Disrupt Disparities 3.0: la pandemia afecta con más fuerza a los adultos...

Disrupt Disparities 3.0: la pandemia afecta con más fuerza a los adultos mayores de color de Nueva York en las áreas de la comida, los alquileres y los hogares de ancianos

AARP New York, la Asian American Federation, la Hispanic Federation, NAACP y la Urban League ofrecen soluciones para igualar las condiciones.


COMPARTE ESTA NOTA

NUEVA YORK, 17 de noviembre de 2020 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los adultos mayores de color en el estado de Nueva York se han atrasado en el pago de alquileres y están luchando contra la inseguridad alimentaria a un ritmo mucho mayor en comparación con la población blanca durante la pandemia de la COVID-19, según una investigación publicada hoy por AARP New York y las principales organizaciones que representan a las comunidades de color en el estado.

Disrupting Racial & Ethnic Disparities 3.0, el más reciente de un esfuerzo de varios años para igualar las condiciones de los adultos mayores de color en Nueva York, también muestra que los hogares de ancianos con al menos una cuarta parte de residentes afroamericanos o latinos han sido dos veces más propensos a ser afectados por la COVID-19 que aquellos con menos del 5% de residentes afroamericanos y latinos.

AARP New York, la Conferencia de NAACP del estado de Nueva York, la New York Urban League, la Asian American Federation y la Hispanic Federation publicaron hoy Disrupt Disparities 3.0 en un evento virtual en el que participaron la leyenda del hiphop Doug E. Fresh, el representante de EE.UU. Hakeem Jeffries, de Brooklyn, los principales legisladores del estado de Nueva York, el sindicato de trabajadores de la salud 1199SEIU y Hunger Solutions.

Una conferencia de prensa virtual con la participación de Doug Fresh puede verse aquí: https://youtu.be/e_D5t9fyPf0

“Este informe muestra lo que hemos estado escuchando durante meses: que los adultos mayores de color de Nueva York se han visto afectados desproporcionadamente por la pandemia de la COVID-19, tanto en términos de su salud como de su seguridad financiera”, señaló la directora estatal de AARP New York Beth Finkel. “La COVID-19 ha expuesto y exacerbado las disparidades que hemos estado documentando durante años. AARP y nuestros colaboradores seguiremos luchando para corregir esta situación para todos los residentes de Nueva York“.

“Nuestras comunidades han soportado décadas de disparidades, y la COVID-19 las ha empeorado aún más”, dijo Doug E. Fresh. “En todo lo que hago, siempre he tratado de elevar la comunidad, y tengo claro que esto es lo que AARP New York, la New York Urban League, la NAACP del estado de Nueva York, la Asian American Federation y la Hispanic Federation están haciendo a través de Disrupt Disparities. Prestar mi voz y mi apoyo a esta iniciativa para lograr algunos cambios en la comunidad es algo correcto”.

El congresista Hakeem Jeffries dijo: “Con demasiada frecuencia, cuando el estado de Nueva York se resfría, las comunidades de color contraen la fiebre. Este informe tan solo destaca el dolor, el sufrimiento y la muerte que nuestros vecinos negros, hispanos y asiático-estadounidenses han encarado durante este año. Los residentes de Nueva York necesitan un alivio completo ahora. Tenemos que asegurarnos de que cualquier ayuda que se brinde contribuya a interrumpir las disparidades raciales y étnicas en nuestro estado y nuestra nación. Agradezco a AARP New York, a la NAACP New York State Conference, a la New York Urban League, a la Asian American Federation y a la Hispanic Federation por su dedicación en la lucha a favor de los adultos mayores de color en nuestro estado”.

“El camino hacia la justicia es largo, y siempre hay contratiempos; la COVID-19 es ciertamente uno”, dijo Hazel Dukes, presidenta de NAACP New York. “Debemos duplicar nuestros esfuerzos hacia el progreso. Es un trabajo político difícil, incremental y poco glamoroso, pero estamos orgullosos de trabajar con AARP y otras organizaciones para seguir luchando por las personas de color mayores de 50 años en Nueva York“.

