Nuevo informe de la Alzheimer’s Association señala que los médicos y el...

Nuevo informe de la Alzheimer’s Association señala que los médicos y el público enfrentan retos en entender y distinguir el desarrollo temprano del Alzheimer del “envejecimiento normal”



COMPARTE ESTA NOTA

 — Encuestas nacionales revelan la necesidad de aumentar la conciencia del deterioro cognitivo leve y los beneficios del diagnóstico y el tratamiento temprano del deterioro cognitivo —

— El informe ofrece los datos más recientes sobre la prevalencia, la mortalidad, el cuidado, el personal, y los costos del Alzheimer  

CHICAGO, 15 de marzo de 2022 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El informe Datos y cifras sobre la enfermedad de Alzheimer 2022 de la Alzheimer’s Association revela nuevas revelaciones relacionadas a los retos que tanto los médicos como el público estadounidense enfrentan en entender y diagnosticar el deterioro cognitivo leve (MCI por sus siglas en inglés), lo cual es caracterizado por cambios sutiles en la memoria y el pensamiento. Se estima que el 10% al 15% de los individuos con MCI llegan a desarrollar demencia cada año.  Y mientras el tamaño de la población estadounidense de personas de 65 años y mayores continúa creciendo (de 58 millones en 2021 a 88 millones para 2050), también crecerá el número y la proporción de estadounidenses con Alzheimer u otras demencias con el riesgo aumentado de demencia que acompaña el envejecimiento. 

El informe anual Datos y cifras proporciona una mirada profunda a las estadísticas nacionales y de estado-por-estado más recientes sobre la prevalencia, la mortalidad, el cuidado, y los costos de cuidado de la enfermedad de Alzheimer.  El informe de este año también incluye una nueva sección sobre el personal de cuidado de demencia. Un informe especial adjunto, “Más que el envejecimiento normal: entender el deterioro cognitivo leve (MCI)”, por primera vez examina el entendimiento tanto del público como de los médicos de atención primaria (PCP por sus siglas en inglés) de la conciencia real, el diagnóstico, y el tratamiento de MCI y MCI debido a la enfermedad de Alzheimer en los EE.UU.  

“El deterioro cognitivo leve se suele confundir con el ‘envejecimiento normal’, pero no es una parte del proceso de envejecimiento típico”, dijo Maria Carrillo, Ph.D., directora científica, Alzheimer’s Association.  “Distinguir entre problemas cognitivos que resultan del envejecimiento normal, los asociados con MCI, y los relacionados con el MCI debido a la enfermedad de Alzheimer es crítico en ayudar a los individuos, sus familias, y sus médicos a prepararse para el futuro tratamiento y cuidado”.  

Se estima que el 12% al 18% de personas de 60 años o mayores tienen MCI.  Mientras que algunos individuos con MCI revierten a la cognición normal o se quedan estables, los estudios sugieren que el 10% al 15% de los individuos con MCI llegan a desarrollar demencia cada año.  Alrededor de un tercio de las personas con MCI debido a la enfermedad de Alzheimer desarrollan demencia de Alzheimer dentro de cinco años.  Identificar cuáles individuos viviendo con MCI son más propensos a desarrollar demencia de Alzheimer es un objetivo mayor de la investigación actual, potencialmente permitiendo intervención y tratamiento de la enfermedad más temprano. 

La falta de conciencia y el miedo
A pesar de la prevalencia entre estadounidenses mayores, el nuevo informe concluyó que más de 4 de 5 estadounidenses (82%) saben muy poco o no están familiarizados con el MCI.  Cuando se les ofrece una descripción de MCI, más de la mitad (55%) dicen que el MCI suena como el “envejecimiento normal”.

Cuando se describe el MCI debido a la enfermedad de Alzheimer, casi la mitad de los encuestados (42%) expresan preocupación de desarrollarlo en el futuro.  A pesar de estas preocupaciones, una mayoría grande (85%) quisieran aprender de la enfermedad de Alzheimer en su desarrollo temprano, o durante la fase del MCI (54%) o la etapa de demencia leve (31%).

