Las personas mayores son más propensas a morir por caídas e incendios;...

Las personas mayores son más propensas a morir por caídas e incendios; un informe de la CPSC destaca los peligros ocultos en el hogar

Como parte de la Semana Nacional de Protección del Consumidor, la CPSC publica un nuevo informe sobre los riesgos de seguridad a los que se enfrentan las personas mayores dentro y fuera del hogar


COMPARTE ESTA NOTA

WASHINGTON, 7 de marzo de 2022 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Las personas mayores de 65 años en Estados Unidos representan el 71% de las muertes anuales relacionadas con productos del consumidor, a pesar de que solo constituyen el 16% de la población. Incluso en situaciones no fatales, los datos más recientes muestran que los productos en el hogar pueden representar riesgos significativos de lesiones al enviar a millones de personas mayores de 65 años al hospital cada año.

The U.S. Consumer Product Safety Commission is an independent federal agency created by Congress in 1973 and charged with protecting the American public from unreasonable risks of serious injury or death from more than 15,000 types of consumer products under the agency's jurisdiction. To report a dangerous product or a product-related injury, call the CPSC hotline at 1-800-638-2772, or visit http://www.saferproducts.gov. Further recall information is available at http://www.cpsc.gov.

De acuerdo al nuevo informeLesiones y Muertes Relacionadas con Productos del consumidor en Adultos de 65 años o Más, de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) casi tres millones de personas mayores llegan a las salas de emergencia cada año por lesiones relacionadas con productos. Los productos del consumidor también están vinculados a unas 3,800 muertes de personas mayores al año.

“Es un hecho que las personas mayores tienen muchas más probabilidades de sufrir una lesión grave, o de morir, por los peligros ocultos vinculados a los productos del consumidor en sus hogares que otros grupos de edad”, comentó el presidente de la CPSC, Alex Hoehn-Saric. “Este nuevo informe es un importante recordatorio de que la prevención de las lesiones y muertes relacionadas con los productos del consumidor en las personas mayores suele empezar por seguir unos pasos básicos para mejorar la seguridad en todas las áreas del hogar”, añadió.

Las caídas son, por mucho, la causa más común de lesiones y muertes relacionadas con productos en las personas de edad avanzada en los Estados Unidos. Las personas mayores tienen seis veces más probabilidades de ser atendidos en emergencias como consecuencia de una caída al suelo que los jóvenes. Cada año, un promedio de 1,800 muertes de personas mayores se producen por caídas y 1.5 millones de lesiones son tratadas en emergencias. Las caídas suelen producirse en el suelo, las escaleras, los escalones y de las camas. El último video de la CPSC sobre resbalones, tropiezos y caídas está disponible en versión corta y versión larga

Otros de los principales riesgos destacados en el informe de la CPSC, para las personas mayores, son los incendios, ahogamientos, transporte, intoxicación por monóxido de carbono (CO) y barandillas de las camas de los adultos.

Incendios

  • Los consumidores de edad avanzada tienen 3.5 veces más probabilidades de morir en incendios que la población general, con unas 930 muertes anuales. Los productos para fumar y el cocinar son dos de las principales fuentes de incendios. Las muertes por incendio de ropa son un riesgo que afecta desproporcionadamente a este grupo. La tasa de mortalidad estimada por incendio de ropa para los mayores de 65 años es 14 veces superior a la de los menores de 65 años. Vea nuestro Anuncio de Servicio Público (Public Service Announcement, PSA) sobre prevención de incendios para personas mayores.

Ahogamiento

  • Cada año mueren unas 300 personas mayores por ahogamiento, la mayoría de las muertes vinculadas a las piscinas, tinas de baño y spas.

Transporte bajo la jurisdicción de la CPSC

  • Cada año se producen más de 200 muertes de personas mayores en las que están implicados vehículos todo terreno, bicicletas y patinetas eléctricas (e-scooters).

 Envenenamiento por monóxido de carbono

  • Cada año mueren unos 45 consumidores de edad avanzada por intoxicación por monóxido de carbono (CO) procedente de fuentes como aparatos de calefacción, plantas eléctricas (generadores portátiles) y otras herramientas de motor.

Aprisionamiento en la barandilla de la cama

  • Las barandillas de cama portátiles para adultos provocan unas 16 muertes al año de víctimas de 65 años o más. Estas barandillas se compran generalmente para proteger a las personas que corren el riesgo de caerse de la cama. Desafortunadamente, muchas de las barandillas de cama no cumplen con las normas de seguridad y representan un riesgo de aprisionamiento que puede provocar asfixia. Las víctimas pueden quedar atrapadas, atascadas, encajadas o aprisionadas entre el colchón o la cama y la barandilla, entre las barras de la barandilla o entre una cómoda y la barandilla.

