Grupo de Miami Dade presenta demanda colectiva federal contra Uber y Lyft...

Grupo de Miami Dade presenta demanda colectiva federal contra Uber y Lyft por violaciones a las regulaciones que ponen en peligro al público

La demanda menciona incumplimiento con las leyes regulatorias, prácticas comerciales engañosas y falta de responsabilidad hacia el público general


COMPARTE ESTA NOTA





Grupo de Miami Dade presenta demanda colectiva federal contra Uber y Lyft por violaciones a las regulaciones que ponen en peligro al público

La demanda menciona incumplimiento con las leyes regulatorias, prácticas comerciales engañosas y falta de responsabilidad hacia el público general


MIAMI, 10 de febrero de 2015 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Uber y Lyft pueden añadir una demanda más al montón de problemas legales que ambas compañías han acumulado el año pasado. Hoy, Patino Law & Associates anunció que se ha presentado una demanda colectiva en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos por el Distrito de la Florida contra Uber Technologies y Lyft, Inc. por no seguir leyes regulatorias, engañar al público y a sus conductores sobre sus prácticas comerciales, y poner en peligro la seguridad del público general.

ENTRE AQUÍ PARA VER DOCUMENTOS DE RESPALDO

La demanda contra Uber y Lyft, que se presentó a nombre del público usuario, los discapacitados físicamente, los taxistas y las compañías de alquiler, pide medidas cautelares para la protección y la seguridad del público general y busca prohibir que las dos entidades sigan ofreciendo servicios de transporte compartido sin una licencia para alquiler, una registración como compañía de servicio de pasajeros o un certificado de transporte.

“Estas regulaciones existen para asegurar que los vehículos que nos proporcionan transporte, ya sea un autobús escolar, una ambulancia, un taxi o cualquier otro vehículo de alquiler, estén equipados y mantenidos apropiadamente y que los conductores estén bien entrenados para garantizar la seguridad de todo el mundo en la vía”.

La demanda exige que Uber y Lyft trabajen con el esquema de regulaciones que creó el Condado de Miami Dade mediante ordenanzas y afirma que no hacerlo pone en peligro la seguridad del público usuario de las siguientes formas:

  • Los vehículos no se inspeccionan.
  • No hay un registro del mantenimiento de los vehículos.
  • Los conductores no tienen licencia de inscripción como chofer de alquiler ni identificación.
  • No se hacen verificaciones de antecedentes penales a través del proceso aprobado y reconocido.
  • Su seguro no está en la red de compañías aseguradas por la Florida Insurance Guaranty Association (Asociación de Garantía de Seguros de la Florida, FIGA) y por lo tanto no cumple con el Código de Ordenanzas del Condado de Miami Dade.

Como lo define el Código de Ordenanzas del Condado de Miami Dade (MDCCO), los demandados Uber y Lyft son compañías de servicio a pasajeros que contratan conductores para ofrecer servicios de transporte de alquiler a consumidores mediante el uso de una aplicación de teléfono inteligente, y que reciben una porción de todas las ganancias obtenidas por dichos conductores. Hasta la fecha, ni Uber ni Lyft han tratado de solicitar ni han recibido ninguna forma de licencia del Condado de Miami-Dade.

Aunque su falta de cumplimiento con las regulaciones es sin duda un asunto importante, más importantes son las consecuencias que dichas infracciones tienen sobre la seguridad del público. Un ejemplo es la explicación engañosa de Uber y Lyft de su cobertura de seguros disponible, con la intención de atraer clientes a su servicio y socavar el negocio de los demandantes y la clase putativa.

“La innovación es una de las piedras angulares del modo de vida norteamericano, pero también lo es el respeto a la ley”, dijo Ralph Patino, miembro fundador de Patino Law & Associates. “El imperio de la ley se basa en la percepción de que las leyes se mantendrán cuando son violadas, independientemente de la identidad de la entidad responsable de dichas violaciones”.


Grupo de Miami Dade presenta demanda colectiva federal contra Uber y Lyft por violaciones a las regulaciones que ponen en peligro al público