Los retos en el diálogo y el diagnóstico
Hallazgos adicionales ilustran por qué los individuos mostrando síntomas de MCI resisten discutirlos con sus médicos, quienes enfrentan retos persistentes en diagnosticar a sus pacientes.  Entre los hallazgos:

  • Menos de la mitad de los encuestados (40%) dicen que irían a ver a su médico de inmediato si experimentaran síntomas de MCI, mientras la mayoría (60%) esperarían o no verían a su médico. 
  • Casi 8 de 10 encuestados (78%) expresaron preocupaciones sobre ver a un médico para síntomas de MCI, citando razones tales como el miedo de recibir un diagnóstico incorrecto (28%); aprender que tienen un problema grave (27%); el miedo de recibir un tratamiento no necesario (26%); o creer que los síntomas se resolverián al paso del tiempo (23%). 
  • El 75% de los PCP dicen que están en la primera línea de proporcionar cuidado a sus pacientes con MCI.  Sin embargo, solo dos tercios dicen que se sienten cómodos contestando preguntas de sus pacientes relacionadas al MCI (65%) y/o platicando sobre cómo el MCI pueda ser relacionado a la enfermedad de Alzheimer (60%).
  • Los PCP están comprometidos a aprender más sobre el MCI debido a la enfermedad de Alzheimer y ven beneficios claros al hacer un diagnóstico específico (90%).  A pesar de esto, más de tres cuartos de los PCP (77%) reportan que el MCI debido a la enfermedad de Alzheimer es difícil de diagnosticar, y la mitad (51%) no suelen sentirse cómodos diagnosticándolo. 

“Entender y reconocer el deterioro cognitivo leve debido a la enfermedad de Alzheimer es importante porque proporciona una oportunidad más temprana de intervenir en el continuo de la enfermedad de Alzheimer”, dijo Carrillo.  “Mientras no exista una cura para la enfermedad de Alzheimer en la actualidad, intervenir más temprano ofrece una oportunidad para manejar mejor la enfermedad y potencialmente demorar la progresión durante un tiempo en el cual los individuos están funcionando independientemente y manteniendo una calidad de vida buena”. 

Las perspectivas raciales y étnicas
La preocupación y la confusión en torno del  MCI son evidentes entre diversas poblaciones también:

  • La conciencia y el entendimiento del MCI es bajo entre todos los grupos raciales y etnicos encuestados: los blancos (18%), los asiáticos (18%), los nativos americanos (18%), los negros (18%), y los hispanos (17%).
  • Los hispanos (79%) y los negros (80%) reportan que quisieran saber si tienen la enfermedad de Alzheimer en una etapa más temprana (MCI o demencia de Alzheimer leve), lo cual es ligeramente menos al compararse con los blancos (88%) y los asiáticos (84%) y los nativos americanos (84%). 
  • Los asiáticos (54%) y los hispanos (52%) son más propensos a preocuparse sobre desarrollar MCI comparados con los nativos americanos (47%), los blancos (45%), y los negros (44%).
  • Los asiáticos (50%), los hispanos (49%), y los negros (47%) son los más propensos a preocuparse por desarrollar MCI debido a la enfermedad de Alzheimer, seguidos por los nativos americanos (41%) y los blancos (39%).
  • Recibir un diagnóstico incorrecto fue la preocupación mayor para no ver a un médico de inmediato para síntomas de MCI entre los asiáticos (38%), los negros (31%), y los blancos (27%).  La mayor razón citada por los hispanos (27%) y los nativos americanos (31%) fue aprender que tienen un problema grave. 
  • En general, el 43% de estadounidenses citaron la participación en ensayos clínicos como la razón para el diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer.  Sin embargo, los blancos (50%) fueron dos veces más propensos que los hispanos (25%) en citar la participacion en los ensayos clínicos como una razón para el diagnóstico temprano, seguidos por los asiáticos (40%), los nativos americanos (35%), y los negros (32%).

“Los ensayos clínicos son críticos para entender más sobre los tratamientos y el cuidado actuales y potenciales de la enfermedad de Alzheimer”, dijo Carrillo.  “Mientras se acelera la investigación, necesitamos abordar de una manera mejor las preocupaciones culturales, los problemas de acceso, y otros factores para asegurar la participación aumentada en los ensayos clínicos entre personas de todas orígenes, especialmente entre las poblaciones diversas”. 

La importancia de la intervención temprana, las recomendaciones de los médicos
De los encuestados que querían aprender sobre la enfermedad de Alzheimer durante la fase de MCI, más de la mitad (70%) notaron la necesidad de planificar y oportunidades de tratamiento.  El diagnóstico temprano les da tiempo a las familias para tomar decisiones legales, financieras, y de cuidado para el futuro, basadas en las preocupaciones y prioridades del paciente, y es asociado con costos generales de salud más bajos. Además, la gran mayoría de los PCP (86%) dijeron que la intervención temprana puede demorar la progresión del deterioro cognitivo. 

A pesar de esto, sólo 1 de 5 PCP (20%) reporta estar familiarizado con ensayos clínicos disponibles a sus pacientes con MCI, y solo 1 de 4 PCP (23%) dice que está familiarizado con nuevas terapias en desarrollo para abordar el MCI debido a la enfermedad de Alzheimer.  Cuando detectan el MCI, los PCP suelen recomendar cambios de estilo de vida (73%).

