La fundación NO MORE y la National Domestic Violence Hotline responden al...

La fundación NO MORE y la National Domestic Violence Hotline responden al aumento del abuso doméstico durante la crisis del COVID-19 con una campaña multifacética

Cientos de vallas publicitarias donadas por Lamar serán erguidas en más de 50 mercados de EE.UU., al mismo tiempo que se colocarán afiches en farmacias y vallas publicitarias en lugares prominentes de todo el Reino Unido. La campaña creada por MRM ofrece maneras para que las personas que están seguras en sus casas puedan proporcionar apoyo a los sobrevivientes de violencia doméstica que no lo están


COMPARTE ESTA NOTA

NUEVA YORK, 29 de abril de 2020 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Los informes de muchas ciudades y países indican que la crisis del COVID-19 está provocando un importante aumento de la violencia doméstica, y varios países y ciudades citan haber tenido más del doble del número habitual de llamadas a la policía, a las líneas telefónicas de ayuda y/o a los servicios de apoyo. La línea telefónica National Domestic Violence Hotline (The Hotline) está recibiendo muchas llamadas de sobrevivientes de violencia doméstica que indican que el COVID-19 está siendo utilizado por parejas abusivas para aumentar el control y el abuso. Como respuesta directa a la situación, la NO MORE Foundation (NO MÁS) y The Hotline están ampliando significativamente su campaña pública de sensibilización y acción recientemente lanzada.

Titulada #Listeningfromhome (Escuchar desde casa) y creada por MRM, la campaña tiene por objetivo aumentar la concienciación de las personas sobre la violencia doméstica y alentarlas a obtener ayuda de manera segura si experimentan, escuchan u observan incidentes de abuso doméstico. Además de un esfuerzo ampliado en las redes sociales, la campaña será incluida ahora en más de 300 vallas publicitarias digitales de Lamar en más de 50 mercados de los Estados Unidos. En el Reino Unido, en asociación con el capítulo “U.K. Says NO MORE” (El Reino Unido dice NO MÁS), los afiches de la campaña se colocarán en las farmacias y en varias vallas publicitarias de todo el país, movilizando espacios comunitarios clave para servir como lugares de acceso a la información y al apoyo.

Específicamente, se aconseja a las personas que escuchan hablar de un ser querido o vecino que es objeto de violencia doméstica:

  • En los EE.UU., llamar The Hotline al 1-800-799-7233 para conseguir apoyo. En el Reino Unido, se puede encontrar información de apoyo local a través de la aplicación Bright Sky.
  • Llamar a la policía en caso de emergencia.
  • Obtener más información sobre todas las formas de abuso en el sitio nomore.org.
  • Hacer una donación a The Hotline para que pueda seguir prestando servicios vitales y críticos a cientos de miles de supervivientes.

Una de cada cuatro mujeres y uno de cada nueve hombres experimentan grave violencia física a manos de su pareja, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Con muchas personas actualmente aisladas en casa para contener la propagación de COVID-19, muchas víctimas de violencia doméstica se encuentran atrapadas junto a sus abusadores. Cualquier factor externo que añada estrés y tensión financiera puede afectar negativamente a los sobrevivientes y crear circunstancias en las que su seguridad se vea aún más comprometida.

“Estos son tiempos difíciles para todos, y más aún para las víctimas de abuso doméstico”, dijo Ian Dallimore, vicepresidente de desarrollo digital de Lamar Advertising. “El mensaje de NO MORE es uno muy importante en tiempos como estos. Nos enorgullece apoyar los esfuerzos de la National Domestic Violence Hotline y ayudar a concienciar sobre los horrores del abuso doméstico a través de nuestra red digital”.

“Como en el caso del COVID-19, los signos de abuso doméstico no siempre son visibles. Sin embargo, ahora que la gente está en casa, puede que escuchen más de lo habitual lo que sucede en las casas de sus vecinos. Queremos reclutar a estas personas como aliados en el esfuerzo por detener la epidemia de la violencia doméstica, tanto ahora como más allá de esta crisis inmediata”, dijo Pamela Zaballa, directora ejecutiva global de la fundación NO MORE Foundation.

“El aislamiento es una de las tácticas más fuertes que puede utilizar un abusador; por esta razón, es más importante que nunca crear una comunidad en torno a un superviviente durante el COVID-19”, dijo Katie Ray-Jones, directora ejecutiva de la National Domestic Violence Hotline. “Para aquellos que conocen y se preocupan por los sobrevivientes o que observan el abuso, usted puede ser parte del plan de seguridad de la víctima. Ya sea que usted sea un sobreviviente o alguien que se preocupa por un sobreviviente, los defensores de The Hotline están aquí para ayudarle a entender las mejores maneras de protegerse a sí mismo y apoyar a aquellos en riesgo”.

“Este es un momento en el tiempo que no podemos perder; es un momento para activar la nación para que ‘Escuchen desde casa’ mientras ‘Trabajan desde casa’. Y lo que es más importante, orientar a las personas sobre los recursos de ayuda”, dijo Nicky Bullard, presidenta de la junta directiva y directora creativa de MRM.

