Homenaje a héroes hispanos en la lucha contra la enfermedad “carnívora”

Homenaje a héroes hispanos en la lucha contra la enfermedad “carnívora”

La National Necrotizing Fasciitis Foundation reconoce el valor y las aportaciones de la población hispana en los esfuerzos por combatir y contener esta mortífera enfermedad


COMPARTE ESTA NOTA

RANCHO MIRAGE, California, 16 de septiembre de 2014 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana la National Necrotizing Fasciitis Foundation (Fundación Nacional para la Fascitis Necrotizante, NNFF) rinde homenaje al valor de dos pacientes hispanos en su lucha contra la enfermedad "carnívora" que pone en riesgo la vida y a las aportaciones del médico hispano que ha dedicado su vida a mejorar la atención
clínica de la enfermedad y que hoy salva vidas y miembros con un pionero y nuevo enfoque.

Video – http://origin-qps.onstreammedia.com/origin/multivu_archive/PRNA/ENR/Fernando_Davila_Necrotizing_Fasciitis.mp4

"Estos héroes merecen nuestro agradecimiento por su valor y sus esfuerzos para aminorar el sufrimiento que causa esta terrible enfermedad", dijo Jacqueline Roemmele, directora ejecutiva de la NNFF y autora de Surviving the Flesh-Eating Bacteria (siendo ella sobreviviente de la enfermedad).

Uno de los homenajeados es el Dr. Anibal Gauto, director médico del Wound Care Center en el Eisenhower
Medical Center
de Rancho Mirage, California. El Dr. Gauto vio su primer caso de fascitis necrotizante (o enfermedad carnívora) en la década de 1970, poco después de titularse como médico por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina, y migrar a los EE.UU. Desde entonces ha tratado a más de 160 víctimas. Afirma que ha sido una experiencia horrorosamente frustrante. "Cuando los médicos no identifican rápido la enfermedad las consecuencias son devastadoras y terribles: amputaciones múltiples o la muerte. El sufrimiento es absolutamente atroz".

Es muy común que se llame a expertos como el Dr. Gauto una vez que la enfermedad se ha extendido y ha pasado de un corte o rasguño aparentemente inocuo a amenazar miembros y vidas. Aun con tratamientos agresivos de antibióticos y cirugía
para cortar el tejido muerto alrededor de 20% de los pacientes mueren y muchos más pierden brazos, piernas u otras partes del cuerpo. La enfermedad es especialmente mortífera porque las toxinas de la herida siguen matando tejido mucho después de haber erradicado las bacterias causantes de la infección inicial. Esto explica por qué tantos pacientes pierden miembros.

Así que cuando el Dr. Gauto se enteró de un nuevo enfoque de tratamiento desarrollado por el Dr. John Crew, colega al frente del San Francisco Center for Advanced Wound Care en el Seton Medical Center de Daly City, California, ansiaba ponerlo a prueba. La idea consiste en irrigar la herida con un agente limpiador denominado NeutroPhase, fabricado por
NovaBay® Pharmaceuticals, Inc. (NYSE MKT: NBY), una biofarmacéutica de Emeryville, California. Hay estudios de laboratorio que muestran que, además de matar a las bacterias, NeutroPhase neutraliza las toxinas presentes en el tejido y parece detener la expansión del tejido muerto. Cuando el Dr. Gauto supo del nuevo método pensó: "Si esto funciona, es extraordinario y me encantaría formar parte del proceso".

En este año el Dr. Gauto tuvo la oportunidad de poner a prueba el nuevo enfoque ante la odisea que padeció el segundo héroe hispano de la NNFF, Fernando Davila. Miembro del personal de seguridad de un casino en Coachella, California, Davila empezó notando pequeñas costras en su pierna y pie, pero supuso que se debían al tratamiento de diálisis
renal al que estuvo sometido durante varios años.

No obstante, las pequeñas heridas se infectaron con bacterias y la infección se extendió. Davila enfermó cada vez más, hasta que un día se cayó dos veces camino al baño. Lo llevaron de urgencia al hospital, donde lo llenaron de antibióticos. Los médicos cortaron grandes trozos de tejido de ambas piernas y la parte superior de su pie izquierdo. Después de diez días la enfermedad carnívora parecía bajo control, así que lo dejaron ir a casa.

Sin embargo, Davila empeoró. La enfermedad siguió devorando tejidos. Volvió al hospital. "Tenía miedo", recuerda.

Entonces apareció el Dr. Anibal Gauto. ¿Estaría Davila dispuesto a probrar el tratamiento nuevo?, preguntó el Dr. Gauto.