¿Qué pueden hacer las personas mayores para evitar este tipo de lesiones y muertes relacionadas con los productos?

Las personas mayores y sus acompañantes pueden prevenir estas trágicas lesiones y muertes siguiendo las medidas de seguridad a continuación:

  • Instalar pasamanos en ambos lados de las escaleras de su casa.
  • Mantener las escaleras bien iluminadas y libres de obstáculos.
  • Al usar las escaleras, sujetarse siempre de los pasamanos.
  • Mantener los pisos despejados y con antideslizantes.
  • Retirar las alfombras sueltas, los cables y otros elementos que representen un riesgo de tropiezo. Asegurarse de que todas las alfombras, tapetes y otras superficies sean antideslizantes.
  • Instalar barras de sujeción y superficies antideslizantes en el baño.
  • No fumar nunca en la cama.
  • Instalar detectores de humo en todos los niveles de la casa, en cada dormitorio y afuera de cada área de dormir. Instalar alarmas detectoras de monóxido de carbono en cada piso.
  • No usar ropa suelta al cocinar en la estufa ya que podría incendiarse.
  • Vigilar los alimentos que se cocinan en la estufa y el horno.
  • Verificar si las barandillas de cama portátiles para adultos de su casa fueron retiradas del mercado. De ser así, no las utilice. Si compra nuevas, busque barandillas que cumplan con el estándar voluntario ASTM F3186 – 17, Especificación Estándar para Barandillas de Camas Portátiles para Adultos y Productos Relacionados (Standard Specification for Adult Portable Bed Rails and Related Products.)
  • No nadar solo. Tomar clases de natación. Usar un flotador si no está seguro de poder nadar.
  • Solicitar una inspección profesional de la estufa antes de encenderla para detectar riesgos de monóxido de carbono o incendio.
  • No opere una planta eléctrica dentro de la casa. Las plantas eléctricas deben utilizarse solo en el exterior, a una distancia mínima de 20 pies (seis metros) de la casa, y nunca cerca de ventanas ni respiraderos.
  • No hacer funcionar herramientas de motor en interiores, aunque sea por poco tiempo, para hacer/probar reparaciones.
  • Prestar atención al tráfico y llevar el equipo adecuado al andar en cuatrimoto, bicicleta o patineta eléctrica.

Para obtener más consejos sobre caídas y otros peligros, visite el Centro de educación sobre seguridad para personas mayores de la CPSC.

Recursos adicionales:
Afiche Peligros en el hogar para personas mayores
Seguridad para los consumidores de edad avanzada – Lista de verificación de seguridad en el hogar
Hogar seguro con_personas_mayores   
¡Haga sonar la alarma! Consejos de prevención de incendios para personas mayores 
Centro de educación sobre seguridad contra incendios 
Centro de educación sobre seguridad multigeneracional (en inglés)

Acerca de la CPSC
La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) se encarga de proteger al público contra riesgos irrazonables de lesión o muerte asociados con el uso de miles de tipos de productos del consumidor. Muertes, lesiones y daños a la propiedad debido a incidentes con productos del consumidor le cuestan al país más de $1 billón de dólares al año. La labor de la CPSC ha contribuido a una disminución en el índice de lesiones vinculadas a los productos del consumidor en los últimos casi 50 años.

La ley federal prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro voluntario del mercado anunciado públicamente y llevado a cabo por el fabricante; o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.

Para más información:
– Visite SeguridadConsumidor.gov.
– Reciba alertas electrónicas
– Síganos en Twitter @SeguridadConsum, @USCPSC y en Facebook e Instagram @USCPSC.
– Reporte productos peligrosos o lesiones por productos en www.SaferProducts.gov.
– Llame a la línea de información al 800-638-2772 (teletipo 301-595-7054).
Contacto para los medios de comunicación.

*Entrevistas en español disponibles

Comunicado número: 22-092

Logo – https://mma.prnewswire.com/media/1521112/US_Consumer_Product_Safety_Commission_Logo.jpg

FUENTE U.S. Consumer Product Safety Commission

Las personas mayores son más propensas a morir por caídas e incendios; un informe de la CPSC destaca los peligros ocultos en el hogar