“Hay más trabajo que hacer cuando se trata de expandir la preparación de los médicos de atención primaria de diagnosticar deterioro cognitivo, incluyendo MCI y MCI debido a la enfermedad de Alzheimer, particularmente mientras hacen avances en el diagnóstico”, dijo Morgan Daven, vicepresidente de sistemas de salud, Alzheimer’s Association.  “Esto incluye la conciencia de tratamientos potenciales de los médicos de atención primaria y la participación de pacientes en ensayos clínicos e investigaciones relacionados con la enfermedad de Alzheimer”.

Pronóstico del futuro y oportunidades
A pesar de la devastación que la enfermedad de Alzheimer continúa teniendo sobre los individuos y las familias en todo el país, tanto los pacientes como los PCP expresan optimismo que se acercan nuevos tratamientos para combatir el Alzheimer.  La encuesta concluyó que más de 7 de 10 estadounidenses (73%) esperan nuevos tratamientos para demorar la progresión de la enfermedad de Alzheimer estarán disponibles dentro de la próxima década.  Más de la mitad de los estadounidenses creen que va a haber nuevos tratamientos para detener la progresión (60%) y para prevenir (53%) la enfermedad de Alzheimer.  Entre los PCP, el 82% esperan que van a haber nuevos tratamientos para demorar la progresión de la enfermedad de Alzheimer dentro de la próxima década.  Más de la mitad de los PCP (54%) anticipan tratamientos para detener la progresión de la enfermedad y el 42% creen que van a haber tratamientos para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Las últimas dos décadas han marcado un aumento en el desarrollo de una nueva clase de medicamentos que apuntan a la biología subyacente e intentan a demorar la progresión de la enfermedad de Alzheimer.  Desde febrero de 2022, hay 104 tratamientos que modifican la enfermedad siendo evaluados en ensayos clínicos o en varias etapas de aprobación regulatoria.  Estas terapias potenciales pretenden demorar la progresión del MCI debido a la enfermedad de Alzheimer y demencia de Alzheimer leve, según la Alzheimer’s Association. 

El impacto del COVID-19
El informe también examinó el impacto devastador de la pandemia COVID-19 en las personas viviendo con la enfermedad de Alzheimer.  Mientras no se sabe cómo el COVID-19 influirá en el número y la proporción de personas en los EE.UU. con Alzheimer, el COVID-19 ha tenido un efecto dramático claro en la mortalidad del Alzheimer y otras demencias.  Según el informe, hubo 44,729 más muertes de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias en 2020 comparado con promedios durante los cinco años previos – un aumento de 17%. 

El informe destaca datos preliminares y anecdóticos indicando que la pandemia también tiene efectos adversos sobre cuidadores familiares.  Nota que los retos relacionados a la pandemia, incluyendo el cierre de centros de servicios diurnos para adultos y la inhabilidad de las familias de visitar o comunicarse con parientes en sitios de cuidado de largo plazo, han causado “destreza emocional y otros resultados negativos entre los cuidadores”. 

Acerca de la Alzheimer’s Association
La Alzheimer’s Association es una organización de salud voluntaria global dedicada al cuidado, apoyo, e investigación del Alzheimer.  La misión de la Alzheimer’s Association es liderar el camino para ponerle fin a la enfermedad de Alzheimer y a todas las demás manifestaciones de demencia acelerando la investigación mundial, impulsando la reducción de riesgos y la detección temprana, y optimizando los cuidados y el apoyo de calidad.  Nuestra visión es un mundo sin la enfermedad de Alzheimer y todas las demás demencias®.  Visite alz.org o llame al 800.272.3900.

Alzheimer's Association Facts & Figures 2022 General Report Infographic - Spanish

 

Alzheimer's Association Facts & Figures 2022 Special Report Infographic - Spanish

 

Alzheimer's Association Logo (PRNewsfoto/Alzheimer's Association)

Video – https://mma.prnewswire.com/media/1766635/Alzheimer_Facts_and_Figures_Broll_and_Bites_Spanish_Shortened.mp4
PDF – https://mma.prnewswire.com/media/1766633/ALZ_FF22_03_02_22_Spanish_general_report_infographic.pdf
PDF – https://mma.prnewswire.com/media/1766634/ALZ_SR22_Spanish_special_report_infographic.pdf
Logo – https://mma.prnewswire.com/media/479350/Alzheimer_s_Association_Logo.jpg

 

FUENTE Alzheimer’s Association

Nuevo informe de la Alzheimer’s Association señala que los médicos y el público enfrentan retos en entender y distinguir el desarrollo temprano del Alzheimer del “envejecimiento normal”