“Las personas de color mayores de 50 años en los centros urbanos de la ciudad de Nueva York han estado en el centro de una pandemia que está golpeando con mayor fuerza a las áreas densamente pobladas”, dijo Arva Rice, presidenta y directora ejecutiva de la New York Urban League. “La pandemia ha exacerbado las marcadas disparidades que documentamos en informes anteriores. Nos enorgullece lo que ya hemos logrado con nuestra iniciativa Disrupt Disparities, pero necesitamos implementar cambios adicionales en las políticas públicas para cerrar las brechas, ampliadas por nuestra nueva realidad, y asegurar la igualdad para todos, sin importar la raza o el origen étnico”.

“La pandemia ha agravado no solo las disparidades que afectan a los adultos mayores de color de Nueva York, sino también el problema de la escasez de datos fiables sobre la comunidad asiático-estadounidense”, dijo Jo-Ann Yoo, directora ejecutiva de Asian American Federation. “Uno de los objetivos permanentes de esta iniciativa es arrojar luz sobre la forma en que asuntos que van desde la atención de la salud hasta la inseguridad alimentaria y la asequibilidad de la vivienda afectan a la comunidad asiático-estadounidense de Nueva York“.

“Nuestros dos primeros informes de Disrupt Disparities motivaron cambios significativos en políticas estatales que mejorarán la vida de la población latina de Nueva York“, señaló Frankie Miranda, presidente de Hispanic Federation. “La pandemia ha exigido un nuevo enfoque en cómo abordar las condiciones históricas de desigualdad que han exacerbado el impacto desmedido sobre las comunidades latinas. Estamos listos para trabajar con AARP y otros colaboradores para lograr ese fin”.

Datos específicos del informe:

  • La mitad de los arrendatarios negros del estado de Nueva York se atrasaron en el pago del alquiler a finales de mayo o principios de junio del 2020;
  • Cerca del 25% de las familias negras y latinas informaron que no podían pagar el alquiler en mayo del 2020, en comparación con el 14% de los hogares blancos;
  • Incluso antes de la pandemia, a nivel nacional, los asiático-estadounidenses sufrían tasas de pobreza más altas que los blancos, mientras que los asiático-estadounidenses de la ciudad de Nueva York se enfrentaron constantemente a tasas más altas de ingresos bajos, privación material y problemas de salud que los blancos entre el 2014 y el 2018.
  • El 39% de las familias negras y el 37% de las hispanas luchan contra la inseguridad alimentaria en comparación con el 25% de la población total de la ciudad de Nueva York.
  • El número de residentes de la ciudad de Nueva York que se enfrentan a la inseguridad alimentaria casi se ha duplicado desde el comienzo de la pandemia, aumentando de 1.2 millones a casi 2.2 millones, aproximadamente el 25% de la población.
  • Las tasas de desempleo alcanzaron casi el 19% en abril entre los latinos y el 17% entre los negros;
  • En julio del 2020, el desempleo en el Bronx alcanzó el 24.9%;
  • La COVID-19 está aumentando las disparidades en la vivienda por raza e ingresos.

Al igual que con la primera iniciativa de Disrupt Disparities  en enero del 2018 y Disrupt Disparities 2.0 en enero del 2020, Disrupt Disparities 3.0 incluye una serie de soluciones de políticas y de legislación que pueden servir como una guía para los funcionarios y legisladores electos, principalmente a nivel estatal, pero también a nivel local del Gobierno.

Entre las recomendaciones:

  • Un análisis independiente del manejo por parte del estado de los hogares de ancianos y otros centros de atención a largo plazo desde el comienzo de la pandemia y un grupo de trabajo de las partes interesadas para promover modelos que propicien un cambio;
  • Financiar adecuadamente servicios asequibles y basados en el hogar y la comunidad, que ayuden a los residentes del estado a envejecer en sus propios hogares en lugar de en hogares de ancianos que son mucho más caros y, en su mayoría, financiados por los contribuyentes;
  • Aumentar la inscripción en el Programa Suplementario de Asistencia Nutricional federal y asegurar que los beneficiarios puedan comprar alimentos en línea y que se les entregue en sus hogares;
  • Garantizar un abogado a cualquier inquilino con un ingreso de hasta el 400% del nivel federal de pobreza para ayudar a luchar contra los desalojos injustificados, y;
  • La creación de un programa de vales de acceso a viviendas para los residentes sin hogar o que se enfrentan a una pérdida inminente de vivienda en el estado.

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York

FUENTE AARP New York

Disrupt Disparities 3.0: la pandemia afecta con más fuerza a los adultos mayores de color de Nueva York en las áreas de la comida, los alquileres y los hogares de ancianos