Declaración del reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia de Liderazgo Cristiano...

Declaración del reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia de Liderazgo Cristiano Hispano Nacional (National Hispanic Christian Leadership Conference, NHCLC)/CONEL, sobre los atentados de París



COMPARTE ESTA NOTA

SACRAMENTO, California, 15 de noviembre de 2015 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — “Dedicamos nuestros pensamientos y oraciones a los familiares y las víctimas de los trágicos atentados que ocurrieron ayer en París, Francia. El mundo en que vivimos está lleno de tinieblas que abarcan el planeta y ningún país ni región están exentos de ello. El odio que con mayor frecuencia se expresa mediante la violencia es absolutamente horrendo y tristemente es una señal de los tiempos que corren. El terrorismo de cualquier tipo es difícil de admitir, difícil de entender, y usualmente trae como resultado tragedias que desgarran a las familias, las comunidades y las ciudades. Ahora más que nunca, nosotros como seguidores de Cristo necesitamos unirnos y orar por la esperanza y la sanación en un mundo adolorido, caído y deshecho. 

“Que aquél que da consuelo, el Espíritu Santo de Dios, descienda sobre esa ciudad y sane el corazón, el cuerpo y la mente de aquéllos que han sido víctima del terror. Que la fuerza del Padre, la gracia de su Hijo y la unción del Espíritu llenen a París de paz desde lo alto. En nombre de Jesús”.

Logo – http://photos.prnewswire.com/prnh/20120912/CL72800LOGO

NHCLC/CONEL es la mayor organización cristiana hispana del mundo y ejerce de voz representativa de los más de 100 millones de evangélicos hispanos reunidos en más de 40,000 iglesias en Estados Unidos y en otras 500,000 congregaciones diseminadas por toda la diáspora de habla hispana. Para mayor información, visite http://www.nhclc.org. 

Declaración del reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia de Liderazgo Cristiano Hispano Nacional (National Hispanic Christian Leadership Conference, NHCLC)/CONEL, sobre los atentados de París