“Sabemos que a las víctimas de abuso doméstico se les hace difícil obtener acceso a ayuda debido al acecho y el control que experimentan. Reconocemos el papel que desempeñan las farmacias en la sociedad y más aún en un momento de crisis como el actual”, dijo Sandra Gidley, presidenta de la Royal Pharmaceutical Society. “Nos comprometemos a alentar a todos nuestros miembros en todo el Reino Unido a formar parte de la respuesta al abuso doméstico, al asegurar que podamos ofrecer a las víctimas acceso a servicios especializados de apoyo contra el abuso doméstico”.

“Durante este momento crítico, es importante que verifiquemos cómo están nuestros familiares, amigos y vecinos que pueden estar afectados. Los socorristas están esperando nuestras llamadas y pueden proporcionar las herramientas necesarias para señalar que se necesita ayuda. Si todos estamos pendientes de escuchar las señales de violencia doméstica, podemos salvar una vida”, dijo Lyndsey Dearlove, directora de UK SAYS NO MAS. 

Acerca de NO MORE: La NO MORE Foundation se dedica a poner fin a la violencia doméstica y a la agresión sexual mediante el aumento de la concienciación, la inspiración a tomar acción y el fomento del cambio cultural. Con más de 1,400 organizaciones aliadas y más de 40 capítulos estatales, locales e internacionales, la fundación NO MORE estimula el activismo de base, animando a todos -mujeres y hombres, jóvenes y adultos, de todas las profesiones y condiciones sociales- a ser parte de la solución. La fundación crea y proporciona campañas de concienciación pública, recursos educativos y herramientas de organización comunitaria gratuitas para todo aquel que desee detener y prevenir la violencia doméstica. Fundada en 2013, NO MORE ha reunido a la mayor coalición de grupos defensores, proveedores de servicios, oficinas gubernamentales, grandes empresas, universidades, comunidades y personas, todos bajo una marca común y un símbolo unificador en apoyo de un mundo libre de violencia.

Acerca de la National Domestic Violence Hotline: Durante casi veinticinco años, la National Domestic Violence Hotline ha respondido al llamado -respondiendo a más de 5.2 millones de llamadas, chats y mensajes de texto hasta la fecha- de los afectados por el abuso dentro de las relaciones. Como el único proveedor nacional de servicios que atiende las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días al año a través de llamadas, chats y mensajes de texto, la organización trabaja para arrojar luz sobre la violencia doméstica apoyando y defendiendo a los supervivientes, ofreciendo esperanza en tiempos de crisis y promoviendo relaciones saludables para todos.

La línea telefónica de ayuda The Hotline trabaja a todos los niveles para asegurar un futuro en el que todas las relaciones sean positivas, saludables y libres de violencia. Los defensores proporcionan apoyo a través del chat en línea en los sitios loveisrespect.org y TheHotline.org, a través de mensajes de texto enviando el mensaje ‘loveis’ al 22522*, y por teléfono llamando a The Hotline al 1-800-799-SAFE o llamando a loveisrespect al 1-866-331-9474.

Acerca de Lamar Advertising Company
Fundada en 1902, Lamar Advertising Company es una de las mayores empresas de publicidad exterior del mundo, con más de 360,000 vallas publicitarias en los Estados Unidos y Canadá. Lamar ofrece a los anunciantes una variedad de formatos de publicidad, tales como vallas publicitarias, logotipos interestatales y publicidad en medios de transporte y aeropuertos, ayudando tanto a las empresas locales como a las marcas nacionales a llegar a un amplio público todos los días. Además de su inventario más tradicional de publicidad exterior, Lamar se enorgullece de ofrecer a sus clientes la mayor red de vallas publicitarias digitales en Estados Unidos, con más de 3,500 vallas digitales. Para obtener más información, visite el sitio www.lamar.com o póngase en contacto con nosotros en la dirección hello@lamar.com.

Acerca de MRM: MRM es una agencia líder en ciencia de los datos, innovación tecnológica y marketing relacional impulsados de forma creativa que ayuda a las marcas a cultivar relaciones significativas con las personas. La agencia aprovecha el poder de la creatividad, la belleza de los datos, la magia de la tecnología y el impacto de las conexiones para impulsar los resultados de negocio. MRM//McCann forma parte del Interpublic Group y es una agencia líder en la red del McCann Worldgroup, que cuenta con más de 40 oficinas en Norteamérica, América Latina, Europa, Oriente Medio y Asia-Pacífico. Para obtener más información, visite el sitio mrm-mccann.co.uk.

Lista de créditos de MRM:
Directora creativa / Redactora – Nicky Bullard
Director creativo ejecutivo – James Thorley
Director creativo adjunto / Director de arte – Jon Wells
Diseñador – Agatha O’Neill
Directora de cuentas – Sarah Tille

FUENTE The National Domestic Violence Hotline

La fundación NO MORE y la National Domestic Violence Hotline responden al aumento del abuso doméstico durante la crisis del COVID-19 con una campaña multifacética