluciones de base comunitaria a los desafíos en la política educativa que privan a muchos jóvenes latinos de oportunidades académicas.

Los panelistas, entre los que se contaron el Dr. John Arnold, presidente de la Comisión Nacional de Educación de LULAC, y los miembros de la CHSE Peter Zamora, del Fondo Mexicano-Americano de Defensa Legal y Educación (Mexican American Legal Defense and Educational Fund — MALDEF, según sus siglas en inglés) y Hilary Shelton, directora de la Oficina Washington de la NAACP (Asociación nacional para el progreso de las personas de color), trataron las estrategias para reforzar la Ley de Educación Elemental y Secundaria de modo tal de atender mejor a los estudiantes de color. Los miembros de la CHSE pidieron reformas a las políticas federales que: 1) brinden a todos los estudiantes capacidad y preparación para la universidad y el trabajo; 2) responsabilicen a las escuelas secundarias por el éxito de los estudiantes; y 3) rediseñen la escuela secundaria estadounidense.

Entre otros panelistas en la reunión en la municipalidad se contaron Holly Kuzmich, subdirectora del equipo de políticas del Departamento de Educación de los Estados Unidos; el Dr. Joel Gómez, profesor asociado de liderazgo educativo de la George Washington University; Roberto Rodríguez, asesor educativo sénior del Comité de Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, y la Dra. Emma Violand-Sánchez, madre y candidata para la Junta Escolar del Condado de Arlington. El grupo analizó los cambios necesarios de políticas que van a garantizar condiciones de aprendizaje equitativas, así como iniciativas de programas federales que alentarán la participación paternal y comunitaria en las escuelas secundarias de los Estados Unidos, y las estrategias para rediseñar las escuelas secundarias de modo tal que todos los estudiantes se gradúen preparados para la universidad, el trabajo y la vida.

La Campaña por la Equidad en la Escuela Secundaria es una coalición variada de organizaciones nacionales de derechos civiles que representan a comunidades de color y consideran que las escuelas secundarias deben tener la capacidad de preparar a todos los estudiantes para la graduación, la universidad, el trabajo y la vida. Además de LULAC, MALDEF y NAACP, los integrantes de la Campaña incluyen a: Leadership Conference on Civil Rights Education Fund, National Association of Latino Elected and Appointed Officials Educational Fund, National Council of La Raza, National Indian Education Association, National Urban League, The Alliance for Excellent Education y Southeast Asia Resource Action Center.

“Ya basta”: LULAC convoca a padres y comunidades a revertir los índices de deserción escolar