Davila tuvo el
valor de decir sí. Para entonces, la mayor parte de la porción posterior de su pierna derecha ya estaba muerta, ahí tenía una herida gigantesca y profunda. Dos terceras partes de la superficie frontal de su pierna izquierda estaban muertas. Sobre su pie izquierdo se extendía un agujero enorme. El panorama era sombrío, pero gracias a la pericia del Dr. Gauto, recuerda Davila, "Supe que había esperanza".

Su esperanza estaba justificada. La infección del pie había avanzado demasiado y era imposible salvarlo, pero en seis días de tratamiento NeutroPhase detuvo el avance del tejido muerto en las piernas de Davila, las heridas sanaron y pudo conservar las piernas. "Me dieron de alta del hospital en una o dos semanas", dijo Davila. "Ya me puedo
parar y me emociona volver a mi vida y hacer lo que ya no podía hacer".

"Sin el tratamiento habría tenido que ser necesario amputar la pierna o quizás las dos piernas del Sr. Davila, o podría haber muerto", dijo el Dr. Gauto. "Este es un avance significativo en cuestión de tratamientos".

Tras ver los resultados del uso de NeutroPhase, el Dr. Gauto está ansioso por colaborar con la National Necrotizing Fasciitis Foundation y otros médicos y hospitales en una campaña de concientización nacional para difundir los riesgos de la enfermedad y los beneficios del nuevo tratamiento a base de NeutroPhase. "Creo que esto tiene el potencial de ser muy, muy importante", dijo el Dr. Gauto.

Hay mucho más por hacer a fin de difundir los esfuerzos y resultados exitosos de médicos como el
Dr. Gauto que finalmente están dando renovadas esperanzas a pacientes como Fernando Davila. Mientras tanto, por desgracia, muchos otros pacientes siguen contrayendo la enfermedad y padeciendo sus consecuencias, entre ellas la pérdida de miembros.

La NNFF narra las historias de muchos de estos valientes pacientes en su sitio web. Pero la fundación quisiera destacar a un paciente reciente que es especialmente inspirador, el tercer héroe hispano de la NNFF, Eddie Garcia.

Garcia ya había superado numerosos obstáculos en su vida hasta llegar a ser un exitoso maestro y coach en el área de Las Vegas cuando empezó a sentirse mal en enero de 2013. Como se relata en un reportaje de Las
Vegas Sun
, Garcia pensó que tenía una infección por estreptococo en la garganta. No fue así. En un día cayó inconsciente en el hospital con la enfermedad carnívora. Los médicos creían que tenía solo 20% de probabilidades de sobrevivir.

Los médicos consiguieron, con el tiempo, vencer la infección, pero el costo fue enorme. Garcia perdió ambas piernas y manos. Sin embargo, en unos meses ya estaba nuevamente entrenando a los equipos deportivos de su hijo y su hija. Además, a fines del año pasado recibió el reconocimiento Youth Coach of the Year Award de la National Alliance of Youth Sports.

"La historia de Garcia es un ejemplo de valor", dijo Jacqueline Roemmele. "Está reconstruyendo su vida después de una terrible experiencia. Pero como ya lo han demostrado los otros dos
héroes hispanos de la NNFF, en el futuro será posible mejorar los resultados de esta terrible enfermedad y lograr que sus consecuencias no sean tan devastadoras".

ACERCA DE LA NATIONAL NECROTIZING FASCIITIS FOUNDATION

La National Necrotizing Fasciitis Foundation (NNFF) es una organización 501(c)(3) sin fines de lucro fundada en 1997 por dos sobrevivientes de la enfermedad. Desde entonces, la NNFF se ha convertido en la principal fuente de información sobre la fascitis necrotizante en el mundo, así como un registro de casos reportados en todo el mundo. Su misión es educar para la concientización pública sobre el reconocimiento de síntomas y medidas preventivas; promover la investigación; ofrecer materiales, y brindar apoyo a quienes se encuentran afectados por la fascitis necrotizante a fin de ayudar a salvar vidas. Las dos fundadoras de la organización, Jacqueline A. Roemmele y Donna Batdorff, cuentan con una segunda edición de su exitosa obra testimonial "Surviving the Flesh-eating Bacteria" que se ha publicado este verano.

CONTACTO:

Jacqueline Roemmele

Directora ejecutiva

National Necrotizing Fasciitis Foundation

jroemmele@aol.com

908-422-7744

Homenaje a héroes hispanos en la lucha contra la enfermedad “